Fashion Tips para Errores de Estilo Comunes en Mamás



Es lunes y llevas puesto ese pantalón de buzo negro, zapatillas plomas (antes eran blancas ja!), la cola de caballo y el bolso de maternidad (encima de dibujitos). Probablemente hoy tienes control con el bebé. Pero llega el martes, te toca ir al super y ni cuenta te diste que llevas puesto lo mismo. Sigue el miércoles, tienes reunión en el nido o colegio, vas a tu cita, encuentras otras mamás que casi están vestidas iguales que tú pero también hay otras que están regiazas, quizás dices mentalmente “ah, es que ella trabaja” ¿Y crees que tú no?. En fin, la semana se paso rapidísimo, llego el sábado y habías quedado en reunirte con otras mamás para que los hijos jueguen juntos, alistas el outfit de tu bebé, seguramente con lo más lindo que encontraste. Llega la hora de cambiarte y ¿qué crees que te pones? Un buzo (quizás ahora de lycra), zapatillas y cola de caballo!!! Sí, se vuelve un uniforme de toda la semana.

Y no te sientas mal, todas absolutamente todas pasamos por lo mismo. A una nos dura un poquito más que otras, todas aprendemos en el camino. Convertirse en mamá es muy bello pero a la vez puede hacernos olvidar de nuestra propia imagen, cuando ponemos primero las necesidades de otros antes que las de uno misma.

Para ser honestas, las mamás buscamos practicidad y comodidad ante todo. Para mi seria muy fácil decirte como vestir y qué comprar, pero mejor hablemos de los pequeños cambios que podemos hacer para vernos y sentirnos mejor sin mucho esfuerzo, evitando cometer los errores más comunes de estilo de las mamás:


Seguir vistiendo Ropa de Maternidad
Si ya paso más de 6 meses o un año y sigues vistiendo tu ropa de embarazada ¡tenemos un problema! La ropa de maternidad es cómoda pero no nos hace ningún favor si ya paso mucho tiempo después del post parto. Visualmente no te ayuda y emocionalmente tampoco. Es mejor comprar ropa de nuestra nueva talla y forma cuerpo. Una solución bella y practica, son los tops o vestidos envolventes y cardigans con caída.




Usar las mismas zapatillas todos los días
Y aunque es super cómodo llevarlas, las zapatillas se han hecho para hacer deporte no para tu día a día, a menos que sean los modelos de sneackers urbanas, pero si tienes las que son para correr, para eso son, para ¡CORRER!. Mejor opta por ballerinas, flats de color, botas bajas o zapatos con plataforma bajita.




Hacerte una Cola de Caballo everyday
Y aunque las mamás por lo menos tenemos un día en el que no nos peinamos o al menos 2 días sin bañarnos jaja, si es cierto y no me digas que no!. Usar una cola de caballo todos los días no nos favorece. Mejor usemos: un moñito bajo, trenzas, una cola al costado o inclusive esos moños de ballet super altos. Podemos también usar clips o accesorios para darle un giro distinto.




Llevar el brasier equivocado
Seamos honestas, si lactaste o no, debemos aceptar que nuestro busto paso por mucho durante el embarazo y después de él. Muchas aumentamos de talla, otras nos creció mucho el diafragma y nunca bajo …ggrrr!. Y si aún así ya dejaste de lactar, volver a tu talla anterior es un error, es mejor midas nuevamente tu busto para saber tu copa y el contorno para saber la talla, te sorprenderá darte cuenta que no eres la misma talla anterior.



No usar accesorios
Los accesorios son nuestros aliados. No usarlos es un grave error. Se que con bebes optamos por no usar collares o aretes, si, te puedes quedar sin orejas en el intento ja!! Sin embargo, no son los únicos que necesitamos. Podemos optar por collares aptos para bebes, aquellos que pueden morder y jugar con ellos. Lentes de sol, son perfectos para ocultar ojeras y ojos cansados, ademas de protegernos del sol. Las bufandas, también agregan valor a nuestro look y si las usamos sueltas en forma vertical nos ayudan a estilizar nuestra figura.




¿Agregarían algún otro que han podido superar en el camino?