El peor error que he cometido desde que me casé

¡Las mamás y los papás también saben divertirse!