Cusco con pequeños: qué hacer, a dónde ir y súper tips




Haciendo fogata y tostando marshmellows en Urubamba.
Viajar con hijos pequeños no siempre es fácil. Nuestro hermoso Perú ofrece una variedad de sitios para visitar, pero cuando se trata de ir a la sierra, nos asaltan siempre las mismas preguntas. ¿No les afectará la altura? ¿Las ruinas son para pequeños? No lo van a apreciar. ¿Debería llevar el coche? ¿Y dónde preparo las papillas?


Nosotros siempre viajamos al Cusco en familia, así que les dejo todos lo que deben saber si deciden irse para allá (y muchos tips imagino que aplican a otros viajes por la sierra).
Qué debes llevar: Esto es básico. Es muy incómodo viajar llevando bultos extra, y peor estar allá y darte cuenta de que te falta algo indispensable. Te dejo algunas cosas que aparte de lo obvio, tienes que meter en tu maleta:



¡No te puedes olvidar de estos básicos!
  1. Fular o mochila ergonómica: salvo algunos restaurantes donde lo puedes usar para que duerman, el coche es un estorbo. Las calles son irregulares y en el Valle ni hablar. Lo mejor es tener a los chicos en un fular si son bebés, o en una mochila egonómica - para los peques más grandes, las hay que soportan hasta 24 kg, y ayudan harto cuando subimos ruinas. Si quieres saber cuál comprar te dejo este post.
  2. Bloqueador, repelente y bálsamo labial: en el día hace sol y se pueden quemar la carita, si nos vamos al Valle, mejor tener el repelente a la mano por si acaso. y el clima como es seco suele resecar los labios, así que el bálsamo es básico.
  3. 2 pares de zapatillas: esta no te la imaginabas, ¿no? Si vamos en época de lluvia (aunque siempre hay la posibilidad de que llueva) es muy posible que los chicos ensucien sus zapatos con agua o lodo, así qu emejor tener un par seco por si acaso.
  4. Ropa variada: polos de manga corta y gorro para el sol en el día, y para la noche, ropa MUY abrigada (chalina, casacas gruesas, gorros); las temperaturas en la noche pueden llegar a los 0°C.
Súper Tip: cuando lleguen, es mejor hospedarse en el Valle Sagrado que en Cusco Ciudad. Cuando aterrice el avión, tomen un taxi al valle (recomiendo Urubamba) y quédense ahí los primeros días, mientras recorren los circuitos de ruinas. La altura es mucho menor que en Cusco y les va a permitir a todos aclimatarse mejor. Aparte, todas las ruinas están en el mismo valle así que no van a perder tiempo llegando, cosa que sí pasaría si salen de Cusco ciudad a diario. 
¿A dónde voy con los chicos? Hay varias cosas que hacer, les dejo una pequeña lista. 
En Cusco (ciudad): la ciudad de por sí es un poco menos divertida para los chicos, pero igual hay algunas cosas que se pueden hacer:



El Ratón volando cometa con su papá en Urubamba.
Súper Tip: en general, no pierdan mucho tiempo con la historia. A los niños pequeños aún les cuesta mucho ubicarse geográficamente y en el tiempo, como para explicarles la Conquista. Con decirles que hace muuuucho tiempo vivían ahí unas personas que se llamaban Incas y construyeron cosas fabulosas, les dan suficiente contexto.  
  • San Blas y la piedra de los 12 ángulos: a 2 cuadras de la Plaza de Armas, caminando en subida (ojo, acá sirve la mochila ergonómica) hacia San Blas, está la piedra de los 12 ángulos. Cuando la vean céntrense en la forma (¿qué forma tiene? ¿cuántas esquinas puedes contar? ¿con qué crees que la cortaron? ¿a qué se parece?). Si siguen caminando en subida van a llegar a una pequeña placita donde están una fuente de agua muy grande y bonita para ver. 
  • Plaza de Armas y Catedral: en la Plaza de Armas lo que más les va a llamar la atención es la pileta. Pueden ir a verla y ver las esculturas (¿qué animales ves? ¿son animales del agua o de la tierra? ¿crees que el agua está fría o caliente? ¿esta pileta es para mirar o para nadar? ¿por qué?). La Catedral está al frente y tiene un audiotour buenazo para los grandes. Mientras mi esposo hacía el audiotour, yo me paseaba mirando los altares y las pinturas con el Ratón. En los altares mirábamos al niño Jesús (mira ese bebé, ¿quién lo está cargando? ¿por qué tiene flores?) y también buscábamos las pinturas (mirando "La Última Cena" ¿qué están comiendo? ¿parece una fiesta, no? ¿qué estarán celebrando? ¿cuántas personas hay en la fiesta?). Si habían otras secciones nos fijábamos en la funcionalidad, las formas y los colores (mirando el coro ¿qué hacen acá? ¿qué canciones cantan?; mirando esculturas ¿qué figuras ves? ¿qué están haciendo?).
  • Sacsayhuamán: es una ruina muy grande de piedras enormes, pero como en la Piedra de los 12 ángulos, pueden centrarse en la forma de las piedras (¿de dónde habrán sacado esas piedras tan grandes? ¿quién las cortó? ¿qué figuras forman las piedras juntas?). También tiene un sistema muy divertido de toboganes de piedra natural por donde los chicos se pueden resbalar.

Con el Ratón y el Cuy (en mochila ergonómica) en las Salineras
Súper Tip: no tienen que contratar un servicio turístico que los lleve a todos lados (aunque si eso les acomoda, también hay muchas opciones). Es muy fácil llegar en taxi a los diferentes sitios. También se puede contratar a un taxi por todo el día (que incluye gasolina y los lleva tooooodos los sitios que quieren, solo hay que darle almuerzo al conductor) o incluso una camioneta o combi grandota si son un grupo grande (mientras más personas se dividen el precio, más barato). El bus entre un pueblo y otro está 2 soles. Todos los buses, taxis, camionetas y combis están esperando a que los contraten en la estación de bus de Urubamba, y la gran mayoría son carros muy limpios y cómodos (saben que hay competencia así que hasta tienen cortina en la ventana y asientos reclinables).



El Ratón con las Hilanderas del balcón del Inca
En el Valle Sagrado: en el Valle sí hay más que hacer y lo mejor es que los chicos pueden correr HARTO y llegan cansados al hotel = caen muertos, así que nosotras podemos tener un momento de relax, jejeje.
  • Moray y Salineras: este es mi circuito favorito. Es corto, fácil, y se puede hacer el primer día que llegan al Valle porque está cerquita de Urubamba. En Moray los chicos pueden ver las ruinas circulares que son muy divertidas por la forma, y luego si se van a Salineras es lindo porque los niños pueden caminar entre las pozas de sal, tocar el riachuelo caliente de donde sacan la sal, hablarles del sistema de evaporación del agua para conseguir la sal y cómo recolectarla, etc. (aparte de que se ve todo lindo porque está tapado de sal y parece nevado).
  • Ollantaytambo y Choco Museo: también fácil de hacer el primer día y está a 20 minutos de Urubamba. Hay bastante espacio para que los chicos corran y recorran el pueblito Inca que está en la parte de abajo de la ruina. Afuera de la ruina hay un mercado simpático. Y a 1 cuadra de la ruina, está el Choco Museo, que es un buen lugar para parar a comer un postre y que los chicos aprendan de dónde viene el chocolate y cómo se hace (hasta hay talleres para que ellos hagan).
  • Museo Inkariy: Esto es en Calca, en la carretera entre Urubamba y Pízac. Es un museo PRE-CIO-SO. Es hecho de cabañas y cada una es de una cultura pre-incaica, hasta llegar a los Incas. Cada cabaña tiene solamente 2 cuartos: el primer cuarto es la típica exposición de museo, con huacos, gráficos, mapas, explicaciones, etc., pero el segundo cuarto, es una puesta en escena tamaño real de la cultura que estás visitando (por ejemplo: si estás viendo cultura Chavín, el segundo cuarto es un laberinto del templo de Chavín de Huántar que tienes que atravesar hasta llegar al lanzón monolítico). Está todo súper bien hecho y permite que los chicos se involucren y vean realmente cómo eran las culturas, porque hasta tienen efectos de luces y sonidos especiales que los hacen reales. Realmente vale la pena

Mirando el cóndor del santuario Cochahuasi
  • Chinchero e Hilanderas del Balcón del Inca: Chinchero está en la carretera entre Cusco ciudad y Urubamba. Es bien alto, 3800 m.s.n.m. Tiene una iglesia linda, un mercado muy bonito y unas terrazas grandes impresionantes. Pero lo más bonito está al frente: las Hilanderas del Balcón del Inca que hacen ropa hermosa y enseñan  cómo se obtiene la lana de los auquénidos (ideal para los chicos, ¿de dónde viene nuestra ropa?) y cómo hilan la lana, cómo la tejen con un telar, y cómo la tiñen usando tintes naturales (nuevamente, súper momento educativo para los chicos), y hasta dejan que te disfraces con los trajes totalmente típicos para que veas cómo es la vestimenta (puedes tomar fotos lindas también).
  • Pízac y Santuario Cochahuasi: Pízac es una fortaleza enorme que puede demorar varias horas en recorrer. En el pueblo hay un mercado muy grande. Y en una casita del mercado, hay un castillo de cuyes! Es lindo! Hay que preguntar pero que llegas, llegas. Es más recomendado para niños un poquito más grande PERO muy cerca de ahí está el santuario de animales de Cochahuasi. Es LINDO. Es un santuario donde rescatan animales. Puedes ver a los cóndores volar por dentro (alucinante) y hay muchos otros animalitos; uno puede verlos y aprender más sobre ellos. También tienen un centro textil por dentro como el del Balcón del Inca. La entrada es libre pero sí esperan que les dejen una donación para poder mantener viva la misión de ayudar a los animalitos.
  • Machu Picchu: acá creo que no hay nada que explicar. Lo que sí, recuerden que no los dejan entrar con mochilas grandes o coches, y que los boletos de entrada a la ruina y del tren deben sacarse con meses de anticipación (le pasa a bastante gente que llegan a la ruina y los boletos están agotados).
Súper Tip: para ir a Machu Picchu, salgan desde el Valle, no de Cusco ciudad. La única manera de llegar a Machu Picchu es en tren y la gente comete el típico error de salir desde Cusco ciudad. Si uno parte de la estación de Cusco, el tren demora un poco más de 4 horas y tomando el tren de las 5am llegas alrededor de las 10am. Pero si uno se va a dormir a Urubamba u Ollantaytambo (a 1 hora y media de Cusco en carro) y se levanta tempranito, puedes salir de la estación del tren que está ahí mismo y solo demora 1 hora y media a Machu Picchu, saliendo a las 6am ó 7am y llegando antes de las 9am. 
  • Volar cometa! En el Valle las venden, hay excelente viento.
  • Hacer fogata! La mayoría de hoteles tiene un sitio dónde hacerlas. 
  • Recorrer trochas y ruinas pequeñas. Hay un montón de trochas donde encuentras ruinas si estás haciendo trekking, y encuentras tesosos escondidos. Es una aventura para ellos.
  • Ir a a ver lagunas: hay un montón de lagunas lindas que se pueden ir a ver, y hacer picnics por ahí.


En el restaurante Kaia
¿Dónde comer? Hay muchos restaurantes pero les recomiendo algunos sitios en el Valle que son súper para pequeños: En Urubamba (Valle Sagrado): Kaia, que tiene un jardín enorme para que los niños jueguen, tiene una casa del árbol espectacular, trapecio, columpios, y unas ovejitas para darles de comer. El menú va entre los 14 y 20 soles, y tienen variedad de menú para niños por 12 soles y hasta para bebés por 8 soles . En Huarán (Valle Sagrado): Viva Perú, que tiene un jardín muy bonito, mesita de fulbito, sapito, y un menú muy sano y a buenos precios. En Pízac (Valle Sagrado): Ulrike's Café tiene juegos de mesa, crayolas, bloques para armar y un menú súper bueno.

¿Dónde me quedo? Hay hospedajes para todo bolsillo. Les recomiendo que se busquen un sitio con jardines amplios, para que los chicos puedan correr y jugar a sus anchas. Yo les recomiendo el Lizzy Wasi en Urubamba www.lizzywasi.com.

Espero que con esto se animen a ir a Cusco y viajar con los pequeños. Para que se den una idea, la primera vez que llevamos al ratón él tenía 1 año y medio, y cuando llevamos al Cuy apenas tenía 10 días de nacido. ¡Buen viaje!