La depresión infantil y el TDAH


Cuando las expectativas no llegan a cumplirse, pueden causar un bajón de aquellos, si nosotros siendo adultos cuando no logramos nuestros objetivos nos invade un sentimiento de insatisfacción pero viramos el barco hacia otro lado y continuamos, pero que sucede cuando esto no se da, cuando nos estancamos y no podemos avanzar.

La depresión es un trastorno del estado de ánimo que puede durar varios días. La depresión afecta también a los niños, su falta de madurez los hace más vulnerables, y no siempre saben describir lo que sienten, existen varias variables que podrían ser tanto biológicos como sociales.

Las principales causas de depresión infantil están ligadas  al hecho de que el niño no se siente querido por su familia y esto lo generaliza a los demás y existen diversas causas como por ejemplo padres perfeccionistas, perdida de algún familiar, sistema educativo muy estricto o el acoso escolar.

En nuestro caso es un poquito de todo, #LittleF es bastante emocional y tiene una súper memoria (les juro puede acordarse cosas desde que tenía 2 años)

Empezó a manifestar estos cuadros a los 4  años con llantos prolongados y mucho sufrimiento, por más amor que se le diera o distracción que le presentara no había forma de sacarlo de ahí. Solo quería llorar y llorar, ser abrazado y protegido. 
Se hacían repetitivos cada semana o con suerte cada 2 y los motivos podían variar. 

Es ahí donde decidí llevarlo a terapias emocionales y la verdad le ayudo a soltar ese peso que cargaba siendo tan pequeñito, nos enseñaron que a veces nosotros como adultos no vemos los problemas de nuestros hijos en la magnitud de lo que ellos sienten. Nos hizo abrir los ojos y aprendimos a ver el mundo a través de sus ojitos. Claro que en ese punto no teníamos ni idea de lo que se venía como el TDA y la impulsividad que ahora manifiesta.

Fue creciendo y aprendiendo que la vida es hermosa y que hay momentos increíbles si sabe aprovecharlos. A veces los papás confundimos las rabietas con malacrianza o simplemente pensamos que en que ya se les pasará, pero  sería mejor ser más observadores y analíticos. Aún presenta cuadros depresivos, llantos prolongados y pensamientos respecto al dolor por la pérdida de alguien que a veces es por inseguridad.

Ahora, por mi experiencia siempre llegan a presentarse por algo que les moleste o frustre. La depresión se apreciará enseguida en el área escolar debido al bajo rendimiento académico, en el aislamiento en el juego, falta de energía, sentimientos de culpa, pérdida de confianza, ideas o intentos autodestructivos como arañarse o morderse, alteraciones del sueños, quejas de dolencias como falsos dolores de cabeza, estomago u otras partes del cuerpo, pensamientos sobre la muerte, entre otros.

Para poder ayudar a nenes con depresión o cuadros depresivos lo primero que debemos hacer como padres es NO generalizar, cada niño es un mundo, único y tener en cuenta que esto no se arregla únicamente llevándolo a terapia si no que todas las personas que estén en contacto con el niño debe ir también. 

Busquen y analicen un terapeuta en donde ustedes como el niño estén cómodos y se sientan bien ya que esa persona los acompañará por largo tiempo.  No hablaré de fármacos porque eso le corresponde al profesional.

Existen diversas terapias como las conductuales en donde les ayudan a modificar ciertos comportamientos (a nosotros nos ayudó muchísimo tanto con la depresión como con el TDA) y  modificar sus distorsiones acerca de cómo interpreta ciertos acontecimientos como los comentarios de los amiguitos o de los mismos papás. La terapia emocional les ayuda a manejar sus emociones ya sean las positivas y/o las negativas.

La comunicación es básica para que esto no avance, tener una relación de armonía en la casa, el darle amor incondicional y hacerles entender que los papás esteremos ahí en el momento que nos necesiten para escucharlos, ayudarles y a afrontar situaciones en donde ellos no puedan hacerlo por si solos.

Cada vez que mi #LittleF hace una rabieta o se molesta por algo siempre viene el llanto culposo “Porque no me puedo comportar”, “porque siempre es así”, entre otras frases. Pero él sabe que por más disgustada esté siempre recibirá un abrazo y uno fuerte, en el que se sienta seguro. Siendo yo una persona que sufre de depresión crónica se identificar estos cuadros y gracias Dios puedo dentro de lo que está en mi conocimiento a enseñarle a ver la vida más ligera.


 Si, tal vez te preguntes en este momento, como es posible eso, pues a los que vivimos con depresión por tantos años y seguimos adelante, levantándonos de nuestras camas (aunque pareciera que tuviéramos una manta de 100 kilos encima) aprendimos que la vida continua y que podemos identificar esos cuadros y que podemos manejarlos. Tenemos soportes o pilares que nos ayudan día a día como nuestras familias que en mi caso es ESPECTACULAR. 

Cantamos a todo pulmón y bailamos hasta agotarnos, mantenemos la mente ocupada al igual que las manos, el deporte o la meditación y debo admitir que el deporte no es mi mejor amigo, trato con el zumba o simplemente bailar, pero todo eso irá en otra entrada al blog.

Es difícil como padre ver pasar al pequeño gran amor de tu vida por estos cuadros pero podemos hacer un quiebre en ese punto, hacerles saber que siempre no importa que, estaremos caminando a su lado de la mano. Aún seguimos luchando con #LittleF y le damos lo mejor que nosotros aunque a veces como seres humanos perdemos un poco la paciencia o la fuerza. El TDA-TDAH jala muchas cosas, las frustraciones mal manejadas suelen complicarse. Pero ganamos batallas diarias y conquistamos con el corazón.

Kiara Cavallini
http://mamaespacial.wixsite.com/misitio
"Soy Ki, una mamá full time; fotógrafa de profesión que ama las manualidades y el buen café. Tengo un peque de 8 años, diagnosticado con TDA e impulsividad. Mi blog fue creado para concientizar sobre TDAH, contar nuestras experiencias y lucha diaria."