Las primeras comidas del bebé - Parte


¡Llegaron los 6 meses de tu bebé! Con harta ilusión, porque ahora ya no solo va a tomar leche, sino que empiezan las primeras comidas.

Y, ¿cómo sé si mi bebé está listo? ¿qué le doy? ¿con qué empiezo? ¿a qué hora come? ¿cuánto come? ¿cuántas veces al día? ¿come más comida o toma más leche? ¿y si no le gusta? ¿hay algo que no le puedo dar? 

Todas estas y más son dudas que surgen en las mamás primerizas, cuando tienen que empezar a darle de comer a sus bebés. Acá te presento algunos tips y consejos, y 2 corrientes distintas para darle de comer a tu bebé: Papillas y Baby Led Weaning (la que escojas ya depende de ti).

Primero, utensilios que podrías necesitar:


  • Cucharitas. Una cucharita chiquita, idealmente ovalada, que pueda entrar en la boca de tu bebé. Yo conseguí una preciosa de Oxo (les dejo la foto), pero hay de todo tipo.
  • Tazones. Para poner la comida del bebé. hay de vidrio y de plástico. Si son de plástico, procura no meterlos al microondas para calentar (siempre usa platos de vidrio y de ahí lo sirves en los de plástico). Incluso hay algunos que vienen con un compartimento interno donde metes agua hirviendo para mantener la comida caliente.
  • Contenedores.Cuando prepares la comida de tu bebé, lo más probable es que sobre o hagas para 2 ó 3 comidas. Mete la comida en contenedores de plástico o vidrio, y hasta los puedes congelar (para descongelarlos, baño María).
  • Baberos. Hay de todo tipo. De tela, plástico, el tipo mandil y hasta el de silicona que tienen un recipiente abajo para que el bebé no se llene de comida. Hazte la idea de que al menos al principio, el bebé se va a ensuciar bastante (y todo alrededor de él), sí o sí. Asegúrate de tener babitas húmedas cerca para limpiarlo a él... y a tí.
  • Algún tipo de calentador: hay los caros que sirven para procesar y calentar comidas, y también el tradicional baño María. Lo importante es que tengas alguna manera de calentar la comida de tu bebé. Trata de evitar el microondas, pues calienta la comida del bebé de manera irregular (algunas partes quedan frías y otras hirviendo) y el bebé puede quemarse sin quererlo.
Ok, ahora sí. Vayamos a la parte de la comida: 

¿Cómo sé si mi bebé está listo? Esto es súper importante. No es que ¡chaannn! Tu bebé cumplió 6 meses y a partir de ahora chau leche y hola comidas. Hay ciertas señales que nos indican que el bebé está más preparado y dispuesto a comer. Primero, se puede sentar solo y sostener bien su cabeza. Esto es muy importante para que pueda mascar y pasar la comida. Segundo, demuestra interés por la comida cuando ve a otros comer. Los bebés de hecho se llevan todo a la boca, pero es muy probable que solo lo chupen y luego lo escupan. En cambio cuando quieren comer se lo ponen en la boca y tratan de pasárselo. Puedes intentar invitándole un poquito de comida y ver su reacción. Si lo escupe, lo empuja hacia afuera con la lengua y aprieta lo labios para que no le des más, lo más probable es que no esté listo. Paciencia nomás, no lo fuerces e intenta en unos cuantos días.

¿Qué cosa no le puedo dar? Empiezo con esto para que sepas que en lo que sigue del post, estos alimentos están excluidos.
  • Mariscos: ojo, no necesariamente pescado (a menos que haya un historial de alergia en la familia), pero mariscos sí, hasta los 2 años de edad.
  • Nueces y frutos secos: maní, almendras, pecanas, nueces, fruta seca y todos sus amigos, hasta los 2 años (por alergias y porque son muy duros).
  • Huevo, pan, miel: el huevo puede ir desde los 9 meses si no hay señales de alergia. A miel si está prohibida hasta el año, y el pan también.
  • Productos integrales: algunas personas pueden tener reacciones al trigo o productos integrales. Pruébalo o convérsalo con tu pediatra. Hasta el año.
  • Productos procesados: galletas, cereales artificiales, cualquier cosa que no puedas cocinar tú misma. Hasta el año.
  • Cítricos: algunos dicen que sí, otros que no por el nivel de acidez. Hasta los 10 meses.
  • Chocolates y caramelos: no te pases pues. Y esto trata de evitarlo lo más que puedas, hasta después del año, 2 años, o hasta donde sea posible.
  • Agua o jugos: así es. Nada de juguito de granadilla o agua para el calor. La leche ES el líquido que deberían estar tomando. El estómago del bebé es tan pequeño que el agua ocupa un lugar importante que podría estar tomando la leche, que encima está cargada de nutrientes. Y los jugos están llenos de azúcar (aunque sean naturales). Hasta el año.
  • Comida de la olla: principalmente, porque están cocinadas con sal y aceite - es muy salada y grasosa, y probablemente tenga alguno de los alimentos contraindicados. Lo que puedes hacer es que a partir de los 9 meses, si cocinaste con poquito aceite, antes de echarle sal, saca un poquito para tu bebé. Hasta el año.
  • Sal y azúcar: el bebé no necesita comer sal, ni que le echen azúcar en la comida. La fruta tiene dulce natural, y la sal no tiene por qué acostumbrarse a comerla desde tan chiquito. Hasta el año, o más.
  • Ten cuidado con: canchita (pop-corn), uvas, salchichas o hot-dogs cortados en rodajas, queso en cubitos, gomitas - generalmente esos son candidatos para que se atraquen en la garganta de los niños.
Esto no quiere que decir que al año tu bebé mágicamente va a sufrir una transformación gástrica que le va a permitir comer todo esto de golpe. Todo alimento debe ser incorporado en su dieta poco a poco, para ver si es que ocasiona alguna reacción alérgica. 




Hace poco escribí un post acerca de cómo darle de comer a tus hijos desde bebés, para que coman de todo. Esto sirve desde el comienzo. Puedes leerlo aquí.

En el siguiente post, respondo a todas sus preguntas: ¿cómo sé si mi bebé está listo? ¿qué le doy? ¿con qué empiezo? ¿a qué hora come? ¿cuánto come? ¿cuántas veces al día? ¿come más comida o toma más leche? ¿y si no le gusta? ¿hay algo que no le puedo dar? Puedes leerlo aquí.

Recuerda: antes de introducir alimentos, siempre consulta con tu pediatra. Estas recomendaciones están basadas en los principios Guía de la Organización Mundial de la Salud, la Académica Americana de Pediatría y la Liga de la Leche Internacional.