¿Qué será de ti?


Cuando yo era adolescente y salía del colegio, lo primero que pensé fue ir a la Universidad y estudiar algo relacionado con ingeniería. Me gustaba y me gusta hasta ahora “hacer” cosas, por eso siempre he trabajado en plantas de producción y muy poco en consultorías. Nunca me vi ni busqué trabajar por ejemplo en bancos (no me gustaría vestir en terno siempre), ni en ventas, ni en rrhh, aunque en mi carrera me dieron las herramientas para hacerlo.

Por mi forma de ser, nunca estuve quieto, siempre tuve algo paralelo, me movía y estudiaba cosas ajenas a mi profesión, seguro para refrescarme. Estudié bar/coctelería y fotografía en institutos de prestigio local, también reparación de bicicletas en The Park Tool University, cursos de  historia, arte romano, diseño de productos y artefactos, todos estos cursos fueron online dictados en Coursera que es una buena plataforma para estudiar en las mejores universidades del mundo desde casa y gratis, en otro post les detallaré de qué se trata, pero bueno también me metí a estudiar un Master Online relacionado a mi carrera.

Tuve varios emprendimientos en Facebook y otros blogs antes de este y me fue relativamente bien.
Pero el otro día, hablaba con Grace y nos poníamos a pensar, qué sería Giulia cuando sea grande?, a mí no me gustaría “que sea ingeniera, doctora, abogada, etc” sino que esté abierta a otras posibilidades, algo que ella elija y le guste, quizá pueda elegir abrir su página web y vender ropa usada (como la protagonista de la serie Girlboss) y hacerse millonaria en algo que nadie cree o por el contrario ser la presidenta de una empresa multinacional luego de estudiar una carrera convencional. No lo sabemos, pero sí queremos apoyarla en lo que ella decida y enseñarle que el éxito no se define como cuanta plata tienes en tu cuenta sino cuan feliz eres haciendo algo que te gusta y apasiona.

Si quiere poner una empresa, apoyarla pero también darle como base una buena educación y la carrera que ella elija para poder desarrollarse en el mundo cuando no estemos nosotros. Yo hace unos años monté una empresa que empezó con muy poco capital y NADIE creía que iba a funcionar. A los 2 meses, cuando recuperé lo invertido y empecé a ganar, todos me dieron la razón y ahora creen en todas las ideas locas que se me pasan por la cabeza.

En ese sentido, yo estoy convencido que el empleo, entendiéndolo como “actividad que hace una persona para poder conseguir dinero” siempre habrá, especialmente en las nuevas generaciones, pues el tema tecnológico, de internet, de negocios online a nivel mundial, de la creatividad, de las pequeñas ideas locas que luego se hacen enormes, está más presente que nunca y debemos estar preparados nosotros, como generación saliente, para entender o por lo menos, confiar en las decisiones de nuestros hijos en lo que respecta a su futuro y si podemos, ayudarlos, pero sobretodo, apoyarlos incondicionalmente.