Querida mamá, yo estoy contigo


Estos días, se han escuchado en las noticias que como madre me afectan y  es por eso que decidí escribirte una carta a ti mamá que estas pasando por un momento difícil.

Hoy me desperté y mi esposo me hizo ver un video escalofriante. Era tu hijo en la jaula de gorila, tan pequeño y tan frágil. Lo primero que se me vino a la mente fue lo que estarás sintiendo, porque me imagino que tu corazón se ha paralizado a ver a tu tesoro, a quien amaste desde el momento que nació y posiblemente hasta mucho antes de eso.

Comencé a leer las noticias y muchos decían que tú no solamente cuidabas de tu hijo, sino que tenías a tu cargo a más niños y además, el pequeño te había comentado que quería ir cerca al gorila y tú seriamente le dijiste que "ni se le ocurra", pero ¿sabes qué? tu hijo, como todo muchachito de 5 años que no sabe medir las consecuencias lo hizo a tus espaldas y al siguiente minuto estabas parada viendo como la vida de tu hijo dependía de lo que el gorila decidía.

Luego de que todo "pasó" no pudiste estar tranquila ya que por fin tenías a tu hijo en brazos. No, tuviste que leer comentarios que juzgaban tu capacidad de ser buena madre.

Esta carta también es para otra mamá. Es para ti mamita que llevaste a tus hijos de vacaciones a Disney. ¿Sabes? Hace poco yo también estuve ahí con mi pequeña de 2 años, sí, la misma edad que tenía tu hijo.

No tienes idea como lloré al leer las noticias y saber que tu pequeño había sido arrastrado por un lagarto y que a pesar de los esfuerzos por rescatarlos, tuyos y los de tu esposo, no pudiste evitar que tu bebé, tu hermoso bebé sea arrastrado. Yo sólo puedo imaginarme la desesperación que sentiste porque no sabias que más hacer.

Mi querida mamá, siento mucho tu pérdida. Siento mucho que hayas tenido que regresar a  casa con un niño a quién tienes que enterrar. Ese no era el plan, sino que querías que tus bebés tengan el mejor recuerdo del lugar maá feliz del mundo. Pero ¿quién se iba a imaginar que esto iba a pasar justo a lado del hotel en donde te quedabas? Yo no, yo también hubiera dejado a mi hija jugar a la orilla del lago como tú.

Pero los opinólogos tenían que hablar. Comenzaron a poner en duda tu capacidad de ser madre, muchos comentaron por qué tus hijos estaban despiertos a las 9 p.m y yo les digo PORQUE ESTABAS DE VACACIONES, ¿acaso no dejamos que ellos también se olviden de los horarios y disfruten con nosotros?

Yo no he venido a juzgarte mi querida mamá, yo he venido a decirte que estoy contigo. Que entiendo que es tener un hijo que se va aunque le digas repetidas veces que debe quedarse a tu lado, que es querer que nuestros hijos disfruten de las cosas simples de la vida como chapotear en el agua sin ninguna preocupación.

Porque las madres, no deberíamos estar aquí para juzgarnos unas a otras. Sino, que deberíamos unirnos más en momentos como éstos. Porque hasta a la madre del año le hubiera podido pasar esto.
Deberíamos sentir que tu hijo, pudo haber sido mi hijo. Deberíamos llorar por las pérdidas de otras mamás. Deberíamos sentir empatía y decir "cómo estará la mamá" en vez de decir "a mí no me hubiera pasado esto porque yo no dejaría que mis hijos me desobedezcan" o "yo hubiera tenido mas cuidado y los hubiera mandado a dormir mas temprano" olvidándonos que existen circunstancias.
Querida mamá, quiero mandarte muchas fuerzas, mi consuelo y ánimo. Porque yo sé que todo lo que haces como madre esta bien, tu cada día te levantas para cuidar a tus hijos primero y sus intereses  van por encima de los tuyos.

Tu eres una excelente madre.

Con amor, te escribe.

Una mamá, como tú.