Lo que significa vivir con los abuelos


Las familias vienen en diferentes formas y tamaños, algunas más grandes que otras, pero todas válidas y llenas de amor. Cuando tenemos un hijo, a muchas nos toca seguir viviendo con nuestros papás por diferentes razones. Si vives – o has vivido – en algún momento con tus papás y tu hijo/a seguramente has recibido comentarios de todo tipo.

En unos meses más, Cayetana y yo cumplimos 04 años de vivir con mis papás. Ellos son súper jóvenes y para Caye ellos son Gabi y Grandpa. Esto es lo significa vivir con los abuelos para nosotras.

Para mamá: Vivir con mis papás significa tener la ayuda de expertos desde el día 1. Significa tener a alguien que te oriente cuando la maternidad te sobrepasa y no tienes idea de cuál es el siguiente paso. Vivir con ellos es levantarte cansada y tener un abrazo reconfortante que dice que todo estará bien. Es tener constantemente el apoyo sincero de quienes más te quieren. Fue poder acabar la carrera y trabajar en lo que amo porque tengo su ayuda.

Para Cayetana: Es llegar del nido para saludarlos y jugar con Grandpa hasta que mamá nos pida que bajemos el volumen. Es ir con Gabi a ver dibujos por la tarde y quedarnos juntas en la cama riendo mientras comemos pop corn. Significa tener dulces y galletas sorpresa por las tardes. Miradas y risas cómplices además de abrazos calientitos en las noches frías de Cusco. Es tener una celebración extra cuando aprendo algo nuevo o cada vez que tengo una actuación. Gabi y Grandpa son felicidad, amor y juegos. Son la calma cuando mamá esta en modo Hulk y el orden cuando mamá se desorienta.

Vivir con los abuelos es darle más alegría a cada día, es sumar aprendizajes y disfrutar su compañía. También es estrés y silencio que no tienen desde que una bebe llegó a casa. Es una dosis de paciencia extra cuando hay un berrinche o el llanto no para. Siempre pienso que hubiera sido imposible para mí criar sola a Cayetana, o que ella no sería todo lo que es sin su presencia constante. Muchas veces, sin que ellos lo sepan, tenerlos conmigo me ayudó en mis días más grises.

Sobre los comentarios de la gente, olvídense! Siempre tendrán algo que decir. Si todavía viven con sus papás, tengan por seguro que sus hijos han aprendido muchísimo de ellos y que es una experiencia invaluable. Valoremos la dedicación, el amor y el tiempo que les dan tanto a ellos como a nosotras. Si ya te toca independizarte – como a mi – o ya te fuiste, recuerda que esos lazos deben continuar! Fortalezcamos estas relaciones para que perduren para el resto de sus vidas. Ya verán todo lo que ellos nos van aportando!

Stephanie Guerra
Millenial, Administradora, pero sobre todo #MamáChibola. Hace 03 años me convertí en mamá y han sido los años más locos y llenos de aprendizaje que tenido en mis veintitrés vueltas al sol. Acompáñame en esta aventura!

CONVERSACIÓN

0 comentarios:

Publicar un comentario