Mi plan para volver a ser yo



Esteban tiene 1 año y 7 meses, y desde que me convertí en mamá no he vuelto a ser la misma. Ha sido una época llena de cambios, siendo el mayor cuando di a luz y me convertí en fuente de alimento y calor de este bebé, que demandaba la teta y compañía de su mamá las 24 horas. Gradualmente esto cambió y cada vez Esteban me necesitó menos. Ya no era una demanda esclavizante pero ciertas cosas no regresaron a la normalidad, nunca volví a ser esa persona que era antes de ser mamá.

Hoy vivo pensando en Esteban, y como mamá que trabaja, me mantengo al tanto de todo lo que hace a través de whatsapp y unas cámaras que he instalado en mi casa. Cuando regreso a casa todo mi tiempo es para él. Planeo el 100% de mi tiempo libre de modo que se invierta en pasarlo con él y su papá, y ni siquiera se asoma a mi cabeza hacer otra cosa que involucre que no estemos juntos (léase salir de juerga, salir con amigas, irme a la peluquería, salir sola con mi esposo, etc.).

Como comprenderán, eso está mal. Está bien que sienta el deber de recuperar el tiempo que paso lejos de Esteban pero también necesito dejar de ahogarme en el rol de mamá y volver a ser esposa, hermana, amiga, persona... Así que he armado un plan con pasos para volver a ser yo, la María Gracia de siempre, o por lo menos recuperar su esencia. Aquí va:

PLAN PARA VOLVER A SER YO
  1. Dejar la vida sedentaria
Me cansé de sentirme exhausta todo el día y en gran parte eso se debe a que llevo una vida sedentaria. El comienzo de mi plan involucra volver a alimentarme y mantenerme activa como antes. Yo no era de comer dulces, comer harinas ni pesar más de 58kg. Hoy peso 63,3kg, tengo mi propio stock de chocolates, como lo que encuentro cuando llego a mi casa en la noche cansada y sin ánimos de cocinar, y francamente ya no jalo más. Si alguien que lee esto tiene unos kilitos de más y se siente bien, perfecto. En mi caso, la alimentación y el ejercicio son indispensables para sentirme bien. Alimentación y ejercicio = energía.
  1. Volver a escuchar mi propia música (por favor ya no quiero cantar la gallina pintadita)
Quiero reactivar mi cuenta de Spotify y escuchar lo nuevo de Lumineers, Coldplay y We the Lion, no quiero cantar todo el día "la granja está llena de animales, iaiaooooo". Por favor, yo también tengo mis propios gustos musicales, y difieren mucho de todo lo que esté incluido en la categoría infantil.
  1. Reconectarme con mi esposo

Mi esposo y yo vivimos juntos, compartimos la crianza de Esteban en nuestro tiempo fuera del trabajo, salimos a pasear juntos, y al final del día estamos molidos y lo único que queremos hacer es dormir. Pero, aunque nos cueste, pienso que tenemos que encontrar un tiempo para salir a la calle solos, reconectarnos, volver a ser pareja. Finalmente antes de ser tres sentamos las bases siendo dos, el núcleo indispensable de esta familia.
  1. Salir con mis amigos
Lo haré aunque me cueste y aunque probablemente mientras esté fuera con mis amigos esté pensando a qué hora me regresaré a mi casa. 
  1. ¡Escribir más seguido!
La rutina y la falta de tiempo matan mi creatividad e inspiración para escribir. Pero me siento bien haciéndolo, siento que puedo hacer más planes como este y puedo hacer catarsis. Las catarsis son buenas :)
  1. Encontrar un tiempo para mí misma
Me gustaría darme un tiempo para mí misma (léase ir a que me den un masaje, a cortarme el pelo, a comprarme ropa, etc.) sin sentirme culpable. Un poco de me-time siempre es bueno.

Hoy he aplicado el primer punto a mi vida y ya me siento mejor. Todavía falta camino por recorrer y a veces hay que hacerle frente a la rutina y la culpa, para obtener recompensas fuera del rol de mamá. Sin sentirse culpable, esa es la condición.