¿Sabes qué es la Copa Menstrual?



Ahora que me vino la regla después de mi segundo hijo y de la lactancia materna exclusiva (pueden leer todo al respecto en este post), consideré nuevas alternativas para higiene femenina.

¿Por qué hago este post? Porque considero que como mamá activa de 2 niños pequeños, cualquier cosa que me ahorre plata, me facilite la vida y me permita moverme como loca persiguiéndolos, vale la pena contarla. 



Todas sabemos lo pesado que es en esos días del mes. ¿Tampones o toallas higiéinicas? ¿Malla sec o tela sec? ¿Flujo abundante o solo manchitas? ¿Invisible y con alas? ¿Y en la noche? Estoy ¿manchada en la oficina? Y en mi caso, la culpa de pensar la cantidad de basura no reciclable que estoy generando... 


Antes de estar embarazada por segunda vez, ya había escuchado de la copa menstrual. Pero ¿qué era eso? Como no puedo con mi genio me metí no solo a averiguar, sino a leer los reviews de gente que ya la había usado. Hace 3 años era menos común de lo que es hoy, pero para mi sorpresa, es un artefacto que se viene usando desde el siglo pasado. 

¿En qué consiste la copa menstrual? Es una pequeña copa de silicona flexible, que tiene un palito abajo (parece una copa de vino, sin el piecito para apoyarla en la mesa). Algunas son más grandes y otra más pequeñas. La idea es que la insertas en el canal vaginal durante la menstruación (cual tampón), y esta recoge los deshechos, y como está asegurada contra las paredes de la vagina no hay derrames. Después de unas 4 - 8 hrs, una la retira, la vacía, la enjuaga y la vuelve a insertar. 100% ecológica. No hay toallas higiénicas ni tampones qué descartar. No hay olores ni manchas en la ropa. 

Ya, OK, pero no puede ser tan fácil. Depende. Lo primero es que estés cómoda con la idea. Hay gente que se muere del asco solamente de insertar algo, vaciar la sangre y volver a meterlo (enjuagado obvio). Si usas tampones, la idea seguramente no te va a perturbar tanto. 


¡¿Cómo la inserto?! ¡Esa cosa se ve gigante! Lo mismo pensé yo. Individualmente de si consideras que tienes "espacio" ahí o no, hay que trabajarlo con cuidado. Lo primero es que hay que doblar la copa por la mitad. Una vez que está doblada, la insertas despacio hasta que ha desaparecido completamente. Continúas empujando el palito hasta que este desaparece también. Muévete un poco hacia los lados y fíjate si sientes algo, sientes que se sale o si quieres empujarla un poquito más. 


¿Y no se va a perder? O sea, está entrando a un callejón sin salida así que no tiene a dónde irse. Si cuando llegue la hora de sacarla no sientes el palito, introduce un poquito los dedos y lo vas a sentir.

¿Y cómo me la saco? Ok, esto sí es más delicado que meterla. Yo de bruta me la saqué a la mala la primera vez y me dolió. Imagina un desatorador de water que jalas y no quiere salir... claro pues, la copa está medio que cerrada al vacío contra las paredes del canal vaginal, así que hay que romper ese vacío. Hay que jalar el palito hasta que puedas sentir la base de la copa, y luego empuja el costado y vuelve a doblarla para romper la succión,  jalando despacio hasta que salga completamente. 

Vista frontal y de lado de cómo estaría la copa una vez insertada
¿No se va a chorrear por todos lados? Realmente no. Es lo mejor insertarla y extraerla sentada en el water, para mayor seguridad. Apenas la sacas la vacías en el water. De ahí hay que pararse, enjuagar la copita para que esté limpia, lavarte las manos y volverla a meter. La logística no es tan práctica, pero si estás fuera de la casa por ejemplo es buena idea tener una botellita de agua a la mano y puedes hacer todo sin pararte del water. 

Ok. ¿Cómo la limpio? Cuando termine tu período lávala con jabón suave y hiérvela por 5 minutos (no en el microondas). ¿Dónde la hierves? Vete al mercado y cómprate una olla chiquitita que uses solo para eso. 

¿Dónde la consigo? Sé que las venden en Corazón de León y en La Calandria, pero estoy segura de que hay otros sitios. También se puede comprar en Amazon por Internet. 

El veredicto final: ¿sirve? ¿me gustó? L¿a recomiendo? Totalmente. Después de la 3era inserción me sentí experta. No se chorreó nada, no había olores ni toallas higiénicas que revisar ni botar. Pude irme a la playa, corretear con mis hijos, y era casi casi como estar sin la regla. 

¿Ustedes se animarían a usarla? ¿Alguien que cuente su experiencia?