Cosas que no se le dicen a una Melli Mamá


Como todo en esta vida, existen reglas y leyes universales (a veces no reconocidas ni firmadas por ninguna entidad comprometida) para todo. Incluso, hasta para las cosas que no deberías preguntarle a determinadas personas. Hoy, hablaremos de las cosas o detalles que nunca debes decirle a una mamá múltiple. Es decir, a una mamá de mellizos, trillizos, o más.

En lo personal, he ido aprendiendo cómo sobrellevar este tipo de momentos de la mejor manera. Es mejor, verle el lado gracioso al asunto para evitar una mirada fulminante, un pensamiento negativo y un crimen a plena luz del día. Me ha pasado, y muchas veces.

Entiendo perfectamente que jamás estas preguntas ni comentarios se hacen con mala intención. Estoy mega segura de ello, pero da risa porque siempre la gente coincide en varios, y es gracioso ver cómo se le puede dar la vuelta a todo lo que escuchamos.



Aquí algunos ejemplos recopilados de conversas largas con mis queridas #MelliMamás.

1. ¿Tú querías mellizos?
Bueno, creo que es lo que me tocó en la vida. No es como que haya ido por la vida deseando tener mellizos, solo quería tener hijos, y me salieron dobles. Lo acepté feliz, además, no podía devolver a uno.

2. ¿Tienes familia con mellizos?
Aquí comienza lo interesante. Algunos lo hacen sutilmente para después pasar a la siguiente pregunta y llegar al meollo del asunto. Puedo decir que alguien en mi familia sí tuvo mellizos, pero no me los han presentado aún.

3. ¿Son naturales?
¡Bingo! Alguien se dio cuenta que mis hijos eran androides recién llegados al planeta tierra. ¿O son de plástico tal vez? 
 
4. Pero mejor tener dos de golpe.
¡Woohoo! ¡Claro, es como ir a una fiesta!

5. Perfecto, con ellos ya cierras la fábrica.
Seguro la persona que lo dice está en contacto con mi esposo y juntos lo decidieron, está clarísimo.

6. ¡La hermana de la cuñada de mi mejor amiga tiene mellizos!
Créeme… si es que no eres directamente tú quien tiene mellizos, o trillizos, ese comentario está un poco demás.

7. Tengo dos hijos seguiditos, ¡te entiendo!
Creo que ambas cosas tienen sus niveles de dificultad, pero no es lo mismo. No salieron de tu panza a la vez, tampoco te piden teta a la vez. ¿¿¿Y si son tres??? No tienes tres tetas para alimentarlos, ¿o sí?

8. Genial, ¡un solo gasto! Es como un 2x1.
Tal vez si mi billetera (o la del papá) hablara, opinaría lo contrario. Lo mismo de mis cuentas en el banco.

9. Oye, ¿pero no se parecen mucho no?
Claro, es que no son gemelos, esos sí que son igualitos. Ellos son mellizos, puedo jurar que son mellizos, yo estuve en el parto.

10.¿Y cómo haces con 2 (o 3 o 4)?
Fácil, solo lo hago.

11. ¡Yo siempre quise tener mellizos!
Te los presto cuando quieras, 24 horas sería suficiente para que se entienda que no es un paseo por el campo el tener mellizos.

12. ¿¿¿Y ya vas por el tercero???
Sí, pero este nacerá solo cuando haga dieta. La panza me creció tanto que nunca volvió a su lugar, o de repente eran 3 y uno se quedó a vivir adentro.

13. ¿Ni fregando fue parto natural no?
No, fue cesárea. Es posible que alguien lo haga natural, pero preferí evitar el riesgo de que uno no pueda salir y tengan que cortarme y hacerme doble procedimiento.

14. ¿Nacieron bien grandes para ser prematuros no?
Sí, pero eran más chicos que los bebés a término. Si a eso le sumas el miedo de ser mamá primeriza de dos bebitos, es un caos y una mamá loca.

15. ¿¿¿Y si vuelves a salir embarazada y te salen de nuevo dos???
Los rifo. Puedes participar en el #MelliSorteo ¡si quieres!

16. ¡Qué suerte, la parejita!
Sí, realmente agradezco todos los días de mi vida lo afortunada que soy. Pero tampoco me molestaba si eran del mismo género, para que comparta la ropa pues ¿no?