GALLETAS GINGERBREAD CON CHOCOLATE




Si estaban buscando algo para regalar en esta Navidad, pues dejen de buscar porque les traigo el regalo ideal. Es que creo que algo hecho en casa es el mejor regalo y estas Galletas Gingerbread con Chocolate son perfectas.

Les voy a confesar algo, la primera vez que hice estas galletas fue un fracaso, bueno, un fracaso a medias. Y es que a veces pasa, y lo cierto es que aún no sé bien en qué me equivoqué y casi casi la masa termina en la basura.

Pero como no me gusta darme por vencida, las volví a hacer, y esta vez medí y pesé varias veces cada ingrediente, revisando en detalle la receta y lo que iba poniendo en mi mesa y recién cuando tuve todo organizado, me puse a hacerlas y el resultado esta vez fue perfecto. Las galletas salieron como debían salir, y de sabor, deliciosas.

Lo que tienen de particular estas galletas, además de llevar mil especias como toda galleta Gingerbread, es que lleva kion (jengibre) fresco y chocolate. El kion le da un toque picantito que se pierde en la boca y hace que la persona que lo come no logre identificar el sabor, y me encanta cuando eso pasa, me divierte.

En cuanto al chocolate, usé chispas de chocolate al 70%, y ese sabor medio amarguito mezclado con el picante hace que las galletas tengan ese sabor especial. La receta en verdad es con trocitos de chocolate, es decir, la tableta de chocolate picada, pero me dio flojera picar chocolate y por eso usé las chispitas. Ustedes pueden elegir la opción que prefieran, pero eso sí, usen un buen chocolate.
La masa la pueden preparar unos días antes y tenerla en la refri, y ya para el 24 o el 25, según cuándo celebren la Navidad, hornean sus galletas, y una vez frías las pueden empacar en bolsitas, les ponen un lazo lindo y las llevan de regalo para la familia. Yo suelo ser más práctica y llevo las galletas en una bandeja, así, después del almuerzo del 25, a la hora del café, las pongo sobre la mesa y a comer.
Vamos con la receta.

GALLETAS GINGERBREAD CON CHOCOLATE
Ingredientes:
1 ½ tazas de harina
1 ¼ cucharaditas de kion (jengibre) en polvo
1 cucharadita de canela en polvo
¼ cucharadita de clavo de olor en polvo
¼ cucharadita de nuez moscada en polvo
1 cucharada de cocoa (cacao amargo)
112 gr (½ taza) de mantequilla sin sal
1 cucharada de kion (jengibre) fresco rallado
½ taza de panela o azúcar rubia
¼ taza de miel de chancaca (melaza)
1 cucharadita de bicarbonato
1 ½ cucharaditas de agua hirviendo
200 gr de chispas de chocolate
Azúcar para rodar las galletas
Preparación:
En un tazón cernir la harina junto con el kion en polvo, canela, clavo de olor, nuez moscada y cocoa. Reservar.
En la batidora batir la mantequilla con el kion fresco rallado hasta que se desprenda todo su olor.
Agregar la panela y batir bien hasta que la mezcla aclare un poco.
Agregar la miel de chancaca y seguir batiendo hasta ver que todo quede bien integrado.
Disolver el bicarbonato en el agua hirviendo, remover bien y reservar.
Retirar el tazón de la batidora, agregar los ingredientes secos en dos partes, alternando con el bicarbonato y mezclar solo hasta integrar.
Agregar las chispas de chocolate y mezclar.
Colocar la masa sobre film, formar un disco, cubrir con el film y refrigerar por lo menos 2 horas.
Forrar una placa para horno con silpat o papel manteca.
Retirar la masa de la refri, hacer bolitas, colocarlas bien separadas en la placa para horno y llevar a refrigerar por 20 minutos.
Precalentar el horno en 325°F/160°C
Retirar las galletas de la refri, rodarlas por azúcar, volverlas a colocar en la placa y hornear por 10 a 12 minutos.
Retirar del horno, dejar entibiar unos 5 minutos en la placa para luego pasarlas a una rejilla para que enfríen totalmente.