¿Cómo ayudar a los niños con la distancia?


Muchas veces a las familias nos toca separarnos geográficamente, ya sea por días, semanas o meses, las circunstancias y sobretodo el trabajo hace que vivamos en ciudades diferentes. Gabriel y su papá vivieron separados 4 años y 9 meses por cosas de la vida que no se explican, pero que suceden.
La separación fue desde el embarazo hasta fines del año pasado y nos las arreglamos para hacer de este tiempo algo comprensible para Gabriel y también para nuestra dinámica. Así que hoy les cuento que nos funcionó – y que no – en caso tengan una situación parecida y puedan acompañar a sus hijos de la mejor manera.  

     1.  Hablarles a tus hijos siempre con la verdad
La distancia genera mucha incertidumbre en los niños y lo único que puede ayudar es la verdad. Decirles qué va a pasar y si los planes cambian, comunicárselos apenas puedan. Además, acompañarlos en el proceso de comprensión y entender que no siempre pueden tomarlo bien, pero si los acompañas será más fácil para ellos.

     2. Enséñales a usar el calendario
Hazlo con ellos. Si aún no sabe escribir, que haga garabatos y creen un calendario lindo que les ayude a marcar los días. Nosotros teníamos nuestro calendario por mes y teníamos una foto de Alberto Luis, la pegábamos en el día que iba a llegar, o de nosotros si es que éramos quienes viajábamos. Les recomiendo que lo hagan de manera quincenal, es más fácil entender para los niños y muy visual. Recordemos que cuando los hijos son chiquitos no tienen tanta noción del tiempo y mientras más simple, mejor.

     3. Sácale provecho a la tecnología
Facetime, Skype, whatsapp… ¡Ahora tenemos tantos medios! Aprovecha cada uno de ellos para que tus hijos puedan hablar con la persona que esté lejos y para que tú, papá o mamá te mantengas en contacto de manera constante con ellos. Sepas de su día a día y de alguna manera estés presente en sus actividades.

     4. Pero… no abusar
La tecnología nos permite mucho MUCHÍSIMO, pero a veces cuando los niños están muy chicos no entienden qué pueda pasar. Puede que estén de lo más tranquilos hablando por videochat pero puede que notes que se están empezando a desesperar, que creen que tocando la pantalla van a tocar a la persona. Esto puede generar a veces ansiedad y debemos tener cuidado.

     5. Apoyarse de las cosas especiales
Algo que funciona mucho es que tu hijo tenga cosas de la persona que está de viaje. Y que cada vez que venga pueda traerle un detalle o le deje algo de él. Como un polo, un dibujo o algo especial que le haga notar que lo elegiste pensando en él… pero OJO con eso.

     6. Los detalles no deben ser siempre juguetes
Los niños no deben llenarse de cosas y relacionar la llega de papá/mamá con juguetes… el detalle hazlo más especial y no tan material. Si cada vez que su papá regresa de viaje le trae algo o le compra algo, el niño puede relacionarlo siempre con lo material.

     7. Ser realistas
A tu hijo debes establecerle tiempos. Decirle la realidad. Si siempre vivirán así, si es por una época o si tienen planes de vivir en la misma ciudad que él. Traten de ser realistas consigo mismos, como padres y sobretodo con los niños para que sepa los porqués de las cosas y es bueno que como papás también sepan saber cómo será el apoyo y cuánto tiempo.

Tener un hijo es un trabajo en equipo y cuidar el entendimiento de nuestros hijos también. Ser coherentes, brindarles confianza y hablarles con la verdad son las bases para que ellos estén seguros y felices, adaptándose a la situación que les ha tocado vivir.