¿Qué pasó con mi cuerpo cuando dejé el azúcar y cambié mi dieta? La diferencia es increíble.





Siempre he tenido problemas con mi peso y mi imagen. ¿Pero quién no? 

La diferencia era que cuando era chibolita, podía literalmente dejar de comer y bajar un montón de peso y verme barbie; pero era cero saludable. Nunca he sido una chica que va al gimnasio o ha hecho dieta, pero siempre he bailado y eso me ayudaba a cumplir con mi "cuota" de ejercicio. 

Pero luego llegué a mis 30s y todo cambió. Mi metabolismo era muchísimo más lento y la verdad es que luego de 2 hijas, nada era igual. Simplemente no podía bajar de peso y no podía derretir la grasa que se estaba apoderando de mí.

He buscado de todo, he hecho más ejercicio que de costumbre, pero nada, he tratado de comer ensaladitas todos los días, pero nada. He llegado a frustrarme porque sentía que no había encontrado la pócima mágica para verme como yo quisiera. 

Hasta que un día decidí que era tiempo de hacer un cambio radical, tenía que dejar de lado mis venenos de preferencia: El azúcar, las frituras, el exceso de carbohidratos y el café. Cuando yo decido con algo, voy con todo y no miro atrás y.... comienzo HOY, no mañana como solemos mentirnos muchas veces. 

Me reté 30 días y lo hice con mi esposo. Porque necesitaba un apoyo, sabía que era débil e iba a ser mucho más difícil si lo hacía sola. 

Las primeras 3 semanas fueron demasiado difíciles. Me sentía débil y esto se debe a que mi cuerpo estaba acostumbrado a funcionar con azúcar. Tenía sueño todo el tiempo, estaba de mal humor y ladraba a quién me provocaba. Para compensar, comencé a comer muchísimos más vegetales. Cambié mi arroz blanco por integral y lo mismo con los tallarines. Comencé a comer varias veces al día para no sentir ansiedad por dulces y aprendí a hacer batidos de frutas con proteínas y fibra y LEANME PORQUE ESTO ES IMPORTANTE, éstos dos amigos, me ayudaron a mantenerme más satisfecha durante el día. 

La cuarta semana, me sentía más liviana. Además, mis ánimos mejoraron y mi energía también. Yo enseño Zumba 4 veces a la semana y ni yo podía creer la cantidad de energía y felicidad que sentía durante todo el día.

Hoy, voy alrededor de 3 meses desde que dejé el azúcar y cambié mi dieta y los resultados me hicieron sentir mejor, mi autoestima volvió a nacer, me siento más cómoda cuando me pongo polos a la medida y soy feliz cuando me siento y mis mondongos no se desbordan (ojo que aún hay porque gracias a mis 2 embarazos, me dejaron de regalo estrías y exceso de piel y no me molesta).
He bajado 10 lb que son alrededor de 5 kg. Y he bajado 3 medidas de pantalón (antes era 12 y ahora soy 8 porque las caderazas permanecerán para siempre) 
¿Quieren ver el antes y el después? Aquí va






Esta es una prueba de que sí podemos hacer un cambio positivo en nuestras vidas. Pero toma tiempo y una vez que logras tu meta, debes continuar. Yo sigo bajando algunas libras, pero es porque mi cuerpo aún tiene "basura" por eliminar y una vez que llegue al balance que necesita dejara de reducirse. Además, no me quiero ver como modelo de revista porque a ellas si les falta papa al caldo (jajaja) a mí me gustan mis curvas latinas y pretendo mantenerlas.

Un abrazo