Un cumpleaños enredado y de bajo presupuesto - ¡Naya tiene 3!



Hace unos días, nuestra pequeña Naya cumplió 3 años. Tres semanas antes de su fiesta, no tenía idea de lo que iba a hacer para la celebración. Por otro lado, Naya sabía muy bien que quería que su fiesta fuera temática de Rapunzel y eso me ponía aún más en aprietos porque no está de moda y definitivamente no iba a encontrar N.A.D.A a menos que pague una fortuna. 

Así que me puse las pilas y comencé a organizarme y éste es el resultado de un plan improvisado que al final nos salió baratito como a nosotros nos gusta.

Invitaciones:
La señorita Naya fue la diseñadora de sus propias invitaciones, yo solo seguí indicaciones. Para esto, yo ya había mandado invitaciones por Facebook un par de semanas antes y las impresas irían a sus amiguitos de la guardería.

Las diseñamos en Pic Monkey y las imprimimos en Walmart, aunque también las pudimos imprimir en casa. 



Local: 
Aquí es verano y Naya ya está en la edad en la que realmente disfruta jugar con otros niños. Así que decidimos hacerlo en un parque y para asegurarnos de que el espacio sea nuestro, separamos medio día que la verdad nos salió $50 por 6 horas. 
Decidimos hacerlo en un parque para niños pequeños que no es tan concurrido como los otros parques, en donde van niños mucho más grandes, que son más rápidos y fuertes que nuestros hijos; de esta forma evitaríamos pequeñitos llorando. 




Vestuario:
Naya OBVIAMENTE quería vestirse de Rapunzel y sabrán que esos vestidos, trenza y corona cuestan un ojo de la cara. Con daddy Nate, encontramos el vestido similar en una tienda que vende los saldos de las tiendas grandes, nos costó $9. 
La trenza, la hice yo (les debo un tutorial). Con lana amarilla, flores y lazos, logramos hacer una linda trenza de $5, que más costaron las flores porque todas las cintas las encontramos en oferta.
La corona la compramos en Target a $7. No es LA corona de Rapunzel, pero tiene su foto así que con eso bastaba.
Los zapatos, fueron un regalo de mi mamá. Naya los eligió y quedaron perfectos con su outfit. 





Decoración y música:
Aquí me ayudaron mucho mi mamá, mi hermana, Nate y mi amiga Sarita. Encontré unos moldes para hacer los banners en la fiesta, diseñé un par de letreritos para poner en la mesa, usamos globos con los colores de la princesa y forramos unas cajitas con papel de regalo para darle "volumen" a nuestra mesa.
Entre todas, cortamos, pegamos y envolvimos todo. Gracias a esas manos, todo se hizo rapidísimo.
Para la música, usamos PANDORA y Nate llevó su amplificador. Sólo necesitamos internet y un cargador de celular y los niños se la pasaron cantando todas las canciones de Disney y los papás también ¡ja!






Sorpresas
Entre caramelitos traídos desde el Perú, glow sticks y burbujas pequeñitas armamos nuestras sorpresas. Compré las bolsas de papel moradas al por mayor e imprimí el SOL que es el escudo del reino y las pegué en las bolsas.




Comida y bebida:
Para los bocaditos, fuimos por lo seguro. Galletas ya hechas y decoradas, hicimos pop corn, pusimos manzanas, caramelos y  unos sanguchitos de jamón con queso. Recontra simple y fáciles de armar. 

Para la comida, mi mamá preparó Pachamanca en la olla de cocción lenta. Para esto, usamos la base de Pachamanca que venden en los supers en el Perú. Sarita, mi amiga, hizo papitas a la huancaína y con eso alimentamos a 30 personas contando a los niñitos. Obviamente, los peruanos estuvimos cerca a la mesa de la comida todo el tiempo ¡ja!

De bebidas, compré agua en botellas grandes y pequeñitas, también limonada concentrada lista para poner en agua y otros jugos para los chicos. Para los grandes había cerveza y vino que no compramos mucho. Eran las 11 a.m y más fue para acompañar el almuerzo. Además, los gringuis cuando toman de día, apenas le dan a una botella personal y nada más. 




Torta:
¡Todos sabemos que las tortas de cumpleaños son carísimas! Aún más si queremos que le pongan detallitos. Por eso, lo que hice fue, mandar a hacer una torta standard que por lo general ponen en la vitrina, pedí que le cambien el color a lila y le agreguen algunas flores. Por mi lado, compré unos miniatura de Rapunzel que estaban en la tienda de a dólar y los usé como Cake topper.
La torta me salió a $70, que es posiblemente el item más caro de todo este cumpleaños, pero por lo general por una tortita de cumpleaños, nos quieren cobrar aproximadamente $200.




Fue un día muy especial, para ella y para nosotros. Ella se divirtió mucho con sus amigos y primos hasta quedar agotada.
Luego de la fiesta vino lo bueno, fue fácil limpiar todo y casi no nos quedamos con mucho. Sólo tuvimos que bajar los banderines, guardar los platos y bandejas sucias y llevarnos los regalos.

Con ayuda y un poco de creatividad pudimos celebrar el cumpleaños de nuestra bebé mayor y no fue extravagante pero quedó lindo sin gastar una fortuna.

Yo siento un llamado a hacer eventos, me encanta hacer este tipo de cosas. Solamente que fue difícil organizarlo con dos hijas, pero esta vez aprendí que debo delegar y recibir ayuda. De esa forma, yo no me estreso y las cosas salen igual de bonitas.

¿Qué les pareció? ¿Les gustó? ¿Qué otras cosillas hubieran agregado a la fiesta?
Recibo sugerencias, porque celebraremos el primer cumpleaños de Nicolette en 4 meses... ¡¿qué?!


¡Besos!