Sol, playa y arena



Hace tiempo me gustaba ir a la playa aunque nunca fui fan de la arena pero prefería ir a la piscina  aunque debo admitir que moría por broncearme o tener algo de color. Para los que me conocen saben que soy blanca leche  y que es muy difícil conseguir ese color caribeño  - ok jamás lo lograré – pero disfrutaba de achicharrarme un poquito. Y aunque debo admitir que antes si me molestaba aprendí a vivir con mi blancura =)

Cuando nació mi pequeño deje de ir por un tema de cuidados con él  y con los años me di cuenta que la piel de mi pequeño era diferente así que hubieron más motivos para dejar de lado las aventuras en la playa. Lo sé, hay sombrillas con protección UV y demás pero al ser tan pequeño preferí tomar esa decisión. 

Él no es taaaaan blanco como yo pero su piel es sumamente delicada  ya que tiene Dermatitis atópica desde los 6 meses y Mosaicismo pigmentario (un  tema genético) diagnosticado desde el año y medio así que las idas a la playa casi fueron nulas ya que no puede estar expuesto al sol y claro el uso de bloqueador era obligatorio con otros artefactos que lo ayudaran a protegerse así que para evitar el estrés ¡decidimos no ir!

Con forme pasó el tiempo y el enano entró al nido nos dimos cuenta que era completamente sensorial. No le gustaba para nada sentirse sucio, podía limpiarse la boquita mil veces y aún no estar satisfecho con su limpieza.

No toleraba las texturas en su comida digamos purés y jugos de frutas; no toleraba la sensación de la goma o plastelina en sus manitas. Y claro el punto máximo son las etiquetas sobre todo en los polos, no soporta las costuras y cada polo tiene que estar libre de esas pequeñas cositas molestas.

Lo llevamos a una evaluación ocupacional  que consiste en varias sesiones, la terapia ocupacional puede ayudar a los chicos que tienen problemas con las actividades motoras finas  (agarrar y manipular un lápiz, usar las tijeras) y gruesas (hacer saltos de tijera, desarrollar fuerza muscular en el torso para adoptar la postura de sentado). También puede ayudar a los niños que tienen problemas con la autorregulación y las dificultades del procesamiento sensorial. La terapia ocupacional utiliza ejercicios, actividades, estrategias y adaptaciones para ayudar a los chicos a desarrollar las habilidades que necesitan para volverse personas más independientes y en esta evaluación nos indicaron que efectivamente iba a tener problemas de lecto escritura  y demás temillas a nivel auditivo (sensible a sonidos fuertes) y del tacto como texturas con telas o con productos como arena, lijas entre otros así como las texturas alimentarias.

Retomando la historia, nos fuimos a la playa con #LittleF después de mucho tiempo, casi sin sol que es ideal para él y fuimos felices ya que pudimos jugar con la arena y sentir el agua fría en sus pies.
Como mi pequeño Hulk sufre de problemas de piel, está cuasi prohibido de exponerse al sol y cuando lo hace debe ser  después de las 3pm con bloqueador o pantalla cada 2 horas, ropa con protección UV y gorro de ala ancha. Disfrutamos mucho el corretear y sentir el mar con tranquilidad ya que no había mucha gente.






El uso en sí del bloqueador es una odisea, para ponérselo por la textura hay que anticiparlo así como la  ropa de baño o polos con protección por las costuras.

La arena húmeda es una textura un tanto complicada para él pero poco a poco lo va disfrutando. 

Caminar descalzo sobre arena caliente o húmeda puede ser problemático para los niños que son extremadamente sensibles al tacto o a la temperatura. La arena también se pega a la piel creando una sensación áspera que algunos niños no toleran.



Felizmente nuestra tarde fue tranquila, al principio con un poco de fastidio pero conforme se fue acercando a la orilla fue sintiéndose mejor. Fuimos con los primos es decir en mancha para que se diviertan en grupo ya que son muy unidos con sus peleas y todo pero unidos pero el resultado fue que le grupo se sentó a jugar juntos  pero mi enano se fue para su esquina al igual que su primo menor que también  tiene TDAH.


En el caso de #LittleF él tiende a aislarse por momentos, lo hace sentir más tranquilo, pero luego de un rato se integró al grupo al igual que su primito  y todo comenzó a fluir. 

Entre juegos, excavaciones y jugar a  tirarse el agua ¡todo fluyo increíblemente!

Si sus niños son sensoriales y llevan terapia ocupacional sus terapeutas ya deben haberle dado las pautas pero si no estos  estos tips funcionan muy bien para ir a la playa este verano.

Formas de ayudarlos en la playa:
 

-Podemos ayudarlos permitiéndoles que usen zapatos de agua cuando esté en la playa.

-Usar una manta grande para sentarse en la arena.

-Ir anticipándoles que usaran bloqueador, gorras y demás artículos necesarios.
 
-Darles tiempo para adaptarse a las nuevas sensaciones y circunstancias. Así se sentirán seguros y más abiertos a nuevas ideas.
 
-Lleven una muda extra y de preferencia que esté en  bolsita zip lock  así estará libre de arena.
 
-Botellas de agua para hidratarlos y otra para que se pueda enjuagar las manitos.

-A la hora de irnos siempre usamos talco para retirar delicadamente la arena pegada.

Pero lo más importante es ¡disfrutar con ellos el momento!