¿Disciplina o castigo? – conoce la Ley 30364


Mi mamá nunca me pegó. Cuando era niña/adolescente no siempre me comporté de la mejor forma con ella. Pero mi mamá me hablaba y no saben cuánto me dolían sus palabras. Me dolía escucharla decir que mi comportamiento la lastimaba y la decepcionaba. Ver triste o molesta a mi mamá, me rompía el corazón. Pero al hablarme ella me hacía reflexionar; su forma de corregirme era efectiva, porque me hacía pensar en no volver a hacerla sentir mal a ella o a otras personas.
Entonces, vamos al punto. Disciplinar no significa lo mismo que castigar. Significa enseñar, educar y corregir.  Esto NO tiene relación con el maltrato o la crueldad. ¿Podemos, entonces, disciplinar con amor? Sí y no solo con amor sino también por amor.  Finalmente lo que deseamos es dirigir a nuestros niños hacia lo que es correcto.
Hace 20 años el castigo físico era aceptado a nivel mundial y considerado un método apropiado de corregir pues se pensaba no tenía nada que ver con abuso, es por esta razón que algunas personas siguen pensando que es normal e incluso pensamos que la forma de corregir a un hijo, si hablándole, enviándolo a un rincón para pensar, quitándole la TV / Tablet / computadora o a correazos,  es decisión de sus padres.
Aunque parezca increíble, en nuestro país recién hace solo 3 años se prohibió el castigo físico a niños. Demostrando una vez más cuánto atrasados estamos respecto a los demás países.
Por eso siento que es nuestra responsabilidad promover la crianza no violenta, pues el castigo a través del abuso físico produce el efecto contrario al que se busca.
Las investigaciones demuestran que el castigo físico está asociado con muchos problemas de salud mental infantil, juvenil y también en la etapa de la adultez. Depresión, infelicidad, ansiedad, desesperanza, tendencia al uso de drogas y alcohol, son algunas de las consecuencias.

Toda persona tiene derecho al buen trato.

Los niños, niñas y adolescentes tienen derecho además a recibir de parte de sus padres, tutores, responsables o representantes legales cuidado, afecto, protección, socialización y educación sin violencia, en un ambiente armonioso, solidario y afectivo en el que se les brinde protección integral.

Ley 30364 que prohíbe el castigo físico y trato humillante a los niños y adolescentes.

La ley 30364 califica como DELITO el castigo físico contra niñas, niños y adolescentes. Cuando no denunciamos ante las autoridades este tipo de abuso, nos convertimos en cómplices.
La función de los fiscales de familia es promover la protección y ayudar a todos los miembros del núcleo familiar para prevenir los delitos de violencia familiar. Podemos acudir a ellos en los siguientes casos:
·         Violencia familiar.
·         Maltrato físico o psicológico.
·         Abuso sexual.
·         Abandono.
·         Tutela de derechos de menores.
·         Celebrar actos de conciliación prejudicial.
¿En qué lugares rige esta ley?
El hogar, la escuela, la comunidad, lugares de trabajo, entre otros.
¿Qué se entiende por castigo físico?
Es el uso de la fuerza para causar dolor o incomodidad corporal, con el fin de corregir, controlar o cambiar el comportamiento de los niños, niñas y adolescentes.
¿Qué se entiende por castigo humillante?
Trato ofensivo o denigrante, desvalorizador, estigmatizante o ridiculizador, en ejercicio de las potestades de crianza o educación, con el fin de corregir, controlar o cambiar el comportamiento de niños, niñas o adolescentes.
¿Quiénes deben cumplir con esta ley?
Padres, tutores, responsables, representantes legales, educadores, autoridades administrativas, públicas, privadas, o cualquier otra persona.

La mejor forma de disciplinar

La mejor disciplina se da en un ambiente seguro y conforme brindemos confianza a nuestros hijos, podemos alentarlos a hacer lo correcto con un enfoque positivo. Debemos buscar comunicarnos efectivamente con ellos y dejarles claro qué es lo que esperamos de ellos.
Queda claro que la violencia es innecesaria y riesgosa para el desarrollo saludable de los niños.
Difundamos esta información importante entre nuestros amigos y familiares.

Un abrazo,