No insistas, nadie va a cuidarlo como yo


Les parece conocida esta frase? Pues va muy de la mano conmigo!
Luego de mis primeros años como mamá, 2.4 años … no es que sea muy experimentada aún, pero puedo reconocer fácilmente 3 tipos de mamás, al OJO!
La mami relax, esa que admiro! Que es fresh, no es nerviosa, se preocupa si el tema es muy complicado, actúa por instinto sin seguir lo que dicen otros …lo resuelve todo fácil porque no se hace muchas bolas.
La mami loca-psyco, al milímetro lo controla todo, tiempo, juegos, es la reina del clima y pronósticos de lluvias y topes de radiación jajajaja, la que no deja comer muchos dulces, la que si estornudó lo guarda hasta el día siguiente …
La mami mitad mitad … si … esa que NO EXISTE, la que creemos todas que somos, porque decimos que no somos muy relax pero tampoco tan locas … lo que no sabemos es que o lo somos o no, no hay medio vaso lleno o vacío y debemos tener buen juicio para poder ver en qué clasificación caemos! Yo puedo decir con orgullo que estoy dentro del segundo grupo, la mamá loca – psyco y controladora. PERO FELIZ!
Y no me arrepiento de ser como soy, mi hijito me costó, y vaya cómo costó! Siempre le tuve miedo a las clínicas y a las agujas, jamás me habían operado. Soy nerviosa, me gusta controlar la situación y odio eso que se siente cuando no sabes que va a pasar jajajaja … sí, esa soy yo! Y soy feliz.
Cuando supe que Mati venía preparé mi cuerpo caribeño para que esté lo más sano posible, dejé mis millones de dulces, comía cosas super sanas, le dije adiós a la gaseosa y fue mi mejor época en salud! Increíble no? Luego … todo eso regresó jajaja. Recuerdo que hasta salí 1 mes antes de la fecha probable de término porque quería mi tiempo con él, en la pancita, sin trabajar, viviendo al máximo mi panza, mirándola, hablándole, cantándole … y por qué no y sin mentir … SIN ZAPATOS, era Noviembre y Diciembre y le compré todas las chanclas a Condorito porque tenía miedo de tropezarme con mi panzota y lo torpe que me puse jajajaa.
Cuando Mati nació mi papá nos ayudó con una técnica a la que contrató para que nos apoye en casa, ella dormía en la habitación del bebé y el bebé … obvio conmigo! Yo despertaba, yo lo alimentaba, yo le hacía todo … cómo debe de ser! … me di cuenta que mi papá me había contratado una nana a mi jajaja, la amé! Me ayudó mucho el primer mes de mi cesárea.
Cuando tenía que regresar del trabajo no contraté un nana hasta 6 días antes de regresar porque no quería nadie que estorbe e interfiera mi tiempo de mamá exclusivamente de mi gordo, que nadie robe sus primeras miradas y sonrisas, que era todas para mí y para la familia. Para nadie más. Cuando regresé a trabajar me enfermé, de la pena tenía fiebre y regresaba, pasó como casi 1 mes así, mal de amores!
La nana que tuve estuvo bien con él, pero yo era más feliz trabajando con el monitor al lado y en un trabajo que me permitía verlo mucho más tiempo que el que otras mamitas pueden tener. Veía a veces cosas que no me cuadraban: el pañal así lo va a marcar, no ha tomado mucha agua, está sudando hay que cambiarle el polito, esa música no le gusta, la habitación está muy caliente, no le gustó la comida porque no es su hora de comer … claro, dile todo esto a una nana y te dejan al segundo, pero lo piensas ….
Y es que muchas por no decir todas pensamos que nadie va a cuidar a tu hijo como lo harías tú misma! Ni tu mamá, ni su papá, ni los abuelos, hermanos, ni el Papá … esa, la mejor persona, eres tú!
Ahora por ejemplo que ando en etapa de comienzo de nido, la cosa va bien, pero el escuchar a las misses cuando le dicen a las mamás: tu hijo no lloró, estuvo feliz, me provoca decirles MENTIRA! Si lloró un montón, y no paró hasta que llegaste, porque de la pena se cansó. Porque es gracioso que te digan que vayas a casa y que si te estás yendo y escuchas que llora no voltees y lo dejes, que es un proceso. Por qué haces caso? Si tú y nadie más que tú sabes identificar ese llanto?
Yo si escucho un llanto de desesperación y pena no me voy nada! Cada una conoce a su hijo, y sabe qué lo hace feliz y que no. Por qué escuchar a una persona que no lo conoce como tú? Sabe más? En fin …

Con todo esto, voy al punto en que nadie tratará a nuestros hijos como nosotras mismas por lo mismo que somos las que más los conocemos. Está claro que nadie lo cuidará mejor que tú. Pero ese es un tema con el que hay que lidiar porque si trabajan, como es mi caso, van a querer controlarlo todo y el cuerpo no te va a dar … tu mente en algún momento se cansará y no será sano. Es bueno querer controlar situaciones pero también dar oportunidades y dejar fluir, es un constante tira y afloje, siempre que tu sexto sentido de mamá te diga que estás en un ambiente seguro. Tu hijo crecerá pronto y con tu enseñanza y cuidados lo hará muy bien! Y veremos que el 2do o 3ro que lleguen serán mucho más fáciles y seremos menos locas porque siempre el primer hijo es tu primera experiencia … y hasta que no llegue … puedes repartir por todos lados el “no insistas, nadie va a cuidarlo como yo”.