El caballo y yo




 La equinoterapia terapeutica


La equino terapia llegó a nestras vidas de una manera casual, mucho antes de saber que mi pequeño tenía TDAH y temas sensoriales. 

Como proyecto familiar decidimos hacer un centro de terapias con caballos ya que mi papá es aficionado a ellos y siempre ha visto la forma de ayudar al projimo  así que dijimos, por qué no? 
Llevé un curso en un centro reconocido en Arequipa para ser asistente equina así que los conocimientos ya los tenía para cuando nos llegó el diagnóstico.

Aprendí mucho antes de saber que mi niño podría  recibir esta terapia y que lo ayudaría muchísimo así que quiero compartirles un poco de información.


Son múltiples los beneficios, tanto en el plano físico como en el psicológico y hay distintas clases de terapias dependiendo del grado de autonomía de la persona.
Tenemos  la monta terapéutica, la equitación adaptada o la hipoterapia.

Al establecer un vínculo emocional con el animal, los niños con problemas de concentración comienzan a ganar confianza y pueden enfocarse más en sus tareas.
Las sesiones de Equinoterapia  en este tipo de trastorno tiene una gran ventaja, ya que además de trabajar los aspectos cognitivos, emocionales, afectivos, sociales y conductuales y que refuerza la atención y concentración, que se trata en psicoterapia, también se añade el trabajo físico.

Uno de los trabajos que se realiza es que se le propone recorridos con distintos obstáculos para que el niño/a  lo memorice, se concentre y lo realice de manera adecuada.
Estos trabajos suelen ser juegos con pelotas, colores, aros, etc. 
Esta terapia tiene además un efecto positivo en las funciones de comunicación y de comportamiento. Les ayuda en el manejo adecuado de impulsos agresivos, en la capacidad de adaptación, cooperación y el sentido de responsabilidad.
En el aspecto emocional, la Equinoterapia beneficia muchos a los niños y adultos, ya que fomenta en quien lo practica el sentimiento de bienestar. Aumenta el interés en el mundo exterior y en la vida misma, mejora los reflejos, desarrolla la inteligencia emocional, corrige problemas de conducta, disminuye la ansiedad, los miedos y fomenta la autoestima y la confianza en uno mismo.

La Equinoterapia aporta mucho en: 
·         Corregir problemas de conducta
·         Disminuir la ansiedad
·         Fomentar la concentración
·         Mejorar la autoestima
·         Estimular el sistema sensomotriz
·         Incrementar la interacción social
·         Mejorar el autocontrol de las emociones
·         Mejorar la capacidad de atención
·         Mejorar y aumentar la comunicación gestual y oral
·         Aumentar el vocabulario
·         Mejorar la articulación de las palabras
·         Mejorar el equilibrio
·         Fortalecer los músculos
·         Mejorar la coordinación, los reflejos y la planificación motora
·         Mejorar la capacidad de relajación muscular
·         Reducir patrones de movimientos involuntarios
·         Mejora el funcionamiento del aparato digestivo, cardiovascular y respiratorio
·         Relacionarse con personas que no pertenecen al entorno familiar o escolar
·         Desarrollar el respeto y el amor hacia los animales

Pero dejando la parte científica del asunto, con #LittleF después de un día agitado simplemente termina relajado, él realiza Hipoterapia Activa es decir  monta sobre un mandil o manta y se realizan ejercicios neuromusculares para estimular en mayor grado la normalización del tono muscular, el equilibrio, la coordinación psicomotriz y la simetría corporal.  




En él,  despertó una curiosidad por los caballos y la forma de verlos es increíble ya ue afianzó con un caballo en particular y le tiene confianza plena.




Este trabajo lo realizamos con suerte una vez por semana pero así como existe la equino terapia  también existe terapias con diversos animales y una de las que estamos por descubrir el la terapia canina con perros de asistencia para controlar la ansiedad.


Fuente:

https://psicologiayequinoterapia.wordpress.com