Un triste cumpleaños



Hoy es mi cumpleaños. Son las 12 am y mi esposo me sonríe y me da un abrazo. Yo también sonrío, le doy un beso, agarro mi celular y me voy al cuarto de Esteban. Él se impacienta y llora. Lo cargo, se tranquiliza inmediatamente, nos metemos juntos a la cama de una plaza y nos vamos a dormir. 

Hace un mes que duermo en el cuarto de Esteban, este es un arreglo temporal, ya que duermo mucho mejor al costado de él y así no tengo que pararme de la cama cada dos horas las veces que se despierta pidiendo a su mamá.

Hoy es mi santo e igual eso no importa. Buenas noches, calientitos los dos nos acurrucamos y recuesto mi cabeza donde puedo. Mañana tenemos un día difícil.

Esteban se despierta feliz, es puras sonrisas, no sospecha que hoy algo es diferente. Yo, triste y de mala gana preparo su biberón que por primera vez será de algo que no es leche materna. Leo los ingredientes de la lata. "La leche materna es el mejor alimento para los bebés" dice. Qué ironía, pienso.

Esteban comienza hoy su transición a la leche de fórmula. No por decisión propia; desde su segundo mes Esteban empezó a presentar intolerancias a algo que como y le transmito a través de mi leche. Hace cuatro meses vengo haciendo una dieta estricta sin lácteos, huevos, soya, mariscos, pescados, frutos secos y gluten. Y sin embargo, él sigue saliendo mal en sus exámenes. 

Así que esta es la solución. Este polvo en una lata que hoy desprecio tanto. Es mi cumpleaños y lo vivo con amargura porque mi leche no le hace bien a Esteban y, mis pechos hinchados y adoloridos no hacen más que recordármelo. Voy al baño y con lágrimas en los ojos me extraigo la leche para terminar con el dolor. Extraer y botar.

Hoy lloro porque no volveré a ver la carita de Esteban contenta después de tomar su leche en mis brazos, no escucharé los soniditos que hace cuando termina de lactar, ni disfrutaré viendo cómo, borracho y todavía con una gota de mi leche en la cara, se rinde y se duerme extasiado con la boca abierta.


Extrañaré mucho darle teta. Extrañaré tener esta forma de decirle que lo amo y estoy aquí para él. Hoy solo puedo hacerlo abrazándolo fuerte con los ojos aguados. Y así lo haré con cientos de besos también. Que sean miles mejor para compensar. 


CONVERSACIÓN

8 comentarios:

  1. Uno de mis bebés también tuvo Alergia a la Proteína de Leche de vaca. Me sentí igual que tú, culpable porque mi leche no le hacía bien a pesar de mis esfuerzos. Pero es lo mejor para él, para que esa inflamación baje. Eres una super mamá porque tomaste una decisión por él! Siéntelo y créelo!

    ResponderEliminar
  2. Tranquila, no pasa nada. No te frustres, no llores. Tú sabes que es por el bien de tu bebé y si te dijeran que tienes que ahorcar a tu esposo para que Esteban esté bien, pues lo harías! (jajajaja). Mira, esa experiencia de verlo tomar y que termine como borrachito con la boca abierta, la vas a seguir viendo. Yo lo veo con mi bebé cada vez que termina su biberón. Sé que no es lo que querías y créeme que tampoco fue lo que quise yo. Una siente que ha fallado al no poder alimentar a su propio hijo, pero no pasa nada...el apego va a seguir porque tu maternidad no ha finalizado, seguirás siendo su mama y seguirás durmiendo con él si es lo que quieres. No estés triste, no has fallado. No eres supermamá, pero eres una mamá súper. ¡Feliz cumple!

    ResponderEliminar
  3. Que síntomas presentaba tu bebe por esa intolerancia a tu leche?

    ResponderEliminar
  4. Tranquila estuve igual que tú con mi bebe vaya que cólicos tenía eran para llorar con el, la dieta también la hice y como me dijo su pediatra el cual llegue después de pasar por 4 otros más, tu cuerpo se liberará aprox en un mes a mes y medio de las proteínas de leche que hayas consumido, y su malestar pasara al tercer mes, este bajara considerablemente, si quieres bájale el darle pero no le dejes de dar, tal cual Santiago fue lactancia mixto hasta el segundo mes y de ahí fue mejorando eso sí con biogaia que es un regulador y con lisolac y sus gotitas de gaseovet todo fue mejorando y ahora a sus 4 meses ya mama exclusivo feliz, paciencia todo pasa!

    ResponderEliminar
  5. Que penita en serio
    Pero quizá en lugar de botar la leche la puedas donar al banco de leche materna de la maternidad de Lima, yo hacía eso, y la verdad es que te da una satisfacción bastante grande.
    Fuerza que finalmente lo haces por su bien :)

    ResponderEliminar
  6. No te sientas triste!! Ánimo!! Que él esté bien debe ser tu consuelo, por otro lado puedes sentirte mejor aún si en vez de extraer y botar la leche la donas para que un bebito pueda disfrutarla :)

    ResponderEliminar
  7. Algo es cierto: todo va a pasar! Mi 2do bb tb tuvo eso y yo tb estuve a dieta de lacteos y era lo mismo, con el tiempo el organismo del bb madura y ya no te drá problemas con la proteina de leche de vaca o lo q sea, y todo se va a tranquilizar. Agradece q tu bb tiene leche q tomar, la de la lata, yo tb antes veia a la formula como si fuera el diablo, pero no lo es, es tb un alimento, y hay q agradecer, hay bbs q no toleran nada y hay otros bbs q no no tienen recursos para leche. Agradece todo, agradece q tienes a tu bb contigo, q tiene alimento, q lo puedes tener en tus brazos, q puedes ver su sonrisa, q puedes apachurrarlo y olerlo todos los dias, se q sientes q es el fin del mundo pero no lo es para nada, no llores, enfocate en todo lo bueno que tienes y ten fe en q todo va a mejorar poco a poco, y vas a ver q va a ser así. Suerte!

    ResponderEliminar
  8. Soy mama de 3, los 2 primeros no pudieron lactar porque con el primero me dio tifoidea y con el 2do pielonefritis, ambos dejaron de lactar a los 3 meses. Hoy despues de muchos años los veo y son niños sanos y felices, lo importante es el amor que les das en todo, en el cuidado, en tu compañia. Felicidades por la gran decision que tomaste porque fue por amor y tu bebe lo siente asi.

    ResponderEliminar