Las promesas que le hago a mi bebé antes de que nazca



Hijita, ya no falta nada para que nos podamos abrazar por primera vez. No digo que nos vamos a conocer porque ya nos conocemos, desde el momento que tu papito y yo nos enteramos que estabas en camino hemos establecido una conexión. Ya sé los horarios en los que estás tranquilita durmiendo y los horarios en los que parece que estuvieras haciendo ejercicios. Escuchamos música juntas y estoy segura que hay canciones que te gustan más que otras por la forma en la que te mueves.

Nunca voy a poder encontrar las palabras exactas para expresar cuanto te amamos pero lo que sí puedo hacer es hacerte algunas promesas que creo que de alguna manera pueden describir lo que sentimos por ti.

·       Siempre te vamos a amar: sé que mientras seas chiquita no vas a tener dudas de esto pero, cuando seas adolescente quizás sientas que no te entendemos o que al no darte un permiso para algo estamos contra ti y no te queremos. ¡Es todo lo contrario! Aún estás creciendo y no queremos que te pase nada, aún te falta tanto por aprender que, quizás, lo que crees que es mejor para ti no lo es. Ten por seguro que vamos a hacer todo lo posible para que nos puedas entender.

·        Siempre que esté dentro de mis posibilidades voy a evitar que llores: ya sea porque tienes hambre, frío o porque alguien hirió tus sentimientos, mientras pueda evitar tus lágrimas las voy a evitar, y cuando no sea posible sabes que estaré a tu lado para consolarte. 

·        Te voy a hacer renegar: Creo que esto no te va a gustar pero te lo advierto desde ahora. Seguro van a haber cosas que no te gusten hacer y que como mamá voy a insistirte que las hagas. No, no van a ser locuras pero te aseguro que va a suceder, esperemos que no tan seguido.

·        Siempre voy a estar disponible para ti: No importa cuántos años tengas, la hora que sea o si es que ya no vivimos juntas. Puedes llamarme, pedirme que vaya donde estés o llegar a casa, ya sea porque quieres compartir una buena noticia, una tristeza o simplemente quieres conversar o estar con nosotros.

·     No siempre voy a tener las respuestas: no, no lo sabemos todo pero nunca me voy a inventar una respuesta o evitar responderte algo. Si es que no se algo te lo voy a decir y, ¿qué te parece si es que encontramos la respuesta juntas?

·    Puedes confiar en nosotros para todo: hijita, nos tienes para lo que necesites. Siempre vamos a querer lo mejor para ti y no dudes que lo que te digamos siempre será por tu bien.


Nuestro tiempo juntas será intocable, no va a haber trabajo, llamadas o distracciones que interrumpan nuestro tiempo y ya contamos hasta los segundos para tenerte en nuestros brazos. ¡Te amamos hasta el infinito!