Pan integral con semillas




Hoy nos vamos a meter en la cocina con todo, porque hoy vamos a amasar y hornear pan para toda la familia.

Y es que vamos a hornear un pan súper nutritivo y con mucha fibra. Así es, porque hoy haremos un Pan Integral con Semillas.

El invierno es una bonita estación para hacer pan, porque podemos estar en la cocina por más tiempo sin sufrir los sofocones que dan en verano y, sobre todo, podemos estar junto al horno con más placer que en el verano.

Sin embargo, hay una desventaja, si el invierno es muy frío, nuestra masa puede resultar un poco perezosa para levar y puede tardar más tiempo. En verano en cambio, el propio calor hace que la levadura se ponga más activa y por lo tanto la fermentación es más rápida.

Pero la receta de hoy es bastante noble, crece sin dificultad, y eso que este año tenemos el invierno más frío que yo recuerde. Y así con todo, los tiempos de levado han sido rápidos, solo un poquito más de una hora cada vez.

Otra ventaja que tiene esta receta de pan es que no es complicada, en verdad que el pan se hace prácticamente solo. Sí, es verdad, seguro pensarán que para mí es fácil decirlo porque en mi batidora se hace todo más rápido, pero les digo que aun haciendo este pan a mano es fácil.

Naturalmente, si amasamos a mano tardaremos un poquito más, pero con el frío que hace esto nos hará entrar un poquito en calor, además que aprovechamos en ejercitar los brazos. Pero les repito, es rápido de hacer y no es complicado.

Para que no se hagan problemas con las semillas, pueden usar las que ustedes quieran. En mi caso he usado cinco: chía, linaza, ajonjolí (sésamo), ajonjolí negro y semillas de girasol y las he puesto tanto dentro de la masa como sobre ella. Si gustan, pueden ponerle solo un tipo de semilla, o pueden ponerle otras.

Eso sí, si quieren ponerle quinua o kiwicha crudas, como son semillas de grano duro, es mejor si primero las remojan en agua caliente. Las dejan remojando unos 15 minutos y luego las ponen en la masa, tal cual hicimos cuando nos mandamos a hacer el Pan de Semillas sin Gluten.

Ahora bien, esta receta es libre de lactosa, y lo único que hace que no sea vegana es porque al final pincelamos el pan con clara de huevo para darle brillo y ayudar a que las semillas se peguen. 
Entonces, si quieren que sea un pan vegano, simplemente no le pongan la clara, y si quieren que las semillas se peguen, pues pongan un poquito de agua y presiónenlas bien contra la masa. No las fijará completamente, así que al momento de desmoldar háganlo con cuidado para que no se caigan las semillas.

Claro que, si aún les cuesta tomar valor y se resisten a hacer un pan con levadura, les recomiendo que le den una mirada al Pan Integral con Semillas sin Levadura, que es una versión enriquecida del Irish Soda.

Vamos con la receta.
PAN INTEGRAL CON SEMILLAS

Ingredientes para la masa:
1 ½ tazas de agua tibia
1 ½ cucharaditas de panela
2 ¼ cucharaditas de levadura seca
2 tazas de harina integral
1 ½ a 2 tazas de harina sin preparar
5 cucharadas de semillas
1 ½ cucharaditas de sal
2 cucharadas de aceite de oliva

Ingredientes para decorar:
1 clara de huevo
1 cucharada de agua
1 cucharada de semillas

Preparación:
En un tazón pequeño disolver la panela con el agua tibia, agregar la levadura, remover y dejar reposar unos 5 minutos para que espume.
En un tazón grande mezclar la harina integral con 1 ½ tazas de harina sin preparar, las semillas y la sal.
Hacer un hueco en el centro, agregar la mezcla de levadura y el aceite, y con una cuchara de madera o en la batidora, con el aditamento de paleta, mezclar bien.
Si están haciendo el pan a mano, colocar la masa sobre la mesa. Si están haciendo la masa en batidora, cambiar el aditamento por el de gancho.
Comenzar a amasar y de ser necesario, ir agregando el resto de la harina cucharada por cucharada, hasta que vean que la masa se desprende del tazón o ya no se pega a la mesa.
Formar un bollo con la masa, colocarla en un tazón engrasado, cubrir con film y dejar que duplique su volumen (de 1 a 1 ½ horas).
Colocar la masa sobre la mesa enharinada. Con las manos, estirar en forma rectangular, con el lado más corto frente a ustedes. El lado más corto debe ser del ancho del molde que usarán.
Como si fuera un pionono, enrollar la masa por el lado más corto, sellar la masa presionando bien la unión y colocarla dentro de un molde rectangular debidamente engrasado. La unión deberá quedar abajo.
Cubrir con un film engrasado y dejar que duplique su volumen (1 a 1 ½ horas).
Precalentar el horno en 425°F/220°C.
En un tazón pequeño mezclar la clara con el agua y con la ayuda de una brocha, pincelar toda la superficie del pan, con cuidado de no hacer hueco en la masa. Espolvorear con las semillas, presionarlas un poco y terminar con más clara para fijarlas en el pan.
Hornear por 20 minutos. Sin abrir el horno, bajar la temperatura a 400°F/200°C y hornear por 10 minutos más. Si notan que el pan ya está muy dorado y falta hornear, cubrirlo con papel aluminio.
Retirar del horno, dejar entibiar en el molde por unos 10 minutos y luego desmoldar sobre una rejilla hasta que enfríe totalmente.

Notas:
- Para la mezcla de semillas he usado 1 cucharada de chía, 1 cucharada de linaza, 1 cucharada de ajonjolí (sésamo), 1 cucharada de ajonjolí negro y 2 cucharadas de semillas de girasol. Las mezclé bien y separé 1 cucharada de esta mezcla para decorar el pan.
- Pueden hacer esta receta usando solo harina integral, en ese caso necesitarán de 3 ½ a 4 tazas.
- Si quieren darle la forma de “pan de molde” usen el molde rectangular, pero pueden darle cualquier otra forma, y en ese caso, en lugar de ponerlo en el molde, lo ponen sobre una placa para horno engrasada. Pueden darle forma redonda u ovalada, pero en ese caso, les recomiendo que justo antes de meterlo al horno, hagan cortes en el pan con un cuchillo bien afilado o con una hoja de afeitar nueva.
- Si quieren congelar el pan, córtenlo primero en tajadas y lo colocan en una bolsa hermética apta para congelado. Para consumir, saquen las tajadas que quieran del congelador y las ponen en la tostadora.