¡Mi hijo rechina los dientes!



Una noche mientras dormía escuchaba un rechinido, no era como el de una puerta al abrirse, era como si sus dientes fueran a romperse… Me preocupé bastante y me acerque a mi esposo para ver si el sonido venia de él…¡nada! Me asusté cuando entendí que la otra opción que quedaba era mi hijo.

¿Porqué rechina así? ¿Esta ajustando mucho la mandíbula? ¿Si se malogra los dientes y sus muelitas? ¿Lo despierto? ¿Será normal? ¿Qué tanta presión debe de estar haciendo para despertarme con el sonido?

¿Cómo una persona tan chiquita podría hacer sonar sus dientes como grande? Algunas personas me dijeron que probablemente tenga parásitos (que es muy normal en niños que van al nido) lo llevé al doctor y me dieron unas gotas para darle pero pasaba el tiempo y seguía escuchando ese terrible sonido que salía entre sus pequeños dientecitos.

¿Qué es bruxismo?

El bruxismo es el acto o hábito (consciente o inconscientemente) de rechinar los dientes y es más común de lo que creemos en la infancia (mayormente en niños entre 4 y 6 años).

Hay dos tipos de bruxismos: El céntrico (en el que se aprietan los dientes) y el excéntrico (que consiste en rechinar los dientes de tanto apretarlos y mover la mandíbula) Esto se puede dar ya sea de día o de noche y como lo dije antes consciente o inconscientemente. Aunque en el caso de mi hijo es sólo por las noches.

A eso se le llama bruxismo nocturno y es el más común de todos ya que es la contracción de los músculos de masticación, en pocas palabras, frotan los dientes unos contra otros.

Una de las cosas que más preocupa a los padres es la creencia que se le van a romper los dientes. No va a pasar, sin embargo, si no se soluciona, podría haber un desgaste de las piezas dentales como por ejemplo, el esmalte y hasta afectar la dentina y tener problemas en las encías.

¿Qué es lo que ocasiona esto?

Esto aparece con la dentición y es un proceso fisiológico natural, el cual, normalmente suele desaparecer cuando aparecen las muelas e incisivos permanentes, es por eso que sólo se debería llevar a tratamiento si el niño presentará dolor de cabeza y oídos o inflamación en la mandíbula.

Otra causa es el factor psicológico, como la llegada de un hermanito, cambio de nido, mudanza, cambio de nana, separación de los padres o alguna situación que resulte estresante para el niño. Es entonces que el bruxismo aparece como una forma de liberar tensión acumulada.
En caso sea un factor físico puede deberse a una probable mala posición de los dientes al momento de cerrar la mandíbula y eso tendría que confirmarlo un odontólogo especialista en niños.

Algunos tips para aliviar el bruxismo:

  1. Evita que tu niño tenga conductas parafuncionales (en cristiano, significa, morder lápices, uñas u objetos.)
  2. Cambia todo el ambiente antes de hacerlo dormir. Disminuye la actividad física y mental (trata de que no vea tele o este con la Tablet antes de dormir).
  3. Tiene que acostarse lo más relajado posible, que tome un baño de agua caliente, baja las luces, cuéntale un cuento…
  4. Yo siempre digo que es mejor pecar de neurótica y siempre consultar con un doctor por si las moscas… Sólo el te dirá si su situación es grave o no. En este caso sería ir con un odontólogo especialista en niños.
  5. Existe una placa que impide que se produzca una lesión. Sería bueno consultar si tu hijo la necesita o no.