7 cosas que NO debes poner en el chat de WhatsApp de mamás del salón


En algunas zonas del país – gracias a Dios - las cosas ya se normalizaron y las escuelas, institutos y universidades ya retornaron a clases.  Mis hijos son de los afortunados (aunque ellos juran que no lo son) que regresaron al colegio el lunes pasado. Y entre las cosas que se regularizan con el regreso a clases están los chats de WhatsApp de madres del salón.

Sea que lo organice la profesora del salón, la delegada o quizá alguna mamá afanosa; en estos tiempos posmodernos y cibernéticos todas tenemos por lo menos un chat de madres del salón para cada hijo. Y si bien estos chats son recontra útiles, es posible también que se vuelvan una pesadilla si no son bien administrados.

La mejor manera de hacer que estos chats funcionen y nos sirvan a todas las madres participantes es mediante la autocensura (es decir, que una misma se censure) sí, ya sé; ya sé. Yo hablando de autocensura. Pero, aunque no lo crean, soy sumamente cauta cuando de los chats de madres se trata y además he sido asesorada por expertas madres reinas de los chats para elaborar esta lista de las 7 cosas que NO debes decir, mandar, ni poner en los chats oficiales de madres del salón de tus hijos.

  1. Ofertas laborales y cualquier tipo de spam, incluidas cadenas de oración y deseos (¡esas también son spam!). Este chat se creó para mantenernos al tanto de las actividades del colegio, apoyarnos con las tareas y/o diligencias. No spamees a las madres del salón, ¡por favor!
  2. Fotos de tus hijos, vídeos, audios y similares. Sí, ya sé que tus hijos son las cositas más tiernas y bellas del mundo. Pero recuerda que en ese chat TODAS tienen hijos y al igual que tú, piensan que sus hijos son las cositas más bellas y tiernas del mundo. Mejor deja las fotos de tus hijos para chats familiares. Además, ¿en serio? ¿quieres que todas las mamás te digan, “ayyyy qué lindo”?
  3. Un resumen de tu día y lo llena de chamba, compromisos y actividades que estás. Porqué en serio, sabemos que tuviste un día duro y andas súper ocupada, pero honestamente, ¿who cares?
  4. Repeticiones de los comunicados oficiales del colegio y dudas y preguntas ya repetidas. De igual manera, tus comentarios y apreciaciones sobre estas actividades. Las madres más despistadas te lo agradecerán, pero el resto. Pffffff. Además, te puedes ganar un par de enemigas gratis si en tu grupo hay alguien de la Apafa o algún familiar del profesor caletamente infiltrada.
  5. Rumores, chismes, rajes y similares. Todo el mundo va a querer leerlos, pero te vas a crear mala fama por gusto.
  6. Información, audios y similares de dudosa procedencia. En estas épocas de crisis han proliferado los falsos comunicados anunciando tragedias y desgracias. Al menos que hayas recibido información de una fuente oficial, mejor no compartas esta info.  Y ojo, una mamá de otro salón no es una fuente oficial. Ella también, puede ser víctima.
  7. Al negro de WhatsApp. Sí, ya sé que lo amas. Ya sé que te encanta y tú y tus amigas se matan de la risa con ese negro, pero por favor, NO lo mandes al chat oficial de madres del salón, de verdad, algunas se pueden traumatizar. Mantén este chat lo más profesional y al grano que puedas y recuerda que siempre puedes crear un subgrupo con las mamás más picantes e intercambiar ahí fotos pecaminosas ;).

Según mis madres expertas y yo, estas son las 7 faltas más terribles que puedes cometer en el chat del salón de tus hijos. Quizá para alguna de uds. haya otras más terribles. ¿Cuáles son? ¡¡Compártanlas!! y si estás leyendo esto y estás en algún salón conmigo…compárteme las fotos del negro del WhatsApp, ¡por favor!

Pero, eso sí, caleta.