Estudiar en casa, Home schooling



¡Hola mis bellas! Hace unos días, salió en el periódico los precios de las pensiones y la cuota de matrícula de los principales colegios de nuestro país y la verdad, el que la educación, uno de los principales derechos de todo ser humano, haya llegado a ser en nuestro país todo un negocio,  es un tema muy serio.  He mencionado muchas veces diferentes alternativas educativas, súper interesantes, que se centran más en las habilidades de cada persona particularmente, metodologías como la Montessori, Asiri, Reggio Emilia, etc.  En nuestro país, este tipo de escuelas hay contadas con los dedos y en su mayoría, las pensiones también rondan entre las mismas cifras de los colegios top de Lima.



Y me sorprende ver igual, como en estos colegios, es tan difícil encontrar vacantes, viendo las mensualidades, uno pensaría que al contrario, debe ser relativamente sencillo poner a tu hijo en alguno de ellos, ¡¡pero no!! ¡¡Todo lo contrario!!

Personalmente, estoy en contra de todo lo que fomente la separación entre los seres humanos y ésta, es una forma muy sutil de hacerla: “yo puedo y tú no”, así de simple, así de directa es la cosa y ahí, ya estamos separando… mientras lo que debemos hacer y promover es fomentar la unidad, intentar derribar estas barreras que nos separan y que tanto daño nos hacen… pregunto, ¿cuál es el problema si tu hijo no entra en alguna de estas escuelas? o en realidad, el problema,  en el fondo, es más tuyo… piénsalo…medítalo… obsérvalo y reflexiónalo….

Hace unos años atrás, cuando teníamos que decidir en qué colegio poner a Sven, decidí no entrar en ese stress innecesario, en el cual entran muchas madres desde que sus hijos son pequeñitos acerca de cuál colegio ponerlos… a decir verdad, hasta me relajé un poco… bastante, mejor dicho… lo que si teníamos en claro, era el no estresarnos en el tema y ponerlo a Sven en un colegio “normal” y eso a veces quiere decir, en uno que no está necesariamente de moda. Yo también estudié en un colegio “normal” (ojo, entre comillas porque no me gusta usar ese término, porque ya ahí, usándolo, también estoy haciendo, una separación, pero lo uso así, entre comillas para que de alguna forma se entienda lo que quiero decir), agradezco muchísimo a mi madre por eso, porque para mí, un colegio debe reflejar la vida misma, no puedes poner a tu hijo dentro de una burbuja y menos en una sociedad como la nuestra, con tanta diversidad y en la cual justamente ¡¡radica su riqueza!!

Home Schooling
Pero entiendo también la preocupación de muchos padres en estos momentos en los que piensan, ¿cómo puedo pagar una buena educación para mis hijos?, ¿qué pasa si en el transcurso me quedo sin trabajo?, ok quizás pueda pagarlo, pero eso significa adiós vacaciones, adiós tiempo en familia, etc. y tantas, tantas otras interrogantes que, como es normal, pasan por nuestra mente… pero, ¿puede ser que también haya otra opción, tan o quizás mejor de buena que muchas escuelas? ¿Han escuchado hablar del Home schooling? Home schooling quiere decir “escuela en casa” y en muchos países es algo relativamente común y que se viene llevando desde hace mucho tiempo, ¿pero en nuestro país?, ¿existe?, bueno mis bellas, este tiempo he estado averiguando sobre el tema y aquí les cuento todo acerca de este sistema.

Hay un grupo creciente de madres que han optado por hacer estudiar a sus hijos desde casa y yo estuve hablando con algunas de ellas, mujeres maravillosas a decir verdad, madres dedicadas, que a mi parecer han sido pioneras en nuestro país al adoptar este sistema tan valientemente.  Les pregunté en primer lugar porqué habían optado por este sistema, las respuestas fueron diversas, me dijeron que no solo por un tema monetario, también porque prácticamente no veían a sus hijos, no tenían vida familiar, entraron en un círculo de levantarse temprano, pelear en el tráfico, estresarse porque no desayunaban, seguidos porque no almorzaban, los chicos llegaban tarde, agotados y con un arsenal de tareas, sin contar el bulling, algunos chicos que no lograban entrar en el sistema educativo, no enganchaban con la profesora, otra mamá me contaba que estaba cansada de escuchar solo quejas de parte de la profesora y de la psicóloga, chicos desmotivados, en fin, tantas razones diversas, que la parte monetaria en realidad, se volvía al final solo uno más de los factores decisivos.

Programas de Home schooling encontrarán muchos en la web, pero el programa educativo el cual siguen varias mamás de nuestro país y con las que yo conversé y que se encuentran más que contentas e inclusive hasta hay chicos ya graduados de este sistema en nuestro país, es el de Abeka.  Me contaban que el promedio anual de pago, para este tipo de educación ronda entre los $1,200 aprox. Y tienes la opción de hacerlo por medio de cd que llegan a tu domicilio o por medio de internet. Las mamis con las que hablé, usaban el sistema de cd, me contaban que de esos US$1,200, de pago aprox. anual,  una parte, alrededor de $600, eran en realidad el pago por el estudio y el restante era por el pago de los cd que en realidad era un préstamo, porque llegaban a casa y a fin de año, debían regresarlos, al finalizar los estudios, ese monto, el del préstamo por material, era devuelto.

Las mamis me contaban que no por esto, sus hijos habían dejado de sociabilizar con otros chicos o eran unos relajados, al contrario, mantenían un horario en el hogar, pero se levantaban y desayunaban juntos, en familia, cumplían con reglas en el hogar, ordenar su cuarto, etc. y de ahí pasaban a estudiar. Por las tardes ellas los llevaban a diferentes cursos, ballet, karate, arte, deportes, etc. justamente para compensar la parte social restante.

Una de las mamás con las que hablé, Ana Lucía Campos, es profesora de inicial y me comentó que revisó muy bien el programa educacional antes de tomar una decisión tan drástica como la de retirar a sus hijos de la escuela y el programa educativo le pareció de un nivel muy superior al de las escuelas tradicionales,  “Ahora soy mamá, ama de casa, maestra y esposa y aunque es duro no regresaría atrás. Disfruto a mis hijos todo el día, almorzamos juntos y puedo compartir con ellos su vida, sé lo que hacen, piensan y sienten.” Y no solo eso, me contaban que con la plata que ahorran, viajan, se divierten, comparten mucho más en familia, ¿no es eso al final lo más importante?






¿Y cómo hacen para convalidar sus estudios con los de nuestro país?, hay diferentes opciones, los chicos tienen exámenes igual que en los colegios tradicionales, los cuales son corregidos en Estados Unidos. En el caso de Ana Lucía, ella conversó con una escuela pequeña acá en Perú, a la cual le paga anual para que una de las profesoras revise los exámenes y los corrija, como si ellos fueran parte de esta escuela.  En el caso de Milagros, otra mamá maravillosa que sigue este sistema, simplemente sigue el sistema Abeka Americano y al finalizar los estudios, es como si sus hijos hubiesen estudiado en cualquier escuela americana, lo cual no sería tampoco ningún problema en el caso sus hijos deseen estudiar en una universidad Peruana.

Bueno mis bellas, lo que quiero es presentarles otra alternativa muy interesante y contarles que si existen varias mamás en nuestro país que lo han adoptado, si hay varios chicos graduados y si pienso que va a seguir creciendo este sistema, las quiero, las amo y estamos aquí en este mundo para seguir aprendiendo, seguir creciendo en conciencia, ayudarnos y aprender unas de otras.

Las amo,