Cesárea: Mi experiencia


Tengo muchas amigas que me preguntan qué hacer, si dan parto natural o si optan por una cesárea.
Quiero contarles mi experiencia personal y algunas recomendaciones que en base a ello puede hacerles…

Tengo la suerte de haber tenido un muy embarazo, la pasé super bien, pocos dolores, cero náuseas, la hinchazón de pies llegó recién semanas antes, mi estado de ánimo no cambió mucho, ¿lloré? si un poco… pero más de felicidad que de temor.

Enya me acompañó durante todo ese tiempo, ¿han escuchado su música? Cuando #Matiboy empezó a moverse dentro mío entendí que era su música, ahora también lo acompaña para dormir. Le encanta. El salió tranquilo, zen. ¿Será por eso?

Pienso que la forma como llevamos los 9 meses es básico para el momento de dar a luz y tu posterior recuperación. Todo estuvo bueno, hasta que …

Faltando 3 semanas quise ver a mi gordo en una eco antes de que naciera, esas cosas de la vida que te dicen, tienes que verlo, ver que todo esté bien, así que le pedí a mi doctor que me haga una. Ese día por esas cosas de la vida justo mi esposo tuvo una reunión, me había acompañado al 99.9% de mis citas pero a esta no pudo, así que fui con mi cuñada que es una super mom y mi ahijadita. En plena eco el doctor que las hacía voltea y me dice… ¡¡Uy!! Tiene doble vuelta al cordón y de una manera en que en parto natural sería riesgoso… sentí que todo se derrumbó.

Me había preparado mentalmente para el natural, le tenía terror, pero iba para eso. Recuerdo que llamé a mi doctor y me dijo vente el lunes con tu esposo. Fuimos y nos dijo… si, es un riesgo pero tranquilos. Nos recomendó una cesárea porque ya estaba en plena semana 38, él no quería correr riesgos así que nos dijo que para él la opción era la cesárea. No era la mía pero ahora siento que siempre pensé que iba a ser así.

Yo quería natural, me preparé para natural, pero mi mente sabía que no se iba a dar de esa manera, ¡¡¡creo que lo jalé!!!

¿Cuándo doctor? … hoy mismo me dijo.
¡¡¡No way!!! No estaba lista… así que a primera hora del día siguiente.

Esa noche no pude dormir, se lo conté a mi esposo mucho después, caminaba por toda la casa, iba al cuarto de mi baby, acomodaba y desacomodaba, su cunita iba a estar ocupada en unos días, arreglaba mi bolso una y otra vez, hablaba con mi mamá, le pedía que todo esté bien, luego iba a ver cómo dormía mi esposo y le decía… mañana seremos 3. Hasta que con Enya me dormí. Esa noche llena de miedos desapareció al día siguiente. Sí, miedo porque nunca en mi vida me habían operado, nunca tuve un accidente ni nada por el estilo, así que no tenía ni idea de cómo sería todo.

La calma de ese día fue impresionante, sentí a mi mamá más que nunca. Fuimos a la clínica como Ekekos con mil cosas, mi papi y mis suegros llegaron poco después. Entré a sala de preparación y empezó a desfilar toda mi familia, mis tías, los primos, mi hermano, mi cuñada, todos. 

Tuve una hora de retraso para entrar a sala, recuerdo que me vendaron, me arreglaron (aquí un tip: si tienes uñitas pintadas te despintan pero si estas con brillo o francesa no hay problema. Lleva también una buena liguita para hacerte un moño, yo llevé un gancho que explotó con el gorro y quedé de terroooor), y escuché a mi esposo mismo película Señales: ya están aquí. Así que me fui contenta, viéndolos a todos y sabiendo que al salir sería otra (si salía…mentiiira) y que no llegaba sola.

Así que entré, llevé el escapulario carmelita que era de mi mami en una mano, no lo solté hasta el final.

Y bueno el ambiente adentro me sorprendió, risas, música, para ellos no pasaba nada, al final me hicieron sentir que miiil chicas pasaban por lo mismo y que estaba segura. Entró mi doctor, que también fue una elección crucial desde el inicio para mí y me hizo sentir más cómoda aún y empezamos hacernos bromas mientras un doctor me iba contando lo que me iba haciendo. Epidural, a quedarnos quietas, no es tan fatal como dicen, anestesia, bracitos a los lados y que pase el esposoooo… Ahí me emocioné … lo vi a entrar y sabía que todo estaba listo. Mati nació a los 11 minutos después de que entré, un bebé bello, lloró al instante, siempre cogiendo sus manitos … es algo inexplicable cuando lo ponen junto a ti por primera vez (aquí otro tip, pidan a sus doctores que se los pongan encima apenas salen, así tal cual, que uds sean lo primero que ellos sienten). Filmamos de la barrerita hacia atrás, fue hermoso. Luego vino lo del cordón, háganlo por precaución, lo recomiendo (tip, si harán lo del cordón deben encargárselo a una tercera persona, que se lo dé al papá y a una enfermera. En ese momento puedes olvidarte con tanta emoción)

¿Así que tú eras quien tanto pateaba? Me acuerdo que le dije…

Lo examinaron, aquí les hacen el test de Apgar donde evalúan si lloró, cómo respira, el color… se lo hacen apenas salen y se lo repiten a los pocos minutos.  Todo perfecto, ahora baby se va con papi… y en este momento si flaqueé un poco.

¿Dolor? Es casi nulo, ¿Sensación? Bastante… ¿qué se siente? Un simple jaloneo… nada más.
Yo sólo recuerdo haber visto la hora, más anestesia y luego despertar…
Estaba en el pasillo, una señora bajita me enseñaba algo que colgaba. Era mi escapulario, lo había dejado adentro, casi lo pierdo. Ella me cuidó en el proceso de recuperación, dejó pasar a mi familia, me engrío mil. Ella sería después quien me ayudó con Mati algunas noches en casa, un amor.

Siempre dicen que ante una cesárea la leche no baja tan rápido, mito, lo mío fue laaa bajada. Trajeron a mi baby y fui feliz.  
(Tip importante, puede que tu cesárea te tome un poco más de tiempo, debes dejar indicado a tu doctor y enfermeras si tu baby tendrá lactancia exclusiva o no, caso contrario le darán fórmula, si es así lleva la tuya). No necesité mucha anestesia, al día siguiente nada. Lleva ropa de dormir de más y cosas cómodas. Muy importante: todo lo que te receten en la clínica no lo pidas necesariamente ahí, a veces es mejor comprarlo tú mismo, pueden cargarte muchas cosas con precios que ni te imaginas.

Salí a los 2 días en mi mismo jean. Super pilas, positiva. Depende mucho tu estado de ánimo el tener una recuperación pronta.

Y si… nos pasó que llegamos a casa y dijimos… y ¿¿¿¿ahora???? Pasa siempre.

¡¡¡Algunas recomendaciones!!!

1.       ¡¡¡¡Mente sana, cuerpo sano!!!! No lo creí tanto como hasta esa vez.
2.       Elige al doctor con quien sabes te ayudará hasta el final, asegúrate que no viaje, que esté siempre contigo.
3.       Nombra ayudantes, para el cordón, para que hable con enfermeras, para todo lo que necesites.
4.       Medita, encuentra alguna música que te relaje, que te inspire…
5.       El día anterior come ligero...
6.       Sigue tu instinto…

Luego de esto, ¿cesárea o natural? Puedo decirte que lo que tu cuerpo y tu mente necesitan.


La naturaleza nos prepara para dar un parto natural pero hay cosas en el camino que pueden cambiar la dirección. ¿Qué es mejor? Puedo decirte que lo que creas que es mejor para ti como mamá y para tu bebé, no vayas a un natural si crees que tus miedos son muy grandes porque no la pasaras bien y necesitas estar pilas para estar con tu baby. Los 2 tienen sus pros y sus contras, prepárate para ambos. Nadie debe juzgar tu elección, no están ni en tu cuerpo ni en tu mente.

Disfruta cada momento. El tiempo no regresa.