Los esenciales para mamá luego de dar a luz




Acabas de tener a tu bebé y no hay mejor sensación en el mundo que tenerla/o finalmente en tus brazos. Empiezan las visitas y todos quieren conocer al nuevo miembro de la familia, pero, ¿Y, mamá? No solo tuvo a ese hermoso bebé 9 meses sino que está experimentando muchos cambios en física y emocionalmente así que en este post nos vamos a enfocar en nosotras ya que si no estamos al 100% no podremos darle lo mejor a nuestro bebé.

- Muchos abrazos: las hormonas a mí me han jugados varias pasadas. Desde llorar de felicidad luego de limpiar un pañal a llorar por no saber si estoy haciendo bien las cosas. ¿Qué me tranquiliza siempre? Que mi esposo me abrace. Además, los 2 crearon a ese pequeño bebé perfecto que ahora depende de ustedes y para mí ahora no hay nada más increíble que eso.
  
Ahora, pasemos a las cosas de las que por ahora no me puedo separar:

- Mi tomatodo: siempre he tratado de tomar bastante agua pero ahora es una necesidad. Siempre tengo conmigo mi tomatodo lleno de agua y que tengo que rellenar varias veces al día. Mantenernos hidratadas no solo te va a ayudar a sentirte bien también en la producción de leche.





- Toallas higiénicas: te dicen sobre la cuarentena pero no de lo incómodo que puede ser, un periodo de cuarenta días no es para nada agradable pero hay que sobrellevarlos lo más cómoda posible. Para mí, las toallas higiénicas en versión nocturna son perfectas porque estoy tranquila sabiendo que no tendré ningún accidente y son súper cómodas.






- Extractor de leche: si vas a dar de lactar esta maquinita será tu mejor amiga. Dicen que no se debe de usar hasta que la lactancia esté establecida pero en mi caso, mi hijita a veces duerme más de 2 horas seguidas así que para evitar una nueva mastitis (ouch!) uso el extractor y la leche que saqué se la doy tan pronto se despierta. El que estoy usando es de marca Medela, doble y eléctrico por lo que el tiempo de extracción es menor. Además, el uso y lavado es súper sencillo.




- Faja post parto: la que tengo es marca Sash y la uso, como me recomendaron las chicas de la tienda, desde el día siguiente del nacimiento de mi bebé. No solo me ayudó a sentir que todos mis órganos estaban en su sitio otra vez  sino que los resultados son increíbles, sobre todo en los primeros días después del parto cuando tu útero está retomando su tamaño original. Además, la sensación de entrar en tus jeans que no usabas hace meses con la ayuda de la faja es súper. Les recomiendo que la primera vez que la usen alguien las ayude a poner los broches. Yo me moría de miedo pero ya la segunda vez  ya lo hice yo sola.





- Crema de lanolina: ayuda un montón para las heridas en los pezones que te puedes salir, sobre todo al inicio de la lactancia que tu bebito podría no estar agarrándose bien al momento de lactar. Un tip adicional, aplicarte tu misma leche también ayuda muchísimo.


 - Aceite de coco: el aceite de coco es un excelente humectante para la piel, yo lo usé durante el embarazo para evitar las estrías (y no me salió ni una sola) y la sigo usando ahora en la mismas zonas, especialmente, en el abdomen antes de ponerme mi faja post parto.





- Protectores para lactancia: debo reconocer que la primera vez que sentí que los necesitaba sentí una alegría absoluta ya que significaba que mi producción de leche había aumentado. Probé 3 marcas y los Johnson’s son los que más cómodos me parecen porque no suenan ni se nota que los estás usando.



  
- Maquillaje: si, hay días donde simplemente tengo ganas de quedarme en pijama todo el día pero maquillarme (eso sí súper rápido) me ayuda a sentirme más linda sobre todo teniendo en cuenta que ahora duermo menos y las ojeras aparecieron.


Espero que estos tips les sean útiles. Si es que tienen algún otro producto sin el que no pueden vivir ahora que son mamás me avisan y lo agregamos a la lista. Poco a poco les iré contando mis aventuras y miedos como nueva mamá.