Las primeras comidas del bebé - Parte II



En el post anterior hablamos de los utensilios que debes tener para empezar las primeras comidas del bebé, los tips que debes tener en cuenta y los alimentos que debes evitar durante el primer año. Ahora, nos centramos en esas preguntas que muchas veces no estamos seguras de cómo responder.

¿Qué le doy? Lo ideal es empezar con alguna fruta o verdura. Puede ser cocida o cruda. La idea es que introduzcamos una por una. Le cocinas una un día, se la ofreces por 2 o 3 días seguidos, y si no observas una reacción alérgica le das otra cosa. Puedes ir alternando. Una vez que ya tiene dominados algunos alimentos, puedes ir ofreciéndoselos juntos. Una lista de ideas más o menos de lo que podría ir comiendo al comienzo es:



  • De 6 a 9 meses: papa amarilla, camote (¡mucho más sano que la papa!), palta, quinua, zapallo, brócoli, alverjitas, espinaca, beterraga, choclo, zanahoria, manzana, plátano, pera, sandía, melón... vas captando. Quinua súper importante por toda la proteína que trae. A los 7 meses puedes ir ofreciéndole pollito deshilachado y tal vez unas lentejas bebé (busca la variedad lentejas bebé, que son chiquititas y se las puedes dar enteras).
  • De 9 a 12 meses: carne molida (compra la que es baja en grasa), pavita de pollo, pescado (aléjate de la tilapia, la silvestre es muy buena pero la que nos venden acá son de granja y está llena de antibióticos), huevo, yogurt griego (sin endulzar, pero le puedes poner frutita chancada), otras frutas (espérate un poco para las fresas y blueberries, fácil hasta el año), mandarinas, queso ricotta, otras menestras, fideos (busca los que están hechos de verduras o integrales).
¿Cómo empiezo? Agarras un poquito de lo que le vayas a dar y lo puedes chancar con un tenedor (no tiene que quedar 100% licuado). Le invitas un poquito con la punta de la cuchara y esperas a ver su reacción. Si la escupe o hace una mueca no te desanimes. Ofrécele un poquito más. Si no quiere no lo fuerces, puedes volverle a ofrecer la comida más tarde u otro día.

La idea es que vaya probando una variedad de alimentos y texturas. Por eso no es tan ideal que esté tan licuada la comida. Cada mes se la das un poquito menos chancada, y para el año ya debería estar masticando trocitos pequeños con sus encías. Para las menestras puedes darle la quinua entera, o buscar lentejas o frejoles en versión "baby" o "mini" (las hay), y también se las das enteras. 

¿A qué hora come? Al comienzo puede ser 1 vez al día: al medio día, o a la hora que tú vuelvas del trabajo. Los primeros meses es más la experiencia, no el horario. Procura que sea a una hora en la que no esté muy hambriento o cansado, para que esté de buen humor. Un buen momento puede ser unos 15 ó 20 minutos de tomar su leche.

¿Cuánto come? Al inicio la idea es que se acostumbren a texturas y sabores. Olvídate de la cantidad. El primer mes pueden ser 2 ó 3 cucharadas por comida, progresivamente puede ser 1oz ó 2oz. Deja que tu bebé te guíe - si tiene más hambre, le das un poquito más, pero si no, no lo fuerces. Acuérdate que está tomando full leche, así que la comida, por ahora, es solo un complemento, una experiencia, y no la fuente primaria de nutrientes.

¿Cuántas veces al día? Siguiendo con el consejo anterior, al principio dale una vez y al siguiente mes vas aumentando a 2 y luego a 3 veces al día. Hacia los 10 meses podría estar comiendo 3 (pequeñas) comidas al día, y una frutita a media mañana y a media tarde.

¿Come más comida o toma más leche? Primero, les das su leche. La consigna es que durante el primer año, la leche no debe ser reemplazada por la comida. Antes del primer año, la idea es que experimenten con texturas y sabores, siendo la comida un complemento, pero no la fuente principal de nutrientes. Luego del año, se invierte la figura. Durante estos próximo 6 meses la lactancia puede continuar siendo a demanda. Tu leche siempre tiene valor nutricional (aunque te digan que no) - ayudas a su sistema inmune, lo mantienes hidratado, alimentado, y a partir del primer año produces DHA, que es una grasa básica para el desarrollo neuronal de tu bebé.

¿Y si no le gusta? No te desanimes. Las comidas son en realidad un gusto adquirido. Procura que el momento de la comida sea un momento feliz, y no una tortura. Los niños demoran en promedio una 15 veces (entre 5 y 30) para aceptar una comida - quiere decir que se las presentas entre 5 y 30 veces diferentes (en diferentes días) y en diferentes presentaciones, antes de que las incorporen en su dieta. 

¿Y qué hago a partir del año? Hace poco escribí un post acerca de cómo darle de comer a tus hijos desde bebés, para que coman de todo. Esto sirve desde el comienzo. Puedes leerlo aquí.



Papillas vs. Baby Led Weaning (BLW): son 2 enfoques. Les explico la diferencia:
  1. Papillas: básicamente le das a tus bebés todo súper licuado. Incluso algunas papillas son un combinado de varias veduras y sabores, para que sean más consistentes.Le das de comer tú con la cucharita.
  2. Baby Led Weaning (BLW): es un enfoque nuevo. La idea es que sea el bebé el que decida lo que le gusta comer y cómo le gusta comer. En vez de darle papillas le das la comida cortada en láminas finitas, o en palitos muy suaves, que él mismo puede llevarse a la boca con sus manitos. La comida está separada y no mezclada, para que él reconozca el sabor y textura de cada una. Es un enfoque que a veces provoca un poco de miedo (¿¿no se va a atorar??), pero yo lo he hecho siempre cortando los pedazos de comida muy delgados y suavecitos - supervisando eso sí - y de verdad que funciona súper bien. El bebé no solo aprende autonomía y desarrolla su coordinación óculo-manual, sino que son felices comiendo lo que les gusta.
Espero que esto las ayude con los primeros bocados de sus gorditos. Un tip: grábenlos o tómenle fotos en esas primeras probaditas. Mi esposo y yo nos reímos muchísimo cuando vemos fotos y videos del Ratón y del Cuy probando algo por primera vez, las muecas no tienen precio.


Recuerda: antes de introducir alimentos, siempre consulta con tu pediatra. Estas recomendaciones están basadas en los principios Guía de la Organización Mundial de la Salud, la Académica Americana de Pediatría y la Liga de la Leche Internacional.