Lo que tienes que saber sobre tus primeras semanas con un recién nacido



Si eres mami primeriza en la dulce espera, esto te va a interesar. Porque posiblemente ya te estás preguntando cómo van a ser las primeras semanas con tu bebé.

A parte de lo hermoso que va a ser tener a tu recién nacido en tus brazos, hay un par de cosas que tendrás que vivir y me encantaría contarte para que puedas estar preparada mental y físicamente.

Vas a dormir en horarios extraños
Posiblemente ya te han dicho que NUNCA MÁS en tu vida vas a volver a dormir igual. Pues en parte es verdad, sobre todo al inicio; porque tu pequeño bebé va a vivir pegado a ti y va a necesitar sentirse amado y protegido ahora más que no se encuentra en la seguridad de tu pancita.

Si bien es cierto, tu bebé va a dormir muchísimo los primeros meses de su vida, no los va a hacer de corrido. Por lo general, se va a despertar cada 3 horas a tomar la leche; aprovecha este tiempo que él o ella estén despiertos para que tú también puedas tomar y comer algo porque seguro alguien ya te ha dicho que "duermas cuando el bebé duerme" y ¡es verdad! Si intentas hacer todo cuando el bebé duerme vas a terminar mucho más agotada y vas a colapsar, mejor aprovecha cuando está despierto.

Come cuando tengas hambre
Tenemos la costumbre de comer en el desayuno, almuerzo y cena. Con la llegada de tu bebé, tus horarios van a estar tan desordenados y es posible que tengas hambre en horas no habituales.
Si estás dando de lactar, te va a dar muchísima hambre ya que tu bebé se está llevando todas tus energías al lactar. Si te preocupa no subir de peso mientras das de lactar (que me ha pasado), come pequeñas porciones durante el día, elige snacks saludables y mantenlos cerca. Los batidos de frutas con espinacas, quinua y/o kiwicha son buenísimos para aumentar las energías.

Olvídate de los platos y la casa sucia
Los platos se van a amontonar, la casa se va a ensuciar, la ropa sucia va a aumentar, pero ¿sabes qué? lo más importante en ese momento es tu bebé. Estas primeras semanas juntos es crucial para que se acostumbren y armen su rutina juntos.
Si te molesta mucho que los platos sigan sucios y la ropa esté sin lavar (como a mí) pide ayuda. Siempre hay alguien dispuesto a ayudar.

Come comida previamente congelada
Un truco salvavidas es que cocines varias comidas mientras estás embarazada y las congeles. Te va a encantar haberlo hecho cuando porque ya tengas a tu recién nacido contigo solamente vas a tener que calentar la comida y podrás pasar más tiempo descansando y besando a tu bebé.

No recibas visitas las primeras semanas.
Este es mi consejo personal. Mucha gente va a querer venir a conocer al nuevo miembro de la familia, pero vas a estar cansada, en tus fachas más cómodas que, cada visita se te va a hacer un mundo y no vas a saber cómo pedirles que se vayan.
Mejor es que los recibas cuando ya te sientas más cómoda; así vas a poder disfrutar de tus amigos y familiares con una mejor "cara"

♥♥♥♥♥
¿Algún día se acabarán las malas noches? Sí, mientras van pasando las semanas, te vas a ir acostumbrando a tus rutinas. Las noches van a ir mejorando a medida que tu bebé vaya aprendiendo su nuevo horario. Ojo, siempre vamos a tener que enfrentar algo nuevo con nuestros niños, pero es parte de nuestra labor como padres.

Si eres una mom-to-be primeriza, te quiero decir lo siguiente:
Lo vas a hacer espectacular, vas a ser una buena madre porque todo lo que haces lo haces con amor. Nunca dudes de tus habilidades porque tus instintos son superiores a cualquier consejo de un opinólogo.

Hasta aquí conmigo ¡Me cuentan si aplican alguno de mis consejillos y si tienes más para compartir, hazlo en los comentarios!

¡Bye mis hermosxs!