¿Golpes en la cabeza? Reconoce cuándo es momento de ir a la clínica



Recuerdo cuando Antonia empezó a gatear, todos estábamos más que emocionados, pero desde ese día, debíamos tener más de 2 ojos sobre ella y aun así, se nos cayó dos veces de la cama; ni qué decir cuando empezó a caminar, en varias oportunidades las caídas también le ocasionaron fuertes golpes en la cabeza; y ahora, con casi 4 años no está ajena a que le siga ocurriendo.

Así que en este post, gracias al aporte del Dr. Kenn, les presento algunas recomendaciones  referentes a los golpes en la cabeza.

  1. Si tu niño se golpea la cabeza, el primer paso debe ser poner al niño o niña a salvo, fijándose rápidamente si el ambiente es seguro,  ya que muchos de los niños escalan las repisas y muebles de la casa y hay que tener cuidado de que estos mismos no les caigan encima después de haberse caído.
  2. En caso haya una herida abierta lo mejor es ejercer presión. No es necesario frotar fuertemente la zona del golpe.
  3. Las caídas y golpes con mecanismos de alta intensidad, tales como accidentes de carro o caídas de 2 metros a más, requieren atención médica sin excepción.
  4. En los niños de 1 año o menos la atención médica es importante ya que ellos no pueden expresar si les duele o que tan intenso es el dolor.
  5. Es importante prestar atención a la pérdida de conciencia. Existe la idea de que mantener a una persona despierta el mayor tiempo posible después de un golpe de cabeza puede ser beneficioso, pero esto no es así. Una señal de severidad es que el niño esté muy somnoliento debido al golpe, pero mantener despierto a un niño, que no presenta síntoma alguno durante horas, sólo lo va a incomodar sin generar un mayor beneficio.
  6. Si el niño presenta convulsiones, dolor muy intenso o no responda de forma usual, debe ser llevado inmediatamente a un centro de salud.
  7. En el caso de una convulsión, es importante tener en cuenta que debemos colocar al niño de lado sobre el suelo, evitando superficies elevadas. En segundo lugar, debemos llamar  al número de emergencias y empezar a tomar el tiempo de lo que está sucediendo. Si es posible, grabar lo que está sucediendo puede ser de gran ayuda para los médicos. Evitemos poner algún objeto en la boca.
  8. Ante cualquier duda, siempre es mejor errar en el lado de ser más cauteloso y llevar al niño a ser atendido de emergencia. Con un examen neurológico normal es poco frecuente que su niño vaya a requerir mayor ayuda y no es obligatorio hacer una tomografía, ya que eso sólo dependerá de la gravedad del golpe.


PARA TENER EN CUENTA:
En el Perú, los estudios muestran que la principal causa de golpes en la cabeza que llevan a hospitalizar a los niños son las caídas. La mejor forma de evitar esto es poniendo barandas y rejas en las escaleras, pues los niños pequeños tienen caídas libres, que son mucho más severas, cuando no hay algo que los bloquee. Otro factor de riesgo ampliamente conocido son los andadores. Se ha demostrado que los mismos no hacen que los niños caminen más pronto; sin embargo, les dan acceso a moverse más libremente haciéndolos más propensos a caerse.


COLOQUEMOS REJAS, UTILICEMOS BARANDAS Y TRATEMOS DE EVITAR EN LO POSIBLE LOS ANDADORES SI ES QUE LOS NIÑOS NO ESTÁN BAJO SUPERVISIÓN CONSTANTE.