¡Shake, shake y que salga algo dulce!



¿Quieren que les de la receta de un momento MUY feliz para sus hijos y ustedes?

Ingredientes:
- 1 cucharada de azúcar
- 1/2 taza de leche (puede ser leche vegetal)
- 1/4 de cucharita de esencia de vainilla
- Sal muy gruesa
- Hielo
- 1 ziploc pequeño
- 1 ziploc grande

Preparación:
1. En el ziploc pequeño mezclar azúcar, leche, vainilla y cerrar bien la bolsita. 
2. En el ziploc grande agregar la sal gruesa con los hielos
3. Meter el ziploc pequeño dentro del ziploc grande y cerrar
4. Agitar el ziploc por 4 minutos
5. Descansen un ratito porque las manos les van a quemar ja, ja ja

La idea de esta receta es que todos los niños se diviertan preparando helado de una forma inesperada y llena de diversión.

Las medidas son perfectas para que cada niño tenga su porción de helado.

Luego de hacer el shake lo pueden colocar en un bowl o en un vaso y agregarle diferentes toppings como por ejemplo: fodge, caramelo, grageas, coco, canela, mermelada, etc. 

Esta forma de crear helado; porque realmente fue todo un experimento de ciencias ja, ja, ja lo aprendí en la biblioteca (¿pueden creerlo?) muy divertido. 

Me imagino que se preguntarán porque el hielo con la sal... Pues les cuento de qué se trata:

La sal hace que la temperatura del hielo esté aún más fría lo que acelera el proceso de volver los ingredientes líquidos en una textura más cremosa que finalmente será el helado.

Asegúrense de que el ziploc pequeño esté bien cerrado porque sino la mezcla se junta con la sal y les va a quedar un helado muy, muy salado ja, ja, ja, ja.  

¡Ahora, manos a la obra y a preparar muchos helados con los niños!


Aprovechemos que empieza la primavera y el verano (más adelante) y agreguemos a nuestros planes de fin de semana y vacaciones esta receta para que nuestros hijos se diviertan creando su propio helado.