7 bullets de mi vida: 7 meses mamá





  1. Hemos entrado a la segunda mitad del primer año. Mucita ya no es una bebé que come, duerme, pichi y caca. Ahora también vomita (broma). Mucita sonríe, interactúa, baila (rebota) cuando le cantas, le da palmazos a la mesa cuando se emociona (y cabezazos cuando estornuda), sabe que la vas a cargar y te extiende los brazos y curva su espalda (como queriéndose sentar). A veces dice “mamamamama” (aunque sospecho que no sabe qué significa y odia con pasión el coso para absorber mocos.
  2. La pasamos a su propio cuarto. Vaya ansiedad de separación – la mía. Esto fue hace un par de meses y ya he aprendido que no debo pararme con el primer grito, a veces está soñando, otras veces se queda dormida sola y no me necesita. NO ME NECESITA. Pero otras veces sí y ahí estoy yo o papá al rescate para consolarla o para decirle buenos días por la mañana.
  3. Empezamos a reemplazar una toma de teta por fórmula. Vaya malestar – el mío. Sentía que me defraudaba, que no cumplía alguna promesa que nunca me hice. Pero me convencí que no tenía nada de malo, que a la larga me ayudaría a mí, a recobrar mi tiempo (y cuerpo) de a pocos. Inmediatamente pensé que era una decisión egoísta. Luego me dije “YA CARACHO” y dejé de darle tantas vueltas y me repetí: no tiene nada de malo. Ese día en la guardería me dijeron que tomó la fórmula feliz.
  4. Hemos empezado a probar sólidos. #TeCuento que en esto también todos tienen una opinión. La tarea: escuchar, filtrar, desechar, hacer-lo-que-sientas-mejor. Si está triturado, o licuado, si es fruta o verdura primero, si es hecha en casa o de pote, si es orgánico o no… es.mi.business. Mi esposo confía; Mucita prueba, hace mueca, y aprueba.
  5. Credo:
    Creo en la Lavadora Todopoderosa,
    limpiadora de mocos y cacas.
    Creo en el detergente,
    mi único amigo y salvador.
    Creo en la secadora, el suavizante de ropa, los baberos desechables y el maletín “por si llueve” – Amén
  6. Habiendo empezado sólidos, también sufrimos nuestra primera escaldadura. Al parecer están relacionados. Nuevamente, opiniones MONTÓN. Al final, la multitud está de acuerdo: potito seco, corazón contento (sea con pañitos húmedos o agua y algodón; sea con talco, crema de zinc, maicena, o loquesea).
  7. Y la pregunta del millón: ¿Y YA DUERME DE CORRIDO?