Queque de plátano con aceite de coco


¿Otra vez con una receta de queque de plátano? ¿Es que no podemos ser más creativos? Pues sí, sí podemos serlo y justamente este queque tiene algo de creatividad.
Porque no se hace como cualquier otro queque de plátano, no, este Queque de Plátano con Aceite de Coco es especial.
En verdad serían muy malos si dicen que no somos creativos. En el blog tenemos varias recetas de queques hechos a base de plátano que salen un poquito de lo común, como por ejemplo el de Quinua, el de Chocolate y la súper estrella de un queque fuera de lo común, el de Cáscaras de Plátano.
Ahora bien, no creo llegar a ser más creativa que ese queque a base de las cáscaras, pero este que les traigo hoy resulta interesante. Y no solo por el hecho de que en lugar de aceite de girasol o mantequilla derretida le vamos a poner aceite de coco, no, es también por la forma en que vamos a preparar los plátanos para ponerlos en la masa.
Veamos, un queque de plátano tradicional, de los que en inglés se conoce como Banana Bread, lleva por lo general entre 2 a 3 plátanos, siempre bien maduros, eso le da sabor, le da humedad y le da un toque de dulzor al queque. Este queque en cambio lleva 5 plátanos.
¿Cuál es el punto? Que al agregarle más plátanos de lo normal, la masa puede jugarnos una mala pasada. Eso porque el plátano contiene líquido, al ponerle más plátanos entonces estamos aumentando la cantidad de líquido en nuestra masa, pero seguimos teniendo la misma cantidad de harina. Si no corregimos esto el resultado final puede ser no muy bueno.
Pero tampoco les voy a decir que fui yo quien inventó esta receta, yo solo le hice unas adaptaciones, pero el método está descrito en un libro de mi colección de repostería, uno editado por America's Test Kitchen, y es justamente el método de preparación lo que llamó la atención y por eso me animé a hacerlo.
El resultado final, un queque con muy buena miga, no tan jugoso como suelen quedar los queques de plátano, y un sabor bastante sutil, que al mezclarse con el sabor de la panela puede que las personas no lleguen a distinguir que sea de plátano.
La receta original es con mantequilla derretida, con azúcar y con nueces, yo lo cambié por aceite de coco, panela y pecanas, aunque estas últimas son totalmente opcionales. Y como a mi familia le encantó, entonces comparto la receta con ustedes.
QUEQUE DE PLÁTANO CON ACEITE DE COCO

Ingredientes
1 ¾ tazas de harina sin preparar (puede ser integral)
1 cucharadita de bicarbonato
½ cucharadita de sal
5 plátanos bien maduros
2 huevos
8 cucharadas de aceite de coco (líquido)
¾ taza de panela (puede ser azúcar rubia)
1 cucharadita de vainilla
½ taza de pecanas tostadas y picadas (opcional)
2 cucharaditas de panela (puede ser azúcar rubia)

Preparación:
Precalentar el horno a 180°C/350°F.
Engrasar un molde rectangular, forrar la base con papel manteca y engrasar el papel.
Cernir la harina junto con el bicarbonato y la sal y reservar.
En un tazón apto para microondas colocar los plátanos pelados, tapar y llevar al microondas por 5 minutos.
Vaciar los plátanos en un colador que esté sobre un tazón y dejarlos por unos 15 minutos, moviendo el colador de vez en cuando para que escurran bien. No botar el líquido.
Colocar los plátanos en un tazón y hacerlos puré con un tenedor o un prensa-papas.
Todo el líquido de los plátanos (que será entre ½ a ¾ de taza) colocarlo en una olla y llevar a hervir hasta que el líquido se reduzca hasta ¼ de taza (más o menos 5 minutos).
Vaciar el líquido sobre los plátanos y mezclar bien.
En un tazón mezclar los huevos con el puré de plátano, aceite de coco, panela y vainilla.
Agregar los ingredientes secos y mezclar solo hasta integrar.
Si se usarán pecanas, agregarlas en este momento, mezclando bien.
Verter la masa dentro del molde, espolvorear con las 2 cucharaditas de panela y hornear por aproximadamente 1 hora, hasta cuando al insertar un probador, este salga limpio.
Retirar del horno, dejar entibiar dentro del molde, luego desmoldarlo sobre una rejilla y dejar enfriar totalmente.

Receta inspirada en: Ultimate Banana Bread de Cook’s Illustrated Baking Book, páginas 24 - 26