Feliz (y segura) navidad



Estamos a puertas de navidad, en pocos días estaremos celebrando una vez más la llegada de Jesús a este mundo y como es de costumbre, decoramos la casa, vamos a visitar parientes, reuniones, salimos a comprar y hacemos cosas que, sin querer, van contra la seguridad de nosotros y de nuestra familia, es por eso que en este post hago algunas recomendaciones para esta temporada navideña.

Al momento de hacer compras, de ser posible, no llevar a los niños, pero si es inevitable tener en cuenta que las aglomeraciones en los centros comerciales son mayores esta época del año y tienes que estar atento para que no se pierda.  Por eso, antes de salir, tus hijos deberían saber su propio nombre completo, su teléfono y dirección, enséñales que no deben separarse de ti y que mucho menos aceptar algún llamado de una persona extraña y anotar en un colgante, pulsera o en el brazo el número de teléfono. En la web hay tutoriales de como anotar datos en el brazo sin que se borren usando brillo para las uñas.

¡Cuidado con los pirotécnicos! A mí de niño me encantaba jugar con cohetecillos y mil veces los reventé en mi mano y felizmente nunca me pasó nada, cuando fui creciendo, el tamaño de los cohetes crecieron hasta usar ratablancas. Ahora que soy padre me doy cuenta de todo lo que me pudo haber pasado y lo que mis padres habrán sufrido al saber que yo hacía eso. Por eso, alejar completamente a los niños de los pirotécnicos. Si piensas que los luminosos no son tan peligrosos, recuerda que basta una simple chispa para dejar ciega a una persona. Si aun así decides hacerlo, hazlo en un lugar alejado, que no haya nada inflamable. Mi hermano estuvo a punto de incendiar la casa cuando encendió un paquete completo de cohetes en nuestro cuarto. Felizmente no paró de un gran susto y el olor a pólvora duró días. Atención a los rascapies, su forma de caramelos hace que los niños se confundan y piensen que son dulces, llevándoselos a la boca.

Qué lindo se ve todo iluminado, poner luces en balcones y en la casa pero, ¿son las luces seguras? Normalmente las ponemos en extensiones que llenamos con muchos enchufes haciendo que se sobrecaliente y que pueda originar un cortocircuito. Una simple chispa puede consumir en segundos el árbol navideño. Si tenemos luces guardadas, probarlas antes de colocarlas y si no prenden o “suena a canchita” descartarlas inmediatamente. No tratar de arreglarlas porque puede ser peor.

En estas épocas, acostumbramos visitar a los familiares y ellos nos visitan pero tener en cuenta que el índice de robos en estas épocas aumenta considerablemente por eso asegurar la casa, de ser posible dejar una luz o la tele prendida para “despistar al enemigo” y antes de salir asegurarse de dejar las luces desenchufadas. Poner atención si hay gene desconocida y sospechosa en los alrededores y reportarlo.

Definitivamente no beber alcohol si se va a manejar más aún si estamos con los niños en el auto, no exponerlos a este tipo de acciones.

Eliminar inmediatamente los residuos de los regalos, siempre tienen cosas pequeñas que los chicos pueden intentar comer, como las etiquetas de la ropa, los plásticos de los juguetes, papel de regalo, lazos, etc.

Y finalmente hacer un pequeño plan de contingencia, puntos de reunión como por ejemplo la casa de un familiar cercano, o en un centro comercial, la puerta principal del mismo, aprender el número de los bomberos (Central: 116) y de ser posible tener extintores en casa.


Nunca debemos escatimar en la seguridad de los nuestros y lamentablemente son cosas que siempre aparecen en TV sobretodo en estas épocas así que a estar atentos. ¿Tienen algún consejo más para agregar a la lista?