Pokémon Go, tus hijos y ¿tú?


Probablemente a estas alturas ya has recontra escuchado sobre el Pokémon Go. Sean comentarios positivos o negativos este jueguito está en boca de todos y, si tienes hij@s cuyas edades están alrededor de los 6 años o más (como yo)  probablemente te mueres de curiosidad de saber cómo funciona el jueguito y si es tan malo o bueno como te dicen.  

Lo más probable es que si tienes más de 30 (ejem, ejem, cof, cof) estés medio perdid@ en esto del Pokémon, y Pokémon Go. Además,  y seguro, tienes hij@s, sobrin@s y/o amig@s que juegan todo el día y están fascinados con el juego o tienes amig@s que lo odian a morir. Así, que si eres una persona curiosa con ganas de jugar o, tienes un@ hij@, sobrin@ o niet@ que ya está jugando - y no tienes ni idea de lo que se trata este juego -  este post es para ti.

Primero, lo primero: ¿En qué consiste el juego?
Pokémon es la abreviación de pocket monsters (monstruos de bolsillo). La idea del juego es capturar estos monstruitos, entrenarlos y hacerlos combatir contra otros monstruos en batallas que enfrentaremos en los gimnasios. Una vez que descargamos la aplicación, nosotr@s nos convertimos en entrenador@s Pokémon.

¿Cómo capturo a los Pokémones?
Acá viene la novedad y lo divertido del juego. Para capturarlos tienes que navegar por el mundo real. O sea, literalmente caminar por tu ciudad. El juego ubica tu posición con el GPS y te indica si es que hay pokémones cercanos. Esto es súper interesante e importante con los niñ@s pues, el juego ubica monumentos, parques, placas y zonas importantes que nos permiten conocer con mayor profundidad nuestra ciudad.

Ya, ¿pero cómo los capturo? ¿Cómo sé dónde están?
Una vez estés por la calle y siempre que haya un Pokémon cerca, el juego te avisará. Tu celular vibrará y la criatura aparecerá sobre la realidad aumentada, como si la vieras por tu cámara. Lo que debes hacer es tirarle una pokébola, una de esas bolas rojo con blanco. Si conseguiste atrapar al pokémon, éste irá a tu Pokédex. Además, ganarás experiencia.
El Pokédex es el índice (o enciclopedia portátil) en el que todos los entrenadores Pokémon (o sea tú) registran a sus mascotas.

¿Cómo consigo pokébolas?
La principal forma de conseguir pokébolas son las Poképaradas, lugares que se muestran en el mapa como un cuadrado azul y que suelen estar ubicadas en diferentes partes de cada ciudad, generalmente edificios o monumentos importantes. En las poképaradas podrás encontrar varias cosas que te permitirán ganar experiencia. Mientras más niveles tengas, más cosas ganarás en las poképaradas.

¿Poképaradas?
Las poképaradas también sirven como punto de encuentro para jugadores (por eso, ven a un montón de gente en el mismo lugar) porque además de las pokébolas se pueden encontrar huevos, pociones o potenciadores y los módulos Cebos. Los módulos cebos ayudan a los jugadores a atraer a los Pokémon más cercanos (incluso los más raros) a las poképaradas, durante treinta minutos. Esto beneficia a todos los entrenadores de la zona. Y es uno de los atributos principales del juego.

¿Cómo es eso de las batallas?
Una vez que tienes los pokémones suficientes para lograr el nivel 5 puedes enfrentar a tus pokémones en gimnasios. Los encuentras en el mapa, igual que las poképaradas. En cada gimnasio viven pokémones muy poderosos dejados por otros entrenadores. Cada uno de éstos, pertenece a uno de 3 equipos (te van a preguntar a qué equipo deseas pertenecer).  Para hacer a tus pokémones poderosos, debes darles de comer y gastar polvo estelar. Ganas polvo estelar cuando capturas pokémones.

Bueno, todo suena muy chévere. ¿Cuánto me va a costar?
Bajarse el juego es gratis. Y no te obligan a comprar nada. Pero, si quieres avanzar más rápido haciendo a tus pokémones más poderosos o consiguiendo más pokébolas, puedes hacerlo comprando monedas que te servirán para conseguir diversas cosas.  Si juegas con tus hij@s y no quieres dejarte el sueldo, asegúrate de bloquear la compra automática.

Si estás en el juego para pasarla bien no es necesario que gastes. Avanzarás a medida que ganes experiencia y te divertirás descubriendo nuevos lugares en tu ciudad e incluso conocerás gente nueva en las poképaradas. Eso sí, si tus hij@s son pequeñ@s asegúrate que no vayan sol@s a las poképaradas ni caminen sol@s por la ciudad buscando pokémones.


Con esta guía básica  puedes ponerte manos a la obra y salir a jugar con los niñ@s de tu familia o con tu niñ@ interior. Y podrás juzgar por ti mismo si este es un juego para u odiar. Yo ya me lo bajé, y les cuento en mi blog personal qué tal me fue.

video



CONVERSACIÓN

0 comentarios:

Publicar un comentario