Historias de amor



Ernesto es mi enamorado del colegio. Nos conocimos en 2do de media cuando me cambié de colegio y fuimos mejores amigos durante 1 año y luego estuvimos juntos todo 3ero de media y en 4to de media terminamos, la relación se había puesto horrible. Los 2 tuvimos otros enamorados pero siempre coincidíamos en fiestas y por amigos, y 4 años después regresamos en la universidad. Estuvimos 6 meses y él decidió mudarse a Miami y yo le dije "Ok, entonces vete, olvida mi nombre, mi cara, mi casa y pega la vuelta" (a lo Pimpinela). Terminamos peleadísimos y no volví a saber de él hasta unos 5 años después que me escribió por el Hi5 pidiendo disculpas por todo lo que había pasado. Yo lo mandé a volar. En los años siguientes me mandó algunas solicitudes de amistad en el Facebook que yo siempre rechazaba. 10 años después me mudé a Nueva York por trabajo y él también se había mudado por allá. Llegó el invierno y como me había mandado tantas solicitudes me animé a saludarlo por su cumpleaños. Ahí empezamos a chatear y luego de unas semanas me empezó a visitar y hacíamos cosas de amigos - íbamos de compras, a la lavandería, cocinábamos... luego de unos meses ya empezamos a salir, unos 3 meses después nos mudamos juntos, 3 meses después nos comprometimos, 3 meses después nos casamos. Mis amigos del colegio no lo podían creer (mis amigas me increpaban "pero, ¿¿¿acaso no lo odiábamos???"), sobre todo porque lo mantuvimos en secreto porque no queríamos chisme y porque yo tenía miedo de que mis papás ¡me maten! Ja, ja, ja, ja. Ahora tenemos 2 hijitos bellos y vamos a cumplir 5 años de casados este 25 de febrero, pero hasta ahora nos miramos y decimos "Qué loco, me casé CONTIGO y tenemos 2 hijos...". Él dice que es el destino, aunque yo no creo en eso. Pero sí es una buena historia, hasta en nuestro parte de matrimonio lo pusimos tipo cómic. Jennifer – Jennyrella

Aproveché que iba a España con mi familia para darme un salto por Amsterdam a visitar a un amigo. Ese amigo me presentó a Gary, quien desde el día en que lo conocí, paramos de arriba a abajo los cinco días que estuve en Holanda. Pero nada, se acabó el viajecito y me volví para Madrid a encontrarme con mis papis. Nos despedimos como que bueno, este es mi e-mail, a ver si me escribes. Vaya sorpresa cuando Gary me escribe que esperaba que quizá alguien que hablara español pueda recibirlo en el aeropuerto de Madrid pues llegaba el viernes (= ¡yo!). Y fue ese fin de semana donde realmente decidimos que nos moríamos el uno por el otro. Pero nuevamente, ni modo, yo me regresé para Lima. Por un año mantuvimos contacto, pero nunca nos hicimos novios, sólo planeábamos el siguiente encuentro. Nos fuimos a Miami en noviembre, me volví para Amsterdam en Navidad y luego el vino a Lima por el mes de junio. Antes de quedarnos pobres con tanto viaje, me animé a hacer un máster en Holanda. El plan era ver si esto que teníamos era tan bonito incluso fuera del plan "vacaciones". Si no funcionaba, al menos me volvía con un máster. Bueno, pues ya llevo 7 años y medio en Holanda. Daniela -  La Misma Mu

Conocí a Marco en mi trabajo. Mi primera impresión fue mala. Lo veía tan antipático que ni me provocaba dirigirle la palabra. Pasó el tiempo y entre mi cara de palo y su soberbia nadie imaginaría que nos enamoraríamos. Poco a poco, no sé cómo nos volvimos cercanos. Me comenzó a gustar. El chico serio en verdad era muy gracioso, sarcástico, bromista y alegre. Nos gustábamos mucho. Teníamos mucha química.
Llegó la fiesta de fin de año de nuestro trabajo y es de tradición la noche de talentos. Salí a bailar como Lady Gaga. Me atreví a ponerme prendas muy cortas (lo que nunca uso – solo para ser Lady Gaga) y le bailé a Marco ja, ja, ja. A todos les encantó. Tanto así que gané el primer puesto. Y al final de la noche, le robé un beso. Fue un “piquito”. Al día siguiente me llamó y me pidió que nos veamos. Pero no lo vi hasta mi cumpleaños. Desde ahí hemos estado juntos, y un año más tarde nos casamos. Ahora tenemos dos hijos preciosos y aunque hemos pasado momentos muy muy malos, le volvería a bailar como aquella vez (por él y por los mil dólares que me gané) ja, ja, ja. Luz – La Ventanita de Luz

Bueno, yo conocí a Lalo en "Dolce Vita" (ya nos habíamos chequeado hacía un año en la universidad pero ninguno se atrevía a hablarse), bueno, en el momento que nos conocimos ambos teníamos enamorado... bueno yo acababa de terminar con el mío y él sí seguía con la suya. Hablamos un buen rato, y como yo había ido con una amiga y él con uno de ellos se juntaron e hicieron click. Ya tarde mi papá me llamó y como estaba preocupado por haber salido sola con mi amiga le dije que estaba con un amigo de la universidad y que no se preocupara. Y entonces dijo "qué bueno entonces que te acompañe a la casa". Y él escuchó y cuando corté me dijo: te acompaño entonces, le dije que no y me subí a mi carro. En un semáforo rojo, me di cuenta que me estaba siguiendo y cuando llegué me dijo: dile a tu papá que sí te acompañé. Luego no volvimos a hablar, no nos habíamos pedido fono ni nada, porque ¡él estaba con enamorada! Pero igual él se averiguó mi mail y empezamos a hablar por "messenger". Unos meses después murió mi papá y yo me desconecté del mundo y perdimos contacto. Hasta después de dos meses, un domingo me llamó y de la nada me dijo: Hola, soy Lalo, ¿estás en tu casa? Le dije que sí y me dijo ok. Me cortó y después de unos minutos tocan el timbre y era él. Conversamos bastante y al final me contó que ya no estaba con enamorada. Empezamos a salir y un año después me dijo para casarnos y ahora tenemos a los mellis. Marité – Mamá de Doble Yema

Conocí a Oli hace un poco más de 12 años por las redes. En esa época era el Hi5. Él estaba metido en el grupo de mi universidad y me animé a agregarlo, pensando que era un estudiante más y quizás nos podíamos ver ahí. En realidad él no estaba metido en la universidad, era su amigo que había usado su perfil para ver a la chica que le gustaba que estaba ahí y estudiaba con mi hermana. Empezamos a hablar, luego de tres meses salimos y al poco tiempo nos hicimos enamorados y seguimos juntos desde entonces. Ya tenemos 8 años de casados y una preciosa de casi 4 años de edad. Pamela – Mambru

Carlo y yo nos conocimos en la universidad. Yo salía de una muy mala relación y el volvía de estudiar fuera, así que estábamos en plan “a ver qué pasa”. Empezamos a salir y nos dimos cuenta que nos encantaba estar juntos, y así estamos desde entonces. En la relación todo fue muy convencional y nos tomamos tiempo para cada paso. Tuvimos 5 años de enamorados, 1 de novios y este año cumplimos 14 de casados. A estas alturas ya he pasado más tiempo de mi vida con él que sin él. Durante todos estos años, nos hemos tenido que mudar, adaptarnos, y empezar de cero en lugares distintos del mundo. Pero al final nos sigue encantando pasar tiempo juntos. Alexandra - Yelum

A Bruno lo conocí cuando yo tenía 16 años pero no me interesó porque yo andaba enamorada de otro chico y además lo veía muy mayor para mí. Lo volví a ver años después ¿cómo? Una amiga me invitó a una reunión y resulta que la reunión era de Bruno. Como él vivía por mi casa, quede con mi amiga que nos encontramos antes de ir a la casa de Bruno (para no llegar de la nada y saludarlo después de tantos años sin vernos). Mi amiga me mintió y me dijo que ya estaba en la casa de él, pero la verdad es que no llegó nunca. Cuando Bruno me abrió la puerta no entendía bien la situación pero empezó a tartamudear y se puso muy nervioso. Yo me quería morir de la vergüenza porque estaba sin mi amiga y estaba de colada... desde ese día empezamos a salir juntos. Sorry por la cursilería pero tenía que decirlo, él siempre dice que "el amor si tocó su puerta" ja, ja, ja, ja – Nathalie - Soy mamá y no me compadezcas

Arturo y yo nos conocimos en la universidad en el grupo de AIESEC. Nos pasamos 1 año entero yendo al cine pero ni siquiera hablábamos... ja, ja. Y cada vez que regresaba a mi casa me preguntaba: "¿¿por qué sigo saliendo con él??" Pero mis papás me decían que regresaba con una sonrisa de oreja a oreja y muy feliz... luego un día, después de una fiesta me dijo que me jalaba a mi casa y pasamos por un café y nos quedamos conversando ¡¡horas de horas!! ¡Fue increíble! La chispa se incendió y decidimos salir más y conversar (todo lo que no habíamos conversado el año pasado). Nos conocimos más y más y BOOM un día en el malecón me dio un besito y una semana más tarde ya estábamos enamorados ja, ja, ja. ️ Él dice que fue un 17 de Julio pero yo me acuerdo que ya era más de media noche (el 18 de Julio) así que, celebramos ¡los dos días! 3 años después llegó Iker y nos casamos pero en nuestro anillo de matrimonio dice la fecha en la que me dijo para ser su enamorada. Stephanie – Mamá Petit

Me aventuré con mis dos maletotas sola a irme a Francia a mis 19 años. En Toulouse, donde iba a estudiar, desde Lima me contacté con el hijo de una amiga de mi mamá que me ayudaría a buscar un departamento. Pero el chico me dejo en el aire cuando llegué diciéndome que no podría ayudarme y yo me quedé LITERALMENTE en la calle. Felizmente, una amiga de la Universidad en Lima me paso el número de teléfono de un chico que estudio con nosotras un ciclo y estaba viviendo en la misma ciudad. Lo llamé para que me dé una mano alojándome una semana en su depa’ mientras buscaba algo fijo y super buena onda me dijo que vaya no más. Cuando llegué conocí a su roomate (Beny). Casi ni hablamos. Él se fue de viaje una semana y a su regreso, sin querer, nos quedamos conversando hasta las 6 am sin parar. Al final, este amigo se mudaba a la semana siguiente y yo no encontraba depa’...así que tomé su cuarto. Beny me acompañó a hacer casi todos mis trámites para terminar de instalarme, estábamos casi todo el tiempo juntos. Semanas después, me besó cuando salíamos de un bar con unos amigos que nos hacían barra porque vieron la química. Pasamos de ser roomates a vivir juntos como pareja sin querer. Al comienzo tratamos de tomar las cosas lo más ligeras posibles (porque yo no me quería quedar sin depa ¡si no funcionaba! Ja, ja), pero poco a poco la química siguió creciendo. 5 años después nos casamos por civil en Paris, 3 años después por religioso en Lima y al año siguiente recibimos a Eva en nuestra pequeña familia. Algunas amigas me dicen que el destino quiso que nos encontremos... Creo que así fue. Andrea – Mamá en pañales

Percy y yo nos conocimos cuando yo tenía 16 años y él 19. Lo habían invitado a cantar en una obra de teatro que estábamos haciendo en el colegio. En ese tiempo fue solo un hola, qué tal, chau. Meses después yo empecé a ir a la iglesia donde él asistía y empezamos a parar con el mismo grupo. Poco a poco nos fuimos haciendo más amigos hasta que un tiempo después andábamos de arriba para abajo. Íbamos mucho al cine, a la playa o a pasear. Casi sin querer comenzamos a enamorarnos. Conversábamos de todo y por horas, reíamos mucho y discutíamos bastante también, pero siempre tratábamos de arreglar las cosas en ese momento y no despedirnos enojados. Durante ese tiempo nos dimos cuenta que había mucha empatía entre nosotros y un feeling especial. No quiero sonar cursi, pero de verdad sentía que no había nadie más con quien quisiera estar. Incluso recuerdo un par de invitaciones a salir que acepté y que luego cancelé porque él me decía para hacer algo. Poco después de mi cumpleaños #19, hablamos de los sentimientos que teníamos el uno por el otro y desde allí somos inseparables. Cinco años después nos casamos y este año es nuestro aniversario de bodas número 13. ¡18 años juntos! Andrea – Mamá quiero leche

Frank y yo nos conocimos estudiando en el 2005 y siempre hemos sido amigos. Nos distanciamos unos años por diferentes motivos pero un día me llamó para ofrecerme un trabajo en la compañía donde él trabajaba. A los pocos meses se cambió de trabajo y luego de algunos años me volvió a llamar para otro trabajo y fue ahí donde empezó todo. El ese año termino su relación y yo igual. Empezamos a andar juntos como siempre lo hacíamos pero la diferencia era que esta vez los dos éramos solteros. Recuerdo que una noche, Frank me pregunto cómo hacía para decirle a alguien que le gustaba que quisiera que pasara algo más. Yo le dije que tenía que ser sincero y decir las cosas de forma directa para no perder el tiempo. Luego de salir durante varias semanas como amigos una noche en la fiesta de un cliente me di cuenta que algo pasaba entre nosotros. No es normal que quieres pasar todo el día con alguien ¿no? y luego de esa fiesta en una reunión con amigos cuando salimos juntos me atreví a besarlo y él continuó el beso. Tuvieron que pasar 8 años de amistad para que nos atreviéramos a intentarlo. Yo siempre digo que él me ayudo a conseguir algunos trabajos porque estaba perdidamente enamorado de mí y que durante 8 años estuvo atrás mío. A los 5 meses de relación decidimos vivir juntos, tenemos más de 5 años de relación, 1 año y medio de casados y a nuestro hermoso Fausto hace 2 años y medio. Maria Grazia – Mamma mía

Conocí a mi macho man hace casi 20 años en el taco (billar) que estaba frente a la U. de Lima. Me enamoré como novela mejicana. Él creo que no tanto ja, ja, ja. 10 años de casados, 2 hijos y varias deudas bancarias después... no mentira... como diría Juan Gabriel...te sigo amaaaaaaandoooooo. Vamos al Noa Noa. Cecilia – Sexy Rivers

Conocí a Luis Felipe en la oficina, era chibolo y nunca me fijé en él, hasta que mi enamorado de toda la vida, con el que supuestamente me casaría se portó mal y la relación terminó. Para sacarme de la depresión una amiga del trabajo me sacaba y nos juntábamos con sus amigos, entre ellos estaba L.F. Comenzamos a salir y a llevar una relación "adulta y moderna", hasta el día que me dijo que quería casarse conmigo. Él trabaja y estudiaba y no podía comprarme un anillo, así que no te atrevía a proponer, hasta que ese día se animó, fue el momento más maravilloso de mi vida, le dije que un anillo no significaba más que sus propios sentimientos y que si él me quería de verdad, no hacía falta que lo demostrara con algo material. Y así, unos meses después nos casamos y vivimos felices comiendo perdices. Nota: aquí entre nos, cuando puedo, sigo pidiendo mi anillo... Ja, ja, ja... Nydia – Mi vida en un dulce

¡Conocí a Alessandro por Facebook! Fue un "match" que nuestros hermanos menores decidieron hacer entonces, a él le dijeron que yo lo quería conocer y a mí que él me quería conocer. Ale me agregó a Facebook, comenzamos a hablar por ahí y YO lo invité a salir (aunque él diga que no fue así) ¡Desde ese día no nos separamos más! Sandra – Ella es Mia

Chris y yo nos conocimos en Gótica, yo estaba descorazonada y pretendía emparejar a mi mejor amiga con su hermano. Pero ellos no hicieron clic sino nosotros. Él es alemán y estaba haciendo un tour por Sudamérica pero no lo terminó por quedarse un fin de semana más y poder tener una primera cita conmigo. Desde ese día nunca dejamos de escribirnos, o por skype, visitarnos y así se dieron las cosas. Vanessa - Mambru

Mi prima hermana me presentó a Juanjo. Ella estaba con Bruno (ahora su esposo) que es mejor amigo de mi esposo. Nos presentaron en San Bartolo en enero. Lo odié y el a mi ja, ja, ja nos caímos pésimo. Terminando la noche le dije a mi prima que antipático el amigo de Bruno y Juanjo le dijo a Bruno, que antipática la prima de Mariela. Luego me enteré que él estaba con una enamorada en Honduras (donde había estudiado la universidad, vivido y trabajado). No nos volvimos a ver. Yo empecé a salir con otra persona y el siguió con su enamorada.

Luego por cosas del universo el 1 de mayo me llamó para invitarme a almorzar...acepté y desde ese día seguimos juntos, con 3 hijos y muchas historias. Este año cumplimos 19 años de estar juntos y 16 de casados. Ursula - Me gané el cielo

Conocí a Grace en la universidad en mi último ciclo de industrial y ella aún a la mitad de comunicaciones y los 2 teníamos enamorad@. Luego de unos meses ambos terminamos, empezamos a salir y luego estuvimos. Pasaron 7 años hasta que decidí enviarle policías para que la detuvieran y en ese momento pedirle la mano pero la muy escurridiza mujer se les escapó 2 veces hasta que finalmente mi escuadrón y yo decidimos que me detuvieran a mí, con patrulleros, sembrada y revisión del carro incluida, para que ella baje de su oficina y ahí, en medio del corazón de San Isidro, a las 8am me arrodillé y le pedí la mano. Luego de un año nos casamos mismo fiesta patronal con una semana de juerga y en unos días cumpliremos 5 años de esposos <3<3<3. Gino – Papá de G

Bueno yo no puedo quedarme atrás con mi historia de amor, como todo romántico empedernido yo SÍ encontré a mi media naranja. Érase una noche de verano del año 2011 para ser más exactos 13 de marzo, yo con el corazón roto en una mano y en la otra una cerveza para olvidar... un amigo me dijo vamos a Dragón al cumpleaños de una amiguita que tiene amigas ricas y apretaditas, ja, ja, ja, y ahí la vi por primera vez, alta, guapa, con unas curvas que ponen loco a cualquiera, pero ese día no cruzamos más palabras que un “Hola” y un “Chau”. Nos fue hasta que después de varias salidas en grupo e idas a la playa (me colaba en su casa de playa, ja, ja) que la invite a Pucallpa para semana santa y para que pase caleta invite a una amiga más de ella, pero gracias a Dios que no pudo ir, allá fue donde hicimos CLIC. Para esto, me accidenté en moto una semana antes, casi no viaja por eso, pero insistí y llegó. Desde la primera vez que la vi en el aeropuerto, ese día me dije: ella será la reina de mi corazón y la madre de mis hijos. En ese viaje le dije al último minuto antes que se vaya que me gustaba y mucho, y desde ese momento fuimos inseparables. Estuvimos viajando mucho para poder vernos, hasta que decidí que ella era todo para mí y me mudé a Lima en el mes de agosto para vivir juntos. Para diciembre nos comprometimos y al año y dos meses de conocernos NOS CASAMOS. Y dos años y dos meses después de conocernos nuestra familia creció el doble. Y a todo esto, Yaz no pensaba en casarse ni tener hijos hasta antes de conocer a su TARZÁN. Y ahora mi Jane de la Selva, vive con su Tarzán y sus pequeños monitos en la copa del árbol. #PapáGallina – Papis porprimera vez

Conocí a Alberto Luis en primero de primaria (ahí me gustó, luego en 1ero de secundaria y luego en 3ero de secundaria que estuvimos... un 13 de noviembre del 2008) terminamos el cole juntos en Trujillo, vinimos a Lima a estudiar la universidad y al año metimos la pata, salimos embarazados y él se tuvo que regresar a Trujillo a vivir. Superamos la loca y fatal distancia y hoy, con Gabriel de 4 años, vivimos juntos hace 2 meses, ¡¡¡trabajando juntitos en esto!!! O como dice él, remando un barco que se rema de a dos  - Milagros – Legalmente mamá

Yo conocí a mi chino a.k.a Mountain daddy  a.k.a  Nate en Colorado mientras yo hacía un intercambio y estaba viviendo en USA por 3 meses. Recuerdo que me había recontra prometido que no había viajado para enamorarme ni andar con chicos, pero el destino es loco. Una noche mi amiga me pidió mejor dicho me rogó que la acompañe a una fiesta latina para que pueda encontrarse con su chico y yo de mala gana fui. Recuerdo claramente ver a Nate cuando entré a la fiesta pero dentro de mí dije "esta churro pero no he venido a gilear" y me fui de largo. Mi amiga desapareció ni bien encontró a su chico y yo estaba a punto de irme cuando de pronto así como telenovela, Nate salió de entre la multitud con una luz angelical sobre él y vino directamente a decirme "hola" y con esa sonrisa tan bella que tiene sólo le respondí con otra sonrisa (porque me moría de vergüenza que el chico churro me esté hablando). Esa noche bailamos y cuando la fiesta terminó ofreció llevarme a mi casa, yo le dije que no porque tenía miedo que sea un asesino en serie pero el todo caballero me dijo "entonces ¿me das tu número? Me gustaría invitarte a cenar" Con esa caí rendida porque nunca en la vida me habían invitado formalmente a cenar. Días después salimos y desde entonces nos hemos vuelto inseparables (con sus altos y bajos, su buenos y malos momentos). Lo más bello de esta historia es que él estaba ahí para acompañar a su amigo a conocer chicas y el amigo le tuvo que rogar para que vaya porque Nate acababa de llegar de viaje y sólo quería dormir. Era nuestro destino que nuestra historia comenzara esa noche porque 8 años después seguimos juntos, estamos casados por casi 5 años y tenemos dos hermosas niñas de 3 y 1 año – Helky - Hey Mountain Girl

Dani y yo nos conocimos a los 21 años en la universidad, él me había visto en una fiesta y cuando cual peli romanticona lentamente vino a sacarme a bailar, vino el novio real de esa época y me robó. Un año después nos tocó en la misma clase, paraba en gorra y llevaba un parche en la nariz, tenía cara de malo y yo me burlaba con mis amigas del chico con cara de malo. El día que vino sin gorra porque la perdió, y sin parche jajaja, lo vi digamos por primera vez y me encantó. Se las ingenió para estar en mi grupo de trabajo y comenzamos a conocernos. Me hacía caminar del lado de la vereda, me hacía sentir segura, me ayudaba con mis libros, me jalaba, me abría la puerta del auto y salía cual Perkins a despedirme y cerrar la puerta. Dani sin duda era mi príncipe azul y caímos redonditos. Un día se fue a Disney y esa noche nos grabamos un cd cada uno con canciones inéditas romanticonas para no olvidarnos. El 80% del cd tenía las mismas canciones, ese día supe que sería el papá de mis hijos. Luego de Disney se apareció en mi casa con un unicornio gigante tamaño niño de 8 años de color rosado y morí de amor. Luego de 8 años de enamorados me pidió en Buenos Aires, mi lugar favorito en el mundo, de los nervios casi lanzo su aro al río de la Plata jajaja, yo era totalmente torpe. Al año nos casamos. A los 3 años nació Mati y así, vamos 13 años de amores locos e ininterrumpidos. Sin duda mi mejor amigo, cómplice, el novio perfecto, mi socio y fotógrafo favorito. Lo mejor, el mejor papá que pude darle a Mati. Milagros – Mi Mesita de noche

Había terminado con mi enamorado de 6 años y decidí leerme las cartas con una brujita me dijo miles de cosas entre ellas que mi primer hijo sería hombre (que no se equivocó), que me iría de viaje (cosa que iba a suceder dos semanas más tarde porque ya tenía el pasaje comprado) y que en ese viaje conocería a alguien pero que si pasaba algo más iba a depender solamente de mí, que el destino estaría en mis manos (en ese momento no entendía bien a que se refería). Me fui por semana santa de viaje con una de mis mejores amigas y en el aeropuerto volviendo conocimos a Pablo. Él dice que ya me había visto tres veces antes pero que no se había atrevido a hablarme. Mi amiga y yo intentamos entrar al salón VIP del aeropuerto porque yo tenía unas invitaciones que resulta que eran para otro salón, en ese momento cuando ya nos estábamos yendo sale Pablo y le pregunta a la señorita de la recepción si nos podía invitar a pasar quien obviamente le dijo que no. Pobre, él se quiso hacer el galán pero finalmente terminamos los tres afuera conversando. Una de las primeras cosas que me dijo fue: "¡Qué linda que sos!" en ese momento me perdió, fue como demasiado para mí, pero para la soñadora de mi amiga fue todo lo contrario, le encantó, y la verdad que hoy le tengo que agradecer porque fijo fue el cupido de nuestro amor. Pablo dijo que iba a buscar un lapicero para apuntar mi mail, pero nunca nos preguntó a qué hora salía nuestro vuelo. 40 minutos más tarde nos llamaron para abordar y él no había vuelto. Ya fue, le dije a mi amiga, hora de irnos, y ella me dijo: "¡¿como que ya fue?! El chico es lo máximo y se murió por ti, ¡algo tenemos que hacer!" En ese momento me acordé de lo que dijo la brujita, él era la persona que iba a conocer y que dependería de mí. Se nos ocurrió escribir mi mail en un papelito y Roxi iría corriendo a entregárselo a la recepcionista del VIP que nos había visto a todos. Escribí mi correo en un papelito y la frase "solo porque creo en el destino" (motivada por mi cupido obviamente ja, ja). Ella corrió mientras yo hacia la fila para abordar. Cuando estaba entrando se choca con alguien y era Pablo con un lapicero en la mano, saliendo, y Roxi le dice: "¡ya nos vamos! Pero aquí está el mail de mi amiga". En eso volteo y veo a mi amiga y a Pablo caminando hacia mí, me quería morir de la vergüenza, me dio un beso en el cachete y me dijo: gracias de todas maneras te escribo. Lo más loco de todo es que era verdaderamente el destino porque él viajaba a Madrid a terminar su maestría el día anterior pero el vuelo estaba sobrevendido y ofrecieron plata y una noche de hotel al que se quedara y el aceptó. Si no se hubiera quedado ¡nunca nos hubiéramos conocido! Kristin – Mami.s.cool

Sergio y yo nos conocimos por un amigo en común en la universidad. Era agosto del 2001 y recién habíamos empezado el segundo ciclo cuando me doy cuenta que uno de los amigo de Juan estaba súper churro y no me resistí la curiosidad y le pregunté por él. Grande fue mi sorpresa cuando él me dijo que Sergio también le había preguntado por mi así que quedó en presentarnos. Un día de la nada, Juan me llevó a una mesa llena de chicos y me presentó a Sergio (yo me quería morir del roche que sentía) pero ya nos habían presentado oficialmente, un par de días después me invitó a su cumple (donde creo que con las justas me saludó) pero el fin de semana siguiente me invitó a salir, yo justo estaba con mi amiga Melisa en la casa así que al final fuimos al cine en cita doble con un amigo de Sergio (mi amiga hasta ahora me lo saca en cara). Era más que obvio que nos gustábamos y durante toda la semana conversábamos y almorzábamos juntos, si es que teníamos clases en la tarde, y Sergio me invitó a salir al Jockey Plaza el sábado. Era el concierto de Ricardo Arjona pero ninguno de los 2 tenía plata para las entradas así que seguro que algo se escuchaba desde el centro comercial. Cuando llegó el 15 de septiembre fuimos al JP y nos sentamos en la terraza que había saliendo del food court, ¡se escuchaba algo del concierto! Estuvimos conversando un rato hasta que me preguntó si quería estar con él ❤. Creo que desde que nos conocimos no habían pasado ni 2 meses pero estoy convencida de que si conoces a la persona adecuada no importa si han pasado 2 horas, 1 día o años. Ya tenemos 15 años juntos, 7 años de casados (sí que se demoró en hacer la pregunta, ¿no? Pero hay que tener en cuenta los años de universidad) y una hermosa bebé de 7 meses y no hay día que no agradezca a Dios por habernos puesto a Sergio y a mí en el mismo camino. Claudia – Arroz con leche me voy acasar

Desde pequeña, suelo hablar con mi ángel y siempre le preguntaba acerca del "hombre de mi vida", no me decía mucho, solo que siempre que salía algún lugar y le preguntaba, lo escuchaba decir, "acá no está"... recuerdo que alrededor de julio del 2003, me dijo fuertemente, "se está acercando", en agosto, volví a escucharlo decir "ten paciencia, se está demorando, estará solo de pasada". El 26 de Agosto, me llama una amiga de mi mamá, casada con un suizo y me dice, un chico que conocí en Suiza está viniendo de pasada a conocer Lima con un amigo, ¿quieres salir con él esta noche?, la verdad no relacioné a lo que me había dicho mi ángel anteriormente y a pesar de que tenía exámenes en la universidad, accedí a sacarlo a pasear, la verdad pensé que a mí me encanta viajar y me gustaría mucho que cuando esté en algún lugar, alguien tuviera la gentileza de llevarme a conocer la ciudad... pero apenas lo vi, supe que era él, no había ninguna duda, sentí una electricidad increíble en todo mi cuerpo, esa misma noche nos besamos y no nos volvimos a separar nunca más. Y sí, estaba solo de pasada y sí, se había demorado porque había perdido una conexión... esa noche, cuando regresé a mi casa y mi mamá me preguntó qué tal me fue, le respondí sin titubear, "maravilloso, acabo de conocer al hombre con el que me voy a casar", nos casamos por civil el 27 de agosto del 2005 y religioso el 14 de enero del 2006. Jennifer - 9 meses