¿Puedo hacer ejercicio si estoy enferma/o?



Hace dos semanas me comencé a sentir muy mal, dolor de pecho, costillas, dolor de cabeza muy fuerte, ¡mocos, flemas, fiebre y todo lo que se pueden imaginar! ¡Me vieron 3 doctores, terminé tomando dos tandas de antibióticos, corticoides y demás! No podía creer mi mala suerte.  Las semanas más importantes antes de mi maratón las pase en cama sin poder entrenar.  Al comienzo me sentí tan mal, que no quería ni pararme por las mañanas, ni pensaba en mi carrera, y hasta en un momento pensé en no competir por lo mal que me sentía.  Después de 10 días de pastillas por fin me sentía mejor, pero no al 100%.  Consulte con mi doctor y me dijo que salga a correr para que mi cuerpo sistema inmune se reactive y deje de estar en un estado de “hibernación”.  Yo seguía decaída y con dolores de cabeza, pero decidí salir a correr y activarme. Efectivamente me sentí mejor, de mejor humor, y con más energía.  Pero… ¿Cómo saber si puedo ejercitarme cuando estoy enferma/o?

Nadie más que tú sabe si realmente te sientes bien para hacer ejercicio si tienes un resfriado, dolor de cabeza, tos o algún otro tipo de malestar.  No hay respuesta correcta pero estos tips te pueden ayudar:
  • Si tienes fiebre, NO hagas ejercicio.  Al realizar una actividad física, la temperatura interna de nuestro cuerpo se eleva y eso contribuye a que te sientas peor y te suba la fiebre.  Si tienes más de 37.5 de fiebre, quédate tranquila/o, ya podrás recuperar tu entrenamiento otro día.  Si los síntomas persisten es mejor que te vea un doctor.
  •  Si tus males son de la garganta para arriba (mocos, congestión, dolor de cabeza, garganta etc), y tienes ánimos de salir a correr o ir al gimnasio ¡hazlo! El problema es cuando tienes síntomas de la garganta para abajo: flemas, tos, dolor de pecho, dificultad para respirar etc.  Ahí sí no es recomendable ningún tipo de ejercicio.
  • Cuando acabes el ejercicio báñate y cámbiate rápidamente así no te enfrías. Sécate el pelo, aunque haga calor.  Si no estás en tu casa, lleva una muda de ropa seca para cambiarte apenas termines.
  • Llega a tu casa y hierve el jugo de dos naranjas con kion rallado y canela, lo cuelas y te lo tomas.  Es un remedio de la abuela, ¡pero funciona muy bien! El kion es desinflamante y ayudará a tu recuperación.
  • Luego de varios días en cama o sintiéndote mal, te recomiendo que vuelvas a tu rutina de ejercicio con calma.  Empieza con una intensidad moderada/baja (la intensidad depende mucho de tu estado físico) por unos 30 minutos.  Puedes incrementar intensidad y tiempo cada día.  Te tomará unos 3-4 días hasta que tu cuerpo se adapte nuevamente y te sientas al 100%.

Lo que te recomiendo es que escuches a tu cuerpo y las recomendaciones que te de tu doctor.  Si tu cuerpo te dice que necesitas descansar y recuperar fuerzas, entonces quédate en tu cama, pero si ya estuviste en reposo y lo que quieres es moverte, un poco de ejercicio suave/moderado te ayudara a activarte y sentirte mejor. ¡A moverse!