CÓMO DECIRLE NO A TU HIJO EN NAVIDAD



Llega la Navidad, una época preciosa donde la familia se une, donde se respira amor y donde todo es bonito, hasta el frío del invierno español. 

Pero esta época también es sinónimo de regalos y es en este punto donde vienen los dolores de cabeza para muchos padres, sobre todo aquí en España porque nuestros hijos se ven bombardeados por la publicidad de todo tipo de juguetes y artilugios. Aquí es tradición que las tiendas de juguetes den sus revistas navideñas desde Noviembre para que los pequeños de la casa hagan su carta a los Reyes Magos con la lista de sus deseos: juguetes. Muchas tiendas como El Corte Inglés o Disney tienen buzones para que los niños dejen sus respectivas cartas. Mi hijo, por ejemplo, ya ha cogido tres catálogos de diferentes tiendas, ha marcado toooodos los regalos que quiere para Navidad y Reyes de cada librito. Eso sí, sus gustos no son baratos, no. Son caaaaaros🙀🙀🙀🙀. Andrés ya había marcado todo lo relacionado con CARS, Lego, Pokemon. En su lista habían más de diez juguetes. Le hemos dicho que elija tres. Le ha costado, pero lo ha hecho. Veremos si no cambia de opinión🙄.

Por ahora, creemos que hemos podido encaminarlo a ser consciente de pedir poco. Pero qué pasa si nuestros hijos se entercan y no salen de sus trece y quieren todo lo que piden, todo lo que se les antoja, cómo les decimos que NO, sobre todo en esta época. ¿Cómo lo hacemos?

Aunque puede que nuestros hijos no comprendan que no pueden tener todo lo que desean, los especialistas indican que ellos deben aprender a convivir con la frustración de no conseguir lo que quieren ya que es un sentimiento que les acompañará toda la vida y cuanto antes lo aprendan mejor. De lo contrario, al darles todo lo que piden, se vuelven inmaduros e insaciables y pueden convertirse en adultos insatisfechos y nunca nada será suficiente para ellos. Nosotros como padres debemos enseñarles a estar preparados para esto y ayudarles a que adquieran hábitos de consumo responsables.

Muchos queremos darles a nuestros hijos lo que nosotros no tuvimos, pero dicen los expertos que no debemos tener temor por no cumplir todos sus deseos diciéndoles que NO. Además, con tantos juguetes no le dan la importancia a todos ellos y pierden la emoción. Y si los regalos son muy caros, los niños no aprenderán sobre la austeridad. Juguetes sí, pero con moderación y así nuestros hijos valorarán lo que reciben.  

Algunos consejos 
. Cuando le digamos NO a nuestros hijos debemos hacerles entender porqué NO y conversar con ellos. Si solo les decimos NO porque NO, aumentaremos su frustración.

. Debemos establecer límites e ir enseñando a nuestros hijos durante todo el año que no pueden tener todo lo que desean. Entonces en Navidad ya no será difícil hacerles entender esto.

. Ponernos de acuerdo con Papa Noel, los Reyes Magos y abuelos, tíos, amigos, padrinos, etc., con antelación para ver quién le trae qué a nuestros hijos.

. Somos los padres quienes debemos poner límites al número de juguetes que van a recibir nuestros niños, teniendo en cuenta lo que es necesario.

. También podemos escribir la carta a los Reyes con nuestros peques, así podemos ir proponiéndoles y explicándoles porqué si o porqué no determinado juguete.

. Pensemos además en juguetes que despertarán sus habilidades. En nuestra casa, tratamos de equilibrar las cosas, regalamos un juguete que le haga mucha mucha ilusión y otro que le sirva para desarrollar ciertas habilidades que vemos que tienen nuestros hijos.

. Si a pesar de nuestros esfuerzos nuestros hijos han recibido demasiados regalos, tenemos que dosificar los juguetes a lo largo del tiempo. Sacar los juguetes poco a poco. 

Lamentablemente la Navidad se ha convertido en mucho más que una reunión familiar o la conmemoración del nacimiento de Jesús, de hecho, se ha convertido en un motivo para comer mejor, comprar más, gastar más, etc. Está en nuestras manos, como padres, que empecemos a inculcar otros valores a nuestros hijos, valores sobre el verdadero sentido de esta fechas: compartir, dar amor, unión familiar. 

Cindy Luque
https://consentidodemama.wordpress.com/

Soy esposa, bimadre que trata de conciliar su labor de mamá con su trabajo como corresponsal en España. Viajera empedernida. Con muchas ganas de compartir mis experiencias a la hora de conciliar estas dos facetas de mi vida y de contar las nuevas costumbres y tradiciones que aprendo en este país que me ha acogido con cariño.