Viajando con una niña pequeña




Si bien este era el segundo viaje en avión de Mapi en sus menos de 2 años de vida, ¡qué suerte la de esta niña! Sabía que esta experiencia iba a ser completamente diferente ¿por qué? Pues el año pasado ella tenía 7 meses (puedes leer el post con nuestra experiencia aquí) y viajamos de noche. En este último viaje el vuelo fue de día y ella tenía 1 año 10 meses. ¿Cómo nos preparamos? ¿Cómo nos fue? Y los tips te los cuento ahorita!

Preparación:
Le estuvimos conversando a Mapi sobre el viaje que haríamos pronto en avión a visitar a los abuelos. También aprovechamos en explicarle un poco de cómo sería el viaje y cómo sería el ambiente en el avión. Logramos que ella también se sienta emocionada por esta experiencia que estaba próxima a ocurrir.

El día de viaje!
Teníamos la maleta lista, la lonchera con comida, snacks y muchas cosas ricas y otra mochilita con juguetes, álbumes, stickers y colores pero en el taxi camino al aeropuerto al parecer Mapi se mareó y vomitó 😱. Además de la preocupación de que pudiera ser otra la causa nos tocó cambiarla en la camioneta y tratar de limpiar un poco el desastre 😥. Felizmente el conductor fue súper atento y en ningún momento se quejó pero igual le dimos un monto de dinero adicional a la tarifa para que pudiera lavar su camioneta. Ya en el aeropuerto, nos cambiamos nosotros también y la ropa sucia la pusimos en la maleta, no quedaba otra. Tip para el próximo viaje… llevar nosotros también una muda de ropa en el maletín o mochila de mano.


Ya cambiadas! camino a la puerta de embarque

Durante el vuelo
Nos aseguramos de tener muchas opciones de entretenimiento y comida para Mapi. Qué llevamos para que Mapi esté entretenida? Sus juguetes favoritos, un cuadernito para que pinte, colores, 2 álbumes para que pegue figuras, stickers y también los celulares cargados con videos y apps de para pintar, de rompecabezas y memoria. ¿Usamos todo? Sí! Les miento si les digo que no hubieron momentos en los que estuvo algo gruñona pero pudimos manejarlo bien con todas la opciones que llevamos. La comida! Esto era algo que nos preocupaba bastante ya que tanto almuerzo como cena los comería en el avión así que optamos por llevar uno de sus favoritos: locro! Lo preparamos la noche anterior y una vez frío lo pusimos a congelar. Antes de salir para el aeropuerto, pusimos los tappers en bolsitas herméticas y listo! Tip importante! Asegúrense de llevar la comida en tappers de vidrio, en los aviones usan horno para calentar la comida. Nosotros llevamos de plástico así que fueron súper amables de pasarlo a uno de los contenedores que tenían pero para evitar eso ya saben 😉. De snacks llevamos hasta por gusto pero queríamos darle la mayor cantidad de opciones que pudiéramos a Mapi así que llevamos una Rapiditas con jamón y queso, yogurt, galletitas, trigo atómico, compota de fruta y un chupete. Al final no comió todo pero definitivamente tener opciones ayudó bastante.

Algunos de los snacks que llevamos! 

Al momento de aterrizar

Cuando se inició el aterrizaje igual le expliqué a Mapi lo que iba a ocurrir. Siempre con pala simples pero a detalle le dije que ya íbamos a llegar y que el avión iba a empezar a bajar y que iba a hacer un ruido fuerte y que iría más rápido pero que era normal. ¿Cómo no fue? Genial! Como Mapi ya sabía que ocurriría cuando el avión paró fue reacción fue gritar ¡Bravo! Y aplaudir 😍 esta respuesta tan espontánea generó varias sonrisas entre nuestro vecinos de asiento ️.

Durante el viaje, entretenida con una revista. 

Cómo ven sobrevivimos al viaje. Debo de reconocer que el primer tramo fue un poco más estresante porque yo estaba preocupada pero una vez me relajé todo fue mejor. Esta vez optamos, otra vez, por que Mapi no vaya en asiento sino cargada pero otra súper opción es pagar el ticket completo y tu pequeño puede viajar en su silla para auto asegurada al asiento. Esta me parece una buena opción si es que viajas de noche para que puedan todos descansar un poco más. Espero que les haya gustado y sido útil este post. Nos vemos!