10 COSAS QUE NUNCA ME CONTARON DEL EMBARAZO


Fui a la clínica a tomarme un examen de sangre. Se me había atrasado la ruler. Hace unas semanas dijimos que ya sería bueno tener un cachorro, pero no ni hablar, yo dije que era imposible tan rápido. Mi esposo estaba seguro que ya había un pan en el horno. Me hicieron el análisis de la “Subunidad beta hC con el método de la quimioluminiscencia” y me salió 1500. ¿Tú también pensaste lo mismo no? ¿Qué caracas es eso? ¿Estoy o no? ¿No pueden poner una cajita que diga embarazada o no embarazada?

“Señorita enfermera, ¿usted me podría explicar?”

“Pida su cita con su ginecóloga, no estamos autorizados. Siguienteeeeeeee”

Fui al counter a pedir la cita más cercana y era en una semana. La secretaria que se había ganado con la escena, me da la cita y me dice “¿me permites tu resultado?”. Le dio una mirada rápida y me dice “Confirmada tu cita para la próxima semana a las 4pm… y felicidades,  vas a ser mamá”

Salí de la clínica bailando como Mc Hammer y creo que me despedí con beso del guachi. Estaba demasiado feliz.

Esa noche había una reunión familiar en un chifa, y en pleno reparto del kam lu wantan saqué mi papelito y les dije a todos que estábamos esperando un bebé. Gritos de emoción, abrazos, lágrimas, todo era felicidad. Cuando regresó la calma mi mami me lleva a un ladito y me dice, acá dice que tienes 2 o 3 semanas… pensé que tenias 3 meses, ¡la gente suele esperar 3 meses para contarlo! Ahí empezaron a fluir las 10 cosas que nunca me contaron del embarazo.

1. SE TE APAGA LA TELE
Salí con mis amigos a la playa. Por la noche, con la luna llena, el romper de las olas, arena y sol, el mar azul, contigo yooo… ay no, me fui. En plena paz de la noche, una amiga muy querida empieza a abrir su corazón y contármelo todo. Un rato después pasó por ahí mi esposo y le dice a mi amiga “ya no le sigas hablando, que hace media hora que se quedó dormida”.
Punto 1, donde estés, con quien estés, es posible que te quedes jatazo. No importa como: sentada, viendo tele, conversando y las más thriller de todas… manejando. Si, también me pasó.

2. TU AMIGO EL LIMON
Sin darme cuenta le estaba echando limón a la sopa, al arroz, al estofado, al agua. Me falto poco para echárselo a la torta de chocolate. Se lo comenté a mi doc y me dice “El limón es un inhibidor natural de la náusea. Si tu cuerpo lo pide, sigue consumiéndolo”. Otras personas dicen que combinado con sal también funciona. Y si no estuviera embarazada, le agregaría tequila y seria una noche de copas, una noche loca.

3. OLLUCOS EN LOS PIES
Me empezaron a dar calambres en las piernas, más que nada en las pantorrillas. El dolor fue bajando y luego era en los pies. Una noche me despertó una punzada en los pies, abrí la sabana y mis deditos de los pies estaban torcidos y tiesos, parecían unos ollucos o unos muy feos kiones. Desperté a mi marido y después de reírse, me ayudó a calmarme, me hizo masajes y unos minutos después volvieron a la normalidad. Resulta que es muy común por la circulación de la sangre, las hormonas y la pérdida de algunos minerales. Come regularmente tu plátano y tu kiwi y todo irá bien.

4- NOVELA MEXICANA
¿Has visto como lloran las actrices en las novelas mexicanas? Ya. Igualito me pasó. ¿Te acuerdas ese reclame de Promart donde el papi le instala un sistema a su hija sorda para que se encienda una luz cuando su flaco tocaba el timbre? Lloré 4 días. Cada vez que me acordaba lloraba de nuevo. Iba al baño y lloraba en silencio porque ya me daba vergüenza. Pasa rápido, tranquila. Ahora, que si vuelvo a ver ese reclame, fijo lloro. Es más, ya me acordé… buaaaaaaa

5. UH LA LÁ
Los olores los sientes todos. TODOS. Los ricos, muy ricos. Los malos, terribles. La que se puso el perfume dulce lo sientes como si se hubiera echado crema humectante de nutella. El alacrán en el ascensor es como un biberón con restos de leche que se quedo en el carro por un fin de semana. Solución: Carga tu frasquito de alcohol en la cartera. A mí me salvo de varios “hugoooos”.

6. MEMEUS
De niña alguna vez me contaron un chiste tan bueno y me carcajee tanto que me hice la pish en mis calzones.
Bueno pues, resulta que también te puede pasar a los 30, embarazada, hasta el pantalón, en la oficina, en plena reunión. Nada – puedes – hacer. Solo ir 200 veces al baño en el día.

7. SKI ACUÁTICO
Llega el día en que te levantas, con dificultad logras ver tus pies y descubres unos pies que no son tuyos. Podrían ser tus pies con skies acuáticos o con aletas de buceo, pero no tus pies. De repente los pies de tu flaco o de tu viejo pero IMPOSIBLE los tuyos. Pero sí, son tuyos. Son enormes y anchos. Ahora solo usas balerinas bajitas y sayonaras. Tú di que es la nueva moda en Europa y listo.

8. ¿QUIEN HIZO ESA RAYA?
Ya te salió la panza y es mostro que por fin se te vea embarazada y no gorda. Tu panza está redondita y tu ombligo parece que se subió. Te estás viendo y ensayando tu mejor ángulo para la sesión de fotos de embarazada y ves que alguien sacó un indeleble y dibujó una línea desde tu ombligo hasta abajo. ¿Quién-hizo-eso? Pues nadie, resulta que eso también es normal.

9. CHARADAS
Un día entraba a bañarme y al pasar tolaca por el espejo tuve que detenerme y regresar. Mis teteras ahora eran más grandes  pero había otra cosa rara. Mis timbres eran ahora un par de galletas charadas. Eran enormes y oscuros. Me sentía fodonga y fea. Entonces el buen amigo internet vino al rescate: Durante los primeros meses de vida los bebés sólo distinguen el negro y el blanco. El crecimiento y pigmentación de los pechos de las madres tiene como objetivo hacer más fácil el vínculo entre el bebe y la madre. Creepy… pero una hermosa maravilla de la naturaleza.

10. MIEDO
¿Estará creciendo lo suficiente? ¿Puedo comer esto? Pucha no sabía que no podía comer sushi. ¿Qué miércoles es placenta previa? ¿Previa a qué?
Ultimo control y mide 23cm. Doc ¿eso no es muy chiquito? ¿Es normal?
¿Cómo sabe que su columna está bien? Yo solo veo manchas y este doc me dice que el hígado se distingue perfecto. Le creeré pues.

El miedo es normal. El miedo es parte del proceso. Los cambios también. 

Disfruta del mejor proceso de fabricación del mundo. Estás haciendo un ser humano y eso es complejo y muchas veces difícil de entender. Y con todo, es la experiencia más maravillosa del mundo. Tómatelo con calma porque es solo el principio de una gran aventura.