Crazy Cake



Hoy les traigo el muy famoso y archiconocido Crazy Cake, el queque de chocolate más fácil del mundo.

Y es que para hacerlo solo necesitas mezclar unos cuantos ingredientes en el mismo molde donde irá al horno y listo, sin mucho más que hacer y sin duda es ideal para los chicos, ellos fácilmente lo pueden hacer y ya ustedes los ayudan a meter y sacar del horno.

Si con esto aún no te animas a prepararlo, bueno, te diré que este queque no lleva leche, ni huevos ni mantequilla, y aun así es buenísimo.

Lo interesante de esta receta es que se dice que este producto nace de la escasez generada durante la Segunda Guerra Mundial, donde la falta de ingredientes básicos como huevos y mantequilla, llevaron a los pasteleros a ingeniar e inventar recetas de bajo presupuesto y que prescindan de ingredientes como aquellos.

El resultado fue este riquísimo queque de chocolate, que sin ánimo de satisfacer a veganos y/o intolerantes a la lactosa, simplemente fue creado para poder ser preparado en hogares de Estados Unidos durante la post-guerra.

Si bien la idea es que este queque se prepare en el mismo molde, también se puede preparar en un tazón y luego se puede vaciar la masa al molde. Esto con la finalidad de usar un molde engrasado y forrado para después poder desmoldar el queque.

Yo aquí les voy a dar la receta del queque en sí, queda riquísimo comerlo solo, pero también se puede optar por ponerle un baño y servirlo a manera de torta.

En ese caso pueden ponerle fudge de chocolate, o buttercream de vainilla, o un baño de queso crema. Pero también pueden usar un buttercream de chocolate vegano, simplemente para continuar con la línea de un queque de bajo presupuesto que no lleva ingredientes lácteos. O simplemente ponerle azúcar en polvo, pero si hacen eso, se lo ponen justo antes de servir, si lo hacen antes, el queque absorberá el azúcar y ya no se verá.

Vamos con la receta.
CRAZY CAKE

Ingredientes
1 ½ tazas de harina sin preparar
¼ taza de cocoa
1 cucharadita de bicarbonato
½ cucharadita de sal
1 taza de azúcar
6 cucharadas de aceite vegetal (girasol o canola)
1 cucharada de vinagre blanco
1 cucharadita de vainilla
1 taza de agua

Preparación:
Precalentar el horno en 350°F/180°C.
En un molde cuadrado de 20 x 20 centímetros, limpio, sin engrasar y apto para el horno, cernir la harina con la cocoa, bicarbonato y sal.
Agregar el azúcar, mezclar bien y emparejar todos los ingredientes secos.
Con el dedo o con una cuchara o un tenedor, hacer tres huecos pequeños en la mezcla.
Colocar en un hueco el aceite, en el otro el vinagre y en el tercero la vainilla.
Agregar el agua y con un tenedor, mezclar hasta que todos los ingredientes queden unidos.
Hornear por 30 a 35 minutos,  hasta que al insertar un probador, este salga limpio.
Retirar del horno y dejar enfriar.
Una vez frío, si quieren, pueden ponerle una cubierta de chocolate o simplemente espolvorear con azúcar en polvo justo antes de servir.

Receta inspirada en: Crazy Cake de All Recipes