¿Cómo haces que coma? ¿Cuántas comidas diarias? ¿Sigue tomando leche?




Son algunas de las preguntas que me hacen siempre que ven lo rico que come Ale y les voy a contar mi secreto...
No tengo ni uno... hay días que no quiere comer o que simplemente no le gusta, no es siempre pero de vez en cuando pasa y ni modo. Nunca lo hemos obligado a comer, si ya no quiere o si ese día prefiere tomar leche lo dejamos, más aún cuando están saliéndole los dientes. Porque pase de vez en cuando no se van a desnutrir ni enfermar.


Pero en este año seis meses hemos ido aprendiendo un par de cosas que nos han sido útiles. Como por ejemplo y la más importante de todas, el dejarlo comer solo, si bien todo termina una desgracia absolutamente TODO, esto los favorece muchísimo porque experimentan diferentes texturas, sabores, colores, etc. Esto los estimula, aunque la antigua escuela te diga que están comiendo como animalitos Jajajaja (perdón por lo de antiguo papi), los ayuda a estimular su sistema motriz, la curiosidad los hace comer, ya de por sí instintivamente todo se lo llevan a la boca y así poco a poco ellos mismos comen lo que necesitan, igual mientras Ale va comiendo solo yo le voy dando también con la cuchara, algo así como que alternado y cuando llega el momento que dice no, pues es no. Nadie mejor que él para saber que esta satisfecho. 


También es cierto que se aburren SÚPER rápido, pueden tener hambre pero ya están aburridos de estar ahí sentado, la solución no es ponerles el celular o tele, con una simple tapa y una cuchara se entretienen jajaja y comen muy bien. A nuestro parecer el prenderles alguno de esos aparatos y hacerlos ver dibujos hacen que estén más concentrados en ver qué pasa que en comer, pasa igual que con los adultos que nos quedamos como pegados. 

Algo que también deben tener en cuenta es que si le han dado un biberón de leche unas horas antes del almuerzo es obvio que no va a querer comer, su estómago no es gigante como el nuestro (por lo menos el mío lo es) y la cantidad de comida que ellos ingieren obviamente no es la misma que la de un adulto. No pretendamos que después de tomarse todo un biberón, tengan ganas de comer. Y es ahí cuando a nosotras nos viene la desesperación del ¿Por qué no comeee?.

Y aquí va la pregunta ¿sigue tomando leche?... Si, toma leche pero solo durante la noche, madrugada y la última a las 6am. Durante el día solo toma agua, jugo o algún refresco. No necesita consumir leche durante el día porque tiene una alimentación balanceada. Claro que si nos pide se lo damos pero siempre cuidando que no esté cerca la hora de alguna de sus comidas.

Si optan por dejarlos comer solos y experimentar les recomiendo servirles regular. Nosotros siempre le servimos bastante porque la mitad termina en la mesa y/o piso (se la comen nuestras hijas perrunas) y la otra mitad es lo que él va comiendo. Y no piensen que porque comen al principio con las manos nunca van a aprender a comer con cubiertos, Ale recién este mes con 1 año y 6 meses ha empezado solito a pedir sus cubiertos y a tratar de comer con ellos, al principio no le atinaba a la boca, ahora puede llevarse de corrido 3 cucharadas él solo, otras con su mano pone la comida en la cuchara y otras que no puede hacerlo se lleva la comida a la boca con la mano. Poco a poco va aprendiendo pero a su propio ritmo sin que lo presionemos. Ayuda mucho el comer todos a la misma hora y que él vea como lo hacemos, eso poco a poco los motiva a querer hacerlo ellos también. Obvio cada vez que lo hace, así no lo logre, se lo festejamos peor que fiesta patronal.

La hora de la comida sea cual sea (desayuno, almuerzo o cena) no tiene que ser un momento de estrés para ellos porque así se genera el rechazo a la hora de comer, a nadie le gusta hacer nada presionado, estresado o de mal humor. También traten que no estén con sueño o recién levantados porque es igual de complicado que quieran comer. 

Nuestras reglas son:
1.- Bien despierto
2.- Barriguita sin un biberón de aperitivo
3.- Entretenerlo mientras come (no videos)
4.- Dejarlo comer solo y que disfrute
5.- No estresarnos por el desorden que al comer solos van a hacer

No es una fórmula mágica que a todas les vaya a funcionar pero en nuestro caso haciéndolo así nunca hemos tenido problemas.
 

Otra cosa que también me preguntan bastante es ¿cuantas veces al día come?, y es relativo. Lo normal son 5 comidas; 3 principales que son el desayuno, almuerzo y cena; y 2 dos que son una a media mañana y una a media tarde en la que no es que le demos un plato de comida sino que pica algún snack saludable o fruta, lo que él quiera.
Pero hay días que la siesta dura más y se salta el de media mañana, no es pecado y no va a desfallecer. 

Obvio no es que desde los 6 meses coma así, nosotros optamos por el BLW y empezamos con el desayuno (su primera comida melón en bastones), un mes después introducimos el almuerzo y así poco a poco hasta llegar a las 5 comidas antes del año. Todo es un proceso gradual, hay que tener paciencia y saber que al principio es alimentación complementaria, su principal alimento es la leche materna o fórmula. Al principio no van a comer un desayuno completo o elaborado, sino que van probando poco a poco.

No soy una experta en la materia es más para llegar a este orden o método para fijar sus comidas metimos la pata varias veces, es normal equivocarnos nadie es un padre perfecto y todos vamos aprendiendo sobre la marcha, más aún cuando se es primerizo y no tenemos la menor idea de cómo hacerlo, por más que nos llenamos de información de todos lados, hasta que uno no está en la cancha experimentando y encontrando su propia fórmula mágica. Definitivamente es un prueba, tira y afloja.

Simplemente diviértanse, disfruten y háganlos disfrutar a ellos. Así las horas de la comida son ligeras y agradables llenas de recuerdos y risas, de cómo nuestros beagles terminan con fideos en la cabeza o papá y mamá con palta hasta las orejas. 



Espero que les gustara y que alguna de las cosas que hacemos con nuestro gordo les pueda ser útil.

Erika Chavez
Tengo 32 años, soy egreseda de la URP de la carrera de turismo, hotelería y gastronomía, de aquí que me defienda en la cocina. Hace 8 años tripulante de cabina en una aerolínea, donde conocí a mi esposo con el que llevamos  3 años de casados y con el que hace un año siete meses nos volvimos papas de Alessandro   que definitivamente es nuestra mejor obra juntos.