El momento en que necesitamos meditar, hagamos un alto





Como mujeres: mamás, tías, hermanas y amigas muchas veces debemos de hacer un alto, nos olvidamos de nosotras mismas, de nuestros sueños, de cosas que solíamos hacer, de quiénes somos.
Solemos poner primero al resto y pasamos a segundo plato. Cuando esto pasa llega un momento en que algo nos dice alto, puede ser el levantarnos un día con algún “dolor extraño”, sentir ansiedad, tener algún miedo inexplicable o simplemente tener el deseo de regresar a ser nosotras.

Recuerdo un día, hace como 3 años, haber regresado al trabajo con plastilina en el zapato, pedazos de comida de bebé en el saco y hasta una vez zapatos diferentes en cada pie. ¿Vivimos como loquitas no?

He comenzado a meditar y hacer yoga, a llegar y salir para regalarme este momento así mi enano no se haya dormido, así haya tenido un día full en el trabajo. Dentro de esta meditación quiero regalarles estos mensajes:
  • ·         Siempre, en algún momento, haz un alto en tu vida y regálate un tiempo para VER.
  • ·         Aprende a tener la mente siempre en el presente, no pierdas tanto tiempo en el mañana y el ayer ya pasó.
  • ·         Confía en ti, muchísimo.
  • ·         Sé libre.
  • ·         Hazte responsable de ti.
  • ·         Siéntete, escúchate.
  • ·         Si piensas demasiado en algo, pregúntate si olvidaste resolverlo.
  • ·         Ten momentos a solas a veces, es bueno encontrarse.
  • ·         Sé tú misma, que nada ni nadie cambie tu esencia.
  • ·         Enfrenta tus miedos, te harán más fuerte.
  • ·         Si tienes que llorar, llora! Es gratis. Desahoga.
  • ·         Si tienes que reír, hazlo sin parar.