La comezón durante el embarazo: otro extraño síntoma



A veces una cree que los síntomas del embarazo son los clásicos. Los primeros meses con náuseas, sueño extremo durante incluso los 9 meses, unos cuantos mareos y algunas cosillas más que habremos escuchado por ahí de una embarazada. Pues yo me salvé de los molestos vómitos de los tres primeros meses, pero me tocaron los síntomas más raros un poco más adelante.
Primero fue el síndrome del túnel carpiano, que es un adormecimiento extraño de la mano hasta los dedos (menos el meñique) que se incrementa en las noches. Recibí tratamiento y me ayudó a conllevar el mal durante todo el embarazo, pero eso no fue lo único que me pasó.
Un día amanecí con una rara picazón en el empeine del pie derecho. Pensé que podían ser las medias que tal vez me estaban causando alguna alergia, pero cuando dejé de usar ese tipo de medias me vi el otro pie y estaba igual, empecé a preocuparme. Aparecieron unas bolitas que parecían de agua, pero lo más molesto de todo era que picaban demasiado. Me pasaba todo el día intentando NO rascarme pero era inútil. Caía de vez en cuando en el “ya no puedo” y me arrancaba a rascarme con todo lo que veía a mi paso.
La piel se me irritó y esas bolitas empezaron a reventar, eran como pequeñas ampollitas que no ardían, solo picaban. Fui al dermatólogo y me contó que un 20% de mujeres gestantes pasan por eso. Sin duda estaba premiada. Y este extraño síntoma tenía nombre y apellido: prurito del embarazo. A veces la tensión de la piel lo produce y otras veces algunas sustancias que desprenden nuestro cuerpo.
Es bueno manejar la intensidad de la picazón ya que si es insoportable es bueno que un médico trate el tema de inmediato. Pues existen otros males como la “colestasis del embarazo” que responde a un aumento de estrógenos y progesterona alrededor del último trimestre del embarazo. Esto se descarta fácilmente con un análisis de orina y además el color de la piel cambia ligeramente.
“Es una condición que puede desarrollarse durante la segunda mitad de la gestación, de preferencia en el tercer trimestre. Es causada por el hígado, el cual produce bilis que fluye hacia los conductos biliares que llegan al intestino, donde ayuda en la digestión de los alimentos. Esto se manifesta habitualmente por prurito intenso en las palmas de las manos y plantas de los pies”.
Pensar en esta enfermedad del hígado es algo ya serio, pero es bueno saber diferenciar el prurito normal, de una posible complicación. Durante el embarazo se producen cambios metabólicos, inmunológicos y endocrinos que determinan modificaciones en la piel que favorecen la aparición del prurito. Además, se puede intensificar con el resecamiento de la piel.
Ahora, si de aliviar el picor se trata aquí algunos puntos importantes:
  •           Se pueden aplicar antihistamínicos, siempre bajo indicación del doctor.
  •           Cremas con una ligera dosis de cortisona.
  •          Usa ropa holgada hecha a partir de fibras naturales.
  •          Evita darte duchas o baños calientes ya que pueden secarte la piel y empeorar la comezón.
  •          Utiliza detergentes, colorantes, jabones y productos de limpieza naturales.
  •          Usa jabón suave, enjuágate bien y sécate suavemente con una toalla.
  •          Ponte crema hidratante de preferencia con ingredientes naturales para calmar la picazón.
  •      Puedes probar los baños de avena.

-          Evita salir en horas de mucho calor porque esto puede incrementar la picazón.
Ahora, cabe señalar que este síntoma se incrementa si es que es el primer embarazo o esperas gemelos o mellizos. Lo importante es que es una condición que no afecta ni a la mamá ni al bebé, pero es una situación incómoda y a veces la picazón es ¡demasiado molesta! Pero la buena noticia también está en que desaparece cuando nace el pequeño.  

De todas maneras, si tienes mucha comezón, es importante contárselo a tu médico. Solo así estarás tranquila y recibirás los mejores consejos y recomendaciones.