Torta de tres leches



Para  10  - 12 personas aproximadamente

Ingredientes:
Torta de vainilla:
5 huevos
350 gramos de azúcar  rubia
½ cucharada de vainilla
220 gramos de harina sin preparar
¼ de cucharadita de sal, 2 cucharaditas de polvo de hornear
½ taza de leche fresca

3 leches:
1 lata  de leche evaporada
1 lata  de leche condesada
½  taza de crema de leche fresca
1 cucharada de vainilla

Merengue suizo:
150 gramos de claras
300  gramos de azúcar blanca

Molde redondo sin hueco de 27 cm de diámetro
Papel manteca, mantequilla y harina

Preparación:
Hacer la torta un día antes.

Torta de vainilla: separar las claras de las yemas cuidando de que no se no rompan las yemas y ensucien las claras.  Empezar a batir las claras a punto de nieve y cuando están  listas, bien infladas, echar el azúcar en forma de lluvia.  Batir por 5 minutos para que el merengue quedo firme. Cernir los ingredientes secos. Agregar las yemas, una por una a la batidora, mezclar en velocidad baja y agregar vainilla. Echar ingredientes secos alternados con la leche y batir lo mínimo, sólo hasta que se una todo. Poner en el molde de torta forrado con papel manteca, enmantequillado y enharinado.

Emparejar bien la  torta y meter al horno a 350 grados F  / 180 grados C por 25 minutos, hasta que al insertar un palito, salga seco.  Entibiar, desmoldar en rejilla y dejar enfriar bien.






3 leches:  en un tazón poner las 3 leches, la condensada, la evaporada y la crema de  leche fresca. Mezclar con una cuchara y perfumar con vainilla.
Poner la torta en el plato en el que se va servir, de preferencia si tiene un borde para que no se chorreen las leches. Si no, poner una bandeja limpia debajo para recibir lo que va cayendo.
Agregar la mezcla de 3 leches por cucharones sobre la torta y esperar a que vaya absorbiendo hasta que absorba todo. Es importante esperar varias horas para que la torta haya absorbido todo.



Merengue suizo: en el tazón de la batidora poner las claras y el azúcar. Mezclar con un batidor de mano y poner a baño maría para que caliente, moviendo todo el tiempo. Cuando metes el dedo, se siente bien caliente  y además no se siente el azúcar en los dedos, se saca del baño maría y se pone a batir en la batidora hasta enfriar y que brille bastante, aprox. 10 – 12 minutos a velocidad baja.  Queda un merengue bien firme y brillante.



Cubrir la torta con el merengue y servir.