Cosas que pasan cuando eres mamá



A quién no le ha pasado que después tener hijos, ir al baño se convierte en un evento público, ya que no sólo tus hijos se hacen presentes sino también sus muñecos y, tu privacidad... esperen privacidad? ya me había olvidado qué era eso. Lo que quiero decir es que, desde el momento en que nos convertimos en mamás nuestras vidas dan un giro de 180 grados, tus gustos por la música cambian, ahora ya te sabes todas las canciones de la granja y hasta las coreografías, cuando quieres comer ese chocolate que tanto te encanta, ahora sabes que lo tienes que compartir entre el número de hijos que tienes, y es que ser padres de niños pequeños significa compañía garantizada.