El embarazo me malogró la espalda



Me encanta dormir boca abajo. Una de las cosas que más me fastidió del embarazo es que no podía dormir boca abajo. Odio dormir de costado y aunque puedo dormir boca arriba, para mí no hay nada mejor que echarte boca abajo y acurrucarte con tu almohada tapada hasta las orejas. 

Después de mi primer embarazo, fui feliz cuando pude otra vez echarme a dormir como me gusta. Y después del segundo, también, solo que después de un par de noches... me di cuenta de que me despertaba con dolor de espalda.  

¿Pero qué es esto? El dolor de espalda sucede durante el embarazo, no después, ¿no? ¿Por qué me duele? ¿Estoy durmiendo mal? El dolor era en la parte de abajo de la espalda, el típico dolor que tienes al caminar con una panzota de 8 meses. Entonces, ¿qué pasó? 

Estuve averiguando y creo que ya sé lo que me pasó: el embarazo me malogró la espalda. Más bien, la panzota que tenía me jaló la columna hacia adelante (de tantos meses de andar medio doblada cargando el peso), y creo que mi columna terminó curvada hacia adelante. O sea, en vez de ser una línea recta, es una S. 



Y ahora ¿qué hago? Seguí averiguando y después de probar varias soluciones, la que mejor me sirvió es la de dormir con una almohadita medio plana debajo de las caderas, cuando me echo boca abajo. Como que le da un empujoncito a mi columna hacia arriba y ayuda a que esté alineada otra vez. 

Es medio antipático tener que estarme acordando de meter una almohadilla debajo de la pelvis cada vez que me echo boca abajo, pero por lo menos puedo dormir como me gusta - no todo está perdido. 


¡Así que ya saben! ¿A alguien más le pasó? ¿Recomiendan otra solución? Me falta probar con pilates o yoga.