SABES QUE ERES MAMÁ CUANDO…


1.  Haces dormir a tus hijos y te duermes antes que ellos: Mientras ellos siguen contando las ovejas, los avengers o lo que sea que estén haciendo… tú ya estás soñando profundamente y tal vez hasta roncando. Hay veces que me levanto pensando que ya amaneció y son las 3am.
2.  Te olvidaste de ESO que pidieron en el nido: Me he olvidado de mandarlo con ropa de calle, de los tubos del papel toalla para su trabajo… ¡Y hasta regalos cuando ha tenido santo!!!! Por favor, díganme que no he sido la única.
3.   Te ríes de sus “ocurrencias” (desobediencias): Perdón, yo sé que está súper mal… yo soy el adulto y no debo reírme, pero si estás en los terribles 3 o casi cuatro… me entenderás que tienes un piojo adolescente en tu casa que te refuta las cosas de la manera más creativa: “de ninguna manera eso pasará”, “mamá, eso no es posible”, “mamá, Jesucito se va a enojar contigo” ¿Cómo no me río, a ver, ¿cómo?
4.   Te indignas cuando ponen en tela de juicio tu manera de criar: “Si fuera mi hijo….” ¿De verdad? Pero no es pues, es el mío.
5.   Tus tiempos ahora se han reducido: Para bañarte, para comer, para cambiarte, para salir, para alistar tus cosas… Las 24 horas no te alcanzan y realmente te pones a pensar… ¿Qué hacía antes con todo ese tiempo? Jajaja
6.   Has descubierto que tu imaginación es INFINITA: Para cantar, contar cuentos, jugar y además, para lograr que hagan lo que deben hacer de la manera más divertida posible.
7.  Te han dicho MALA: Si ya habla… lo has escuchado unas… ¿100 veces? Y si aún no… prepárate!!!! Te lo van a decir y probablemente la primera vez te la vas a creer, luego te acostumbras.
8.   Has pisado un lego…
9.   Honras a tu padre y a tu madre: ¡Ahora sabes lo que es! Te ves diciendo las frases que tanto te sacaban de quicio de tu mamá, y eres muuuuy parecido a tu papá. Probablemente los compadezcas, los entiendes y también… los extrañas!!!
10.  Te sientes completa: Tu corazón se siente tan lleno de todo, energía, amor y orgullo, que no cabe en tu pecho. Tus hijos te hacen sentir que de verdad eres la mejor.


¿Cuántos checks en la lista? ¿Y cuál otro agregarías que crees que nos pasa a tooooodas cuando somos mamás? ¡Cuéntame!