No puedo evitar sentirme culpable



Siempre he sabido que quería tener mas de un bebé. La idea de ser hermanos me encanta, porque diariamente tienes un compañero de aventuras.
Yo tengo un hermano y una hermana y si bien es cierto nuestra relación de niños no fue perfecta, siempre hubo amor y hoy son mis mejores amigos y siguen siendo mis compinches para actividades divertidas.
Es por eso que quería que Naya tenga un hermano o hermana. Sin embargo, los últimos meses de embarazada comencé a sentirme triste y culpable. Naya ya no iba a ser mi única hija y mi atención y amor no sólo iba a ser para ella.
Recuerdo claramente cuando se me rompió la fuente y me estaba alistando para ir al hospital. No pude evitar llorar en el proceso porque eran posiblemente las últimas horas en las que sería madre de una y mi pequeña ya no tendría a su mamá exclusivamente para ella.
Ese sentimiento continúa conmigo. Estos meses siguen llenos de retos al criar a dos nenas y no puedo evitar sentirme culpable de no tener tiempo para sentarme a abrazar a mi Naya cuando vemos un programa en la TV. O si ella necesita ayuda con algo, no puedo hacerlo inmediatamente porque muchas veces estoy con Nicolette y puedo ver el rostro de Naya ponerse triste o se pone caprichosa porque me necesita.
Mi chiquitita Nicolette necesita muchísima mas atención en este momento y no puedo evitar sentir culpa. Naya ha estado haciendo muchas cosas solas estos días y si, le enseña a ayudar en casa, pero en otras circunstancias no la motivaria a hacerlo sola, sino con mi ayuda.
Como me encantaría poder multiplicarme y sentir mucha energía para que cuando Nicolette esté durmiendo yo pueda saltar y jugar con Naya. Sin embargo, no es así, solo quiero descansar o comer o terminar de hacer cosas en casa antes de volverme a sentarme a dar de tomar a mi bebé.
Han pasado casi 4 meses y mi corazón aún se entristece. No quiero sentir que he cometido un error porque amo muchísimo a Nicolette y no me imagino mi vida sin su sonrisa, su pequeño cuerpecito y su olor a bebé.
¿Alguien más se ha sentido así a la llegada de su segundo bebé? Me encantaría ser super mamá pero estoy tan lejos de serlo.

¿Que pasará si algún día decidimos tener un tercer hijo? Aunque honestamente, con dos tengo una vida bastante agotada, no me imagino lo que sería y en estos momentos, ni tengo ganas de tener otro bebé.... veremos en un par de años si llego a cambiar de opinión.