Dando de lactar después de una cesárea



Yo quería tener un parto natural. Tengo caderas anchas. Mi embarazo fue muy bueno en términos médicos. Es más, hasta me había convencido de que quería que fuera realmente natural, nada de drogas (¡ja! ilusa mamá primeriza).

Al final, después de dilatar hasta 6 y que una enfermera me karmeara horrible, no pude más y pedí la epidural. Oh por Dios, el inventor de esa droga es un genio. La mala noticia, es que el efecto secundario es que dejas de dilatar. Y después de varias horas y muchas complicaciones, mi parto terminó convirtiéndose en una cesárea no deseada.

Cuando me dijeron que iba a ser cesárea, lloré horrible. Yo quería tener un parto natural. Quería hacer contacto piel-con-piel (skin-to-skin) inmediato. Quería que apenas salga mi bebé lo pusieran en mi pecho y él reptara hasta el pezón para el primer contacto con la lactancia. Había visto los videos y estaba súper emocionada. Todo se malogró. Y encima había escuchado que con cesárea a veces no puedes dar de lactar por todas las drogas, y el dolor e incomodidad del corte.



Tuve mucha suerte porque la clínica donde dí a luz es una clínica certificada como "Baby Friendly" (Amigos de la madre y el bebé) que es una certificación dada por la Organización Mundial de la Salud y Unicef, donde todas las prácticas obstétricas y de cuidado de la madre y del bebé, están orientadas a promover la lactancia materna y que puedas tener una lactancia materna exclusiva exitosa desde el comienzo (las enfermeras están entrenadas para ayudarte y saben cómo hacerlo, no se llevan al bebé, no dan fórmula, tienen consultoras de lactancia, etc.). 

Cuando desperté de la anestecia las enfermeras inmediatamente me hicieron darle de lactar. Lo agarraron del cuello, le hicieron abrir la boca y básicamente le metieron un tetazo en la cara haciendo que agarre el pezón completo. Me hizo acordar de esos shows donde hacen torta en la cara, y casi me entra un ataque de risa que solo pude aguantar por los nervios. 

¿Y ahora, cómo lo cojo? Me enseñaron a hacer el footbal hold, que es una posición en donde acomodas al bebé a tu costado, mirándote, como si estuviera sentado, y toma en posición vertical. Me dijeron que era la mejor posición para la lactancia con cesárea, porque el bebe no está encima tuyo así que no fastidia el corte. Y realmente funcionó. Nunca estuve incómoda, y al final de nuestra estadía en el hospital ya me sentía confiada en mi lactancia.

Les dejo unos fotos donde sale cómo hice la postura con mis hijos. Si tienes almohadas pequeñas y firmes, ayudan a sostener mejor el brazo que lo está cogiendo y a la espaldita del bebé. 

Si han dado de lactar con cesárea por favor cuenten sus experiencias, ¡así todas nos beneficiamos!